Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

El primer bahiense campeón dio la vuelta ante Olimpo, su club, y hoy es médico terapista en Gonzales Chaves

Se cumplen 35 años del bicampeonato de Ferro, cuando cerró la serie 3-1 en el Norberto Tomás.

Sergio Lasdica recordó aquella experiencia impensada.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

 

   ¿Sabrán en Adolfo Gonzales Chaves el logro que tiene como deportista el jefe de terapia Intensiva del Hospital Anita Elicagaray? Es más, ¿cuántos conocen en nuestra ciudad quién fue el primer bahiense campeón de Liga Nacional y su historia tan particular detrás de ese título?

   “Tengo la imagen de una vez que en Olimpo jugaron Ferro, con Terry y Berry, y el Obras de Cadillac, Raffaelli, Perazzo y todos esos monstruos. Yo estaba en la tribuna y me pregunté, con 15 años, cómo sería jugar con ellos. Y con el tiempo, sin buscarlo, lo encontré, solo porque mi departamento estaba a dos cuadras de Ferro y quería seguir entrenando”, rememoró Sergio Lasdica.

   La noche del 17 de diciembre de 1986, en el Norberto Tomás, el por entonces juvenil estuvo invadido de sensaciones que hoy las tiene muy presentes, a pesar de los 35 años transcurridos.

   Ferro llegó a Bahía con la serie final 1-1 ante Olimpo, tras ganar el primero en el Etchart (86-84) y luego de perder el segundo (93-89). Necesitaba dos victorias para lograr el bicampeonato.

   Y aquel pibe que había dado sus primeros pasos en cancha de 9 de Julio y después jugó desde Premini a Primera en Olimpo, se encontró con la posibilidad de ser campeón de Liga Nacional, aunque enfrentando al club de toda la vida, con todo lo que eso le generaba.

   “Fue algo muy especial. Sabía que ganar un título me marcaría para siempre en lo deportivo, pero como hincha de Olimpo también me hubiera gustado que fuera campeón”, reconoció Lasdica, de 54 años.

   El tercer partido quedó para el verde, 92-91, en suplementario. Y hubo una jugada puntual a favor del aurinegro en la que Sergio tuvo que contenerse.

   “El Loco Montenegro volcó una pelota de espaldas, contra Carl Amos, y sentí ganas de sacarme la camiseta y rebolearla”, confesó.

   El miércoles 17, Ferro finalmente logró cortar las redes del Tomás.

   “Soy consciente de que fui el primer bahiense campeón de la Liga Nacional, aunque comparado con los monstruos que hubo en la ciudad no soy nadie; pero bueno, estoy en la estadística y me siento privilegiado, je, je”, reconoció.

   El equipo de Caballito tenía un verdadero equipazo: Miguel Cortijo, Gabriel Darrás, Javier Maretto, Michael Schlegel, Orlando Fabián Tourn, Luis González, Diego Maggi y Carl Amos, entre los mayores.

Ferro 1986. Parados, Maggi, Coissón, Luis González, Schlegel, Amos y Tourn. Abajo, Maretto, Lasdica, Riccardi, Cortijo y Darrás.

 

   Sergio debutó el 11 de mayo cuando el técnico Luis Martínez lo mandó a la cancha frente a Morón, y su segunda participación fue ante San Andrés.

   “Creo haber caído en el lugar justo y en el momento indicado, porque había muy buen equipo de juveniles y me tocaba alternar en Primera. Pero nunca había sido mi objetivo vivir del básquet. Para mí fue tirar un cable a tierra, por la intensidad que generaba el estudio. No fue fácil, porque en más de una vez me fui a cursar con la almohada puesta”, admitió.

   Por entonces, cursaba medicina en la Universidad de El Salvador.

   “En ese último viaje a Bahía estaba por rendir el examen final para pasar de año. Me acuerdo que lo preparé en el colectivo y mientras concentrábamos, en el ACA de Villa Bordeu”, puntualizó.

   “Hoy en día el título es un dato de color. Creo que el gran logro -admitió- fue haber podido estudiar y, a la vez, desarrollar una actividad deportiva, la cual me sigue gustando”.

   Después de seis años de carrera, Sergio regresó a la ciudad, donde hizo la residencia en Terapia Intensiva y, mientras estaba en clínica médica, tuvo un paciente que aún recuerda.

   “Se llamaba Sergio Pazos, había jugado en Argentino y le prometí que si se recuperaba –tenía linfoma- le regalaba la camiseta de Ferro campeón. Recién me creyó cuando cumplí con lo prometido. Nunca me arrepentí de esa decisión”, contó Sergio.

   Y tampoco, Sergio, seguramente se arrepentirá de haber golpeado la puerta de Ferro y preguntar si podía entrar para ir a jugar...

Maggi deja en el piso a Tim Ruff. El resto: Amos (9), Scolari (15), Darrás (10), Allende (10), Esteban Pérez (14) y Schlegel (5).

 

   La síntesis del último partido:

   Olimpo (77): Eric Boyd (7), Marcelo Allende (9), Esteban Pérez (26), Hernán Montenegro (13), Tim Ruff (10), fi; Rubén Ariel Scolari (8), Juan Carlos Merlini (2) y Claudio Grippo (2). DT: Daniel Allende. No ingresaron Juan Martín López, Juan Manuel Gallego, Marcelo Banco y Rubén Adrián Scolari.

   Ferro (84): Miguel Cortijo (22), Gabriel Darrás (16), Michael Schlegel (18), Diego Maggi (12), Carl Amos (8), fi: Javier Maretto (6), Luis González y Orlando Fabián Tourn (2). DT: Luis Martínez. No ingresaron Gerardo Riccardi, Pablo Guasp, Guillermo Coissón y Sergio Lasdica.

   Primer tiempo: Olimpo, 33-46.

   Árbitros: Eduardo Alagastino y Carlos Etchart.