Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Mario Errazu, tras su salida de Olimpo: “No existen proyectos en los clubes”

Es el único técnico de los equipos que participan en Primera y Segunda que fue reemplazado. Dice que aún no extraña. Está en desacuerdo con la forma de disputa. Y habló de la problemática de los padres.

El técnico habló de varios temas. Fotos: archivo-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   La Partner gris cargada a tope de paquetes descansa por un ratito. Su conductor, Mario Errazu, se detiene para hablar de básquetbol, su pasión, la que mantiene cuando le toca dirigir o, como ahora, que es un entrenador desocupado, después que la dirigencia de Olimpo decidiera reemplazarlo para este 2022 en las tres categorías que dirigía: U17, U19 y Primera.

   —¿Te imaginabas a esta altura ya estar con la cabeza ocupada con el básquet?

   —Me imaginaba desesperado, haciendo cosas nuevas para poder levantar al equipo y salir del lugar que estaba.

   —¿Te sorprendió la decisión dirigencial?

   —Un poco sí, porque ningún equipo cambió y quien lo haga seguramente será al final del torneo. Creo que, más allá de ocupar el último lugar, estábamos a un punto de tres equipos, a dos de cuatro y con mucha diferencia a favor con rivales que teníamos cerca. Perdimos cinco partidos en la última pelota... Creo que no era tan malo lo que hicimos. Pero ahora ya pienso en otra cosa.

   —Este calendario que corta el torneo a final del año, ¿complica a los entrenadores?

   —Si estuviera viviendo del básquet estaría preocupadísimo, pero gracias a Dios no es mi caso. Esto del cambio de calendario no suma absolutamente nada y genera problemas con chicos que quieren cambiar de equipo, entrenadores... De las peores experiencias que se hayan hecho en Bahía Blanca. No somos un lugar de básquet profesional. Hay que preocuparse por jugar dos veces por semana. Antes la ciudad se caracterizaba por jugar y cada vez se juega menos. Me parece que no estamos dando pasos hacia adelante.

   —¿Qué cambiarías básicamente?

   —Volvería a la esencia de jugar dos veces por semana, con el calendario acompañando al año. Hay cosas para mejorar, también en el básquet menor. La parte grave de la pandemia se terminó. Hay que adaptarse a lo que teníamos antes y lo que producía tener chicos en selecciones argentinas. Hasta hace dos años estábamos muy bien. La pandemia afectó mucho, pero creo que hay que sacarse la modorra de jugar y entrenar poco. Bahía tiene que seguir apuntando hacia arriba.

   —¿Te generó algún cambio como entrenador tener otro trabajo al margen del básquet?

   —Poco, porque soy muy obsesivo del básquet y en este trabajo que tengo no necesito pensar, por lo que mi cabeza está siempre con el básquet. Sí me da la tranquilidad de poder elegir un buen lugar para trabajar.

   —¿Tuviste alguna propuesta desde que te desvinculaste de Olimpo?

   —No, ninguna.

   —¿Te inquieta?

   —La verdad que todavía no me doy cuenta, ni tengo ansiedad.

   —No lo extrañás.

   —No por ahora. Iré a ver básquet y a charlar con amigos entrenadores, como siempre, y hacer cosas por el Centro de Entrenadores.

   —Tu intención durante mucho tiempo fue tener al básquet como modo de vida. A los 54 años, ¿ya te resignaste?

   —Desde el momento que tuve familia me cambió el pensamiento. Si tenía una posibilidad mejor de la que me ofreciera el básquet iba a tomarla. Es más, desde que tomé esa opción, hace unos seis años, resigné un poquito la posibilidad de vivir del básquet. Mis hijos ya están casi por recibirse y eso me da mucha más libertad. Lo que pasa que, económicamente, hoy lo único claro es irte del país y cobrar en dólares. Después, es más difícil que valoren la carrera como entrenador en un Federal o Liga Argentina.

Las novedades en Primera y Segunda

   —¿No estar dirigiendo te genera dudas del valor o respeto que uno transmite como entrenador? ¿Cómo se vive el proceso de estar sin equipo?

   —En esta última experiencia me sentí muy valorado por el resto de los entrenadores. Creo que está mucho más complicado el tema de los padres, las presiones, los que quieren irse a mitad de año porque no juegan o pretenden que echen al entrenador...

   —¿Notás que esta problemática se fue incrementando a través de los años?

   —Sí. Lo he visto en otros clubes y, también, durante mi última experiencia. Es difícil de llevar.

   —Es decir, el entrenador responde a los dirigentes y a los padres, más allá de la línea de trabajo que pretenda desarrollar.

   —Creo que ya no hay dirigentes en los clubes. La mayoría son padres de chicos que juegan, por eso,  es casi imposible dejar contentos a todos. No existen proyectos en los clubes. Creo que en Olimpo había hecho un orden, jugamos la final de dos categorías, pero no alcanzó a cubrir los objetivos. Entonces, imaginate dónde está la vara...

   —Siempre fuiste frontal, de no callarte. ¿Ante esta realidad te pusiste más político o mantenés la línea y eso en algún punto puede perjudicarte?

   —La verdad que no tuve ni una sola discusión con un padre o un dirigente. Acepté la decisión que tomó la dirigencia. No me quejo ni me arrepiento. Existe una carencia dirigencial muy grande, sobre todo en el básquet, y con una extremada dependencia de las decisiones del fútbol. En consecuencia, se reducen las posibilidades de progresar.

Iñaki Errazu también dejaría Olimpo.

 

   —¿Cómo fue dirigir a tu hijo?

   —Lindo. Un poquito complicado en la última etapa del torneo, porque consiguió un trabajo y salía tarde, lo cual lo hizo bajar físicamente. Pero me encanta como juega Iñaki, es fuerte, un tirador confiable, nos llevamos muy bien y creo que aportó mucho en los partidos que ganamos y en los que estuvimos cerca de ganar.

   —¿Vas a ir a verlo?

   —Y, no sé. Porque es posible que no juegue, ya que quiere dedicarse de lleno a terminar la carrera, cosa que siempre apoyé. Después, si jugaba o no al básquet era un tema que decía únicamente él.

   ¿Olimpo se quedará sin los dos Errazu...?

Puede interesarte

   * "Siento culpa y vergüenza, no sé cómo voy a hacer el día que me toque volver a dirigir", confesó Lucas Paulete

   * Franco Ruesga, la felicidad de una carrera en un camino con muchos obstáculos

   * El ingeniero nuclear bahiense que, en Bélgica, encontró la fórmula para disfrutar del básquetbol

   * Pipa Gutiérrez, uno de los refuerzos de Pepe Sánchez para Bahía Basket y el Dow Center

   * El primer bahiense campeón de Liga dio la vuelta ante Olimpo, su club, y hoy es médico terapista en Gonzales Chaves

   * Turcato, después de una noche inolvidable: "No es la idea que me copien ni ser ejemplo como jugador"

   * Germain: "Somos el único club que en vez de pagarle le cobramos a los jugadores"

   * Laura Cors y el método Bahía Basket: "La bronca o el enojo no sirve"

   * El básquetbol los une y, también, los separa a los hermanos Larrasolo

   * Ferrari-Iglesias-Privitello, ese triángulo y dos que sigue apostando a defender la familia

   * Hernán Jasen: "Sufro más sentado afuera que estando adentro de la cancha"

   * "Hoy me daría vergüenza dirigir un equipo así, con esas características", admitió Juanqui Alonso

   * Néstor García y su conmovedor recuerdo de las últimas palabras de su papá

   * De aquel 5 que jugaba al fútbol en Tiro Federal, a este piloto de Midget y árbitro de básquet

   * El básquetbol, un bien de familia para los hermanos Germán y Lucas Andrés

   * Coco Bruni: "Lloré muchas veces por el básquet"

   * La profe de El Nacional: "Siempre existió respeto por mi puesto y por ser mujer"

   * Raúl Chaves: "Al deportista en un Juego Olímpico le aflora el amateurismo, creo que se humaniza"

   * Roberto Ojunián, creció al lado de las figuras y hasta le ganó al campeón del Mundo

   * El récord de Fefo Facetti parece imposible que alguien pueda superarlo

   * La noche que Bahía aplaudió, de pie, al visitante que se consagró campeón en el Casanova

   * Víctor Lacerenza, el bahiense elegido para conducir el básquetbol marplatense

   * Emanuel Sánchez: "Largamente el árbitro superó al jugador"

   * Juan Andrés García: "Me he amigado demasiado con la soledad"

   * Guillermo Faure, el hombre que siempre estuvo al lado de Yuyo y Manu Ginóbili

   * Schernenco, un apellido que se multiplica en las canchas bahienses

   * "Soñaremos eternamente con la revancha de Lito, Beto y Polo..."

   * Federico Harina y Fabricio Piccinini, unidos por el amor de una misma mujer

   * La despedida de Javier Sánchez: "Ya no siento lo que sentía dirigiendo básquet"

   * "El Mili es como el lado B de Ginóbili", dijo el cineasta que filmó un corto con el exbasquetbolista de Estrella

   * Sebastián Giannino sorprendió con su retiro: "Fui feliz dirigiendo"

   * Lucas Marín: "La inconsciencia me ayudó en toda mi carrera"

   Viviana Albizu: "A veces me pregunto por qué..."

   * Germán Beder, aquel pibito de Pacífico que cumplió el sueño al lado de Manu, Scola y Chapu, entre otros

   * El mejor torneo de la historia del básquetbol bahiense: Alem campeón y 20 extranjeros

   Tiene 72 años y la llave del club para ir a tirar al aro

   Fefo Ruiz, una noche mágica en el Tomás y los secretos del goleador

   * Leandro Bolmaro, en exclusivo con "La Nueva": "Todavía no caigo, no lo puedo creer"

   * El llanto desconsolado de Marcelo Allende y su desahogo después de pasarla mal

   * Aquel equipazo de Bahía que tuvo un sorpresivo final en Punta Alta

   * Alejandro Ramallo, recuerdos e historias detrás de los 918 partidos

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para aplaudir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

   * Revolución cubana en el Casanova, con un uruguayo y un estadounidense defendiendo a Bahía