Vínculos

La visita de John Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe Sánchez

10/6/2020 | 06:30 |

En 1981 el DT de Temple estuvo dictando una clínica y en 1995 descubrió al base que tantas alegrías le dio. 

John Chaney estuvo en junio de 1981 en Bahía. Después fue el DT de Pepe en Temple.

 

Por Fernando Rodríguez / @rodriguezefe

 

   Filadelfia y Bahía Blanca mantuvieron un fuerte vínculo desde la década del '80 por intermedio de Jorge Severini, quien se radicó allá por el año 72 en la ciudad estadounidense.

   Hacía un poco de todo: era corresponsal de la revista Encestando, agente de jugadores y hasta llegó a llenar el cine Don Bosco con la proyección de partidos de la NBA.

   Acercaba a un mundo del básquetbol que en ese momento era muy lejano.

Jorge Severini

 

   Fue, entre otras cosas, el responsable de concretar la visita a nuestra ciudad del calificado entrenador John Chaney, quien vino desde Temple a dictar una clínica hace 39 años, del 8 al 14 de junio.

   Por entonces, Pepe Sánchez tenía apenas 4 años.

   Pasaron 13 años y en el verano de 1994, Severini, en una de sus visitas a Bahía, recibió a los inseparables Pepe Sánchez y José Luis Pisani, quienes pidieron hablar con él para interiorizarse del mundo universitario estadounidense.

José Luis Pisani y Juan Ignacio Sánchez.

 

   En la cabecita “loca” del curioso PP ya daba vueltas su intención de emigrar, aunque estaba dando los primeros pasos en la Liga.

   “Fuimos a la peluquería de Humberto, el papá de mi amigo Rómulo, en la calle Irigoyen. Estuve en la charla con Pepe y con Jorge quedamos en que Pepe le daba un video para que se lo lleve a Estados Unidos y se lo muestre a Chaney”, recordó Jose.

   En medio pasaron las Fiestas, Jose se fue a Monte Hermoso y Pepe volvió a Roca, donde estaba jugando su primera temporada liguera.

Rómulo Severini y Pepe.

 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Un día llegué a la casa de Rómulo, en Monte, y estaba Jorge”, contó Jose, quien no se olvida del mal momento que pasó.

   “Me dijo: ‘la verdad que no fue de buen gusto lo que hicieron; estuvimos una tarde charlando con tu amigo que quiere jugar en la Universidad, me prometió un video y no me lo dio’. La verdad, se me cayó la cara de vergüenza”, reconoció el DT que actualmente trabaja en Bahía Basket.

José Luis Pisani

 

   Con la limitación propia de las comunicaciones de entonces, Jose no tenía otra opción que llamar a Pepe por teléfono fijo, claro. ¡Pero no lo encontraba! Y tenía que resolver el problema. 

   “Me tomé una combi a Bahía y en mi casa de La Falda tenía el casette donde había grabado un partido televisado entre Roca y Valle Inferior, en el que Pepe había jugado bárbaro. Armé una encomienda y se la di a Jorge, que a los pocos días volvió a Estados Unidos”, contó.

Pepe, seguido por Fabián López.

 

   Cuando a Chaney le llegó el video y vio jugar al 5 de Roca no le daban las manos para llamarlo por teléfono y mostrarle su interés.

   “Ese partido fue en Viedma, con aristas caóticas para nosotros”, recordó el técnico Pablo Coleffi.

   “Previo al viaje, Lucius Davis, la figura del equipo, quería viajar con la señora en el colectivo, algo a lo que yo no accedí. Lucius se enojó -relató Pocha- y los dirigentes quedaron entre la espada y la pared. Entonces, pusieron un coche particular y llevaron a la esposa, siguiendo al micro”.

Lucius Davis.

 

   El resultado fue completamente diferente al que imaginaba Pocha.

   “El viajó con mala cara y yo pensé que ese día iba a jugar mal, pero la rompió toda. Fue la figura del partido y el segundo MVP fue Pepe, que la descosió ingresando como base suplente, detrás de (Leopoldo) Ruiz Moreno”, resaltó.

Pablo Coleffi y su asistente Fabián De Angelis.

 

   El zurdito, en su primera experiencia profesional, ya mostraba su talento.

   “Lo de Pepe fue descomunal. A los 18 años -aseguró Coleffi- tenía una madurez que le permitía jugar como si estuviera en los cadetes de Bahiense. Enfrentó a bases ya consagrados y les jugaba de igual a igual, inclusive, a veces los superaba. En muchas oportunidades jugábamos con doble base y era un show: Pepe con su pase profundo y Ruiz Moreno corriendo hacían estragos. Fue el equipo sensación de la Liga esa temporada”.

Chaney con Pepe.

 

   Poco después, Chaney pudo empezar a disfrutar a quien se convertiría en una de las principales figuras en la historia de la Universidad de Temple. ¿Quién era? Aquel pibe que vio por primera vez en ese video que, por poco, no quedó guardado en un cajón...

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias