Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Christian Germain: “Somos el único club que en vez de pagarles a los jugadores les cobramos”

Hombre de raíces en Olimpo, se vinculó circunstancialmente a La Falda, donde viene tratando de encauzar la actividad.

Germain aceptó el desafío y lleva tres años vinculado a La Falda. Fotos: Pablo Presti-La Nueva.


Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   La Falda estaba en una encrucijada: transformaba su cancha de básquetbol para alquilarla y que jugaran al fútbol o continuaba con la principal actividad deportiva del club.

   Sus dirigentes habían dado un paso al costado. Mientras, Christian Germain llevaba a Felipe (de 12 años, su hijo mayor), que seguía los pasos de sus amigos.

   “Me ofrecí a dar una mano, aceptaron y empecé en 2019”, recuerda.

   Lo curioso es que sus raíces son de Olimpo, donde, incluso, había sido convocado para sumarse a un grupo de ex jugadores que permanecieron un tiempo trabajando con el básquet.

   “Estaban los Grippo, el Colo (Altieri), Rodrigo Gómez y otros. Me invitaron a participar, aunque no pude dedicarle tiempo. Después ellos pasaron a la comisión directiva y yo me desvinculé totalmente”, reconoció.

   Su papá, Raúl, fue dirigente varios años, junto con Rodolfo Gómez.

   —¿Te considerás de Olimpo?

   —Y... Digamos que ahí aprendí todo, pero si tengo que elegir un club, más allá de que llevo los colores guardados, hoy, como siempre, me identifico con el lugar donde estoy.

   Christian era un saltarín, de buena mano, que llegó a ser jugador de selección bahiense, aunque dejó Olimpo a los 20 años.

   “Durante tres años Lito (Fruet) me fue a buscar al negocio, hasta que el último acepté y me sumé a Independiente. Jugué cuatro años más”, repasa.

   Actualmente trabaja codo a codo con Darío Polito, otro fiel colaborador. Y en el staff técnico, además de Ignacio Elorriaga, Fernando Alvarez y Sergio Conti, este año se sumó Juan Miguel Vigna, aquel base, zurdo, uno de los talentosos que dio ela ciudad.

   “Lo de Miguel fue extraño y divertido -cuenta-. Tenemos un grupo de ex olimpienses, un día faltaba un técnico, pregunté si conocían alguno para llamar y Mariano Grippo me lo sugirió. Yo no sabía que él estaba haciendo el curso. Le gustó la idea y aceptó”.

   —También podría ocupar ficha de jugador, je.

   —Lo estuvimos charlando, el problema es el entrenamiento. Está escaso de tiempo. Tiene un nene jugando en Napostá y fue papá por tercera vez. Pero aporta mucho conocimiento y tiene total libertad para trabajar, como el resto de los entrenadores.

   —¿Con qué realidad te encontraste en La Falda?

   —Cuando entré tenían entre 3 y 4 meses de deuda de presupuesto mensual. Hoy estamos mucho mejor, actualizamos las camisetas, mejoramos la luminaria... Lo que pasa que, para como veníamos, la pandemia nos desaceleró.

   —¿La falta de espacio es lo que más los limita para el crecimiento?

   —La posibilidad es ampliarse construyendo una cancha alternativa de dimensiones más chicas a la oficial, y el lugar es donde están las bochas, pero no nos permiten avanzar.

   —¿Cuántos chicos tienen?

   —Hoy son aproximadamente 90, estamos sobrepasados y no tenemos lugar. Y nos faltan tres categorías: U15, U17 y U19. Este año probamos jugadores, vinieron 40 y quedaron 16, con la idea que entrenen todos juntos y jueguen en Sub 23 y Segunda. Para que eso se concrete, había que cubrir el costo del entrenador y el preparador físico. El resto lo afrontábamos nosotros. Lo que no queríamos era sacar plata de los menores para bancar a los mayores.

   —¿Y?

   —Armamos los dos equipos. Y entre los que quedaban y los pocos que se incorporaron y no sabían jugar, le propuse a Miguel, como estaba empezando a dirigir, conformar una categoría no competitiva y que jugaran entre ellos. Somos el único club de Bahía que, en vez de pagarles a los jugadores de Segunda les cobramos.

   —¿Literalmente?

   —Es así. El único que no paga es Seba Ranieri, porque es profe de escuelita.

   —¡Qué curioso!

   —Es que me encontré sin plata y con la obligación de jugar. 

Sebastián Ranieri es el único que no paga por jugar.

 

   —¿Aceptaron las condiciones los que se fueron sumando?

   —Sí. Están jugando y si no pagan, no juegan. Es que no tenemos otra forma de mantenerlo. No estamos de acuerdo con que sea obligatorio tener que presentar un equipo de Segunda, pero entendemos que, de lo contrario, no habría muchos equipos participando. De todas maneras, nuestra base es que somos formadores de personas dentro del ámbito deportivo.

   —¿Te considerás de los dirigentes de paso que están acompañando a sus hijos o te ves siguiendo este camino?

   —Creo que todos tenemos que permanecer un período prudencial, porque entiendo que si te quedás, todo se va enlenteciendo y se van haciendo las cosas únicamente como le gusta a una persona. Por eso, mi idea es estar tres o cuatro años y, paralelamente, ir armando un equipo para rotar.

   —Es difícil en un club chico y sin mucha gente. ¿Lo estás logrando?

   —Estoy en pleno proceso. No voy a estar mucho tiempo más como dirigente de La Falda.

   —Tu papá actualmente es presidente del Yate Club Monte Hermoso. ¿El liderazgo lo heredaste?

   —Nosotros estamos acostumbrados a llevar adelante organizaciones (desde lo empresarial) y a ordenar, a tener procedimiento de trabajo y metas. El manejo económico también es importante. En el club sistematizamos todo lo que es cuotas, pagos de proveedores y profes, prácticamente no tocamos dinero. Así, también lo hacemos más transparente y controlable.

   El valor de encontrar entusiastas como Christian Germain, no hace más que movilizar a un club que vive su realidad, similar a la de varios y diferente a la de otros del básquetbol local.

   En definitiva, la prioridad es darle espacio a los chicos, educarlos, enseñarles y, en este caso, mantener en la ciudad otra cancha abierta.

Puede interesarte

   * Laura Cors y el método Bahía Basket: "La bronca o el enojo no sirve"

   * El básquetbol los une y, también, los separa a los hermanos Larrasolo

   * Ferrari-Iglesias-Privitello, ese triángulo y dos que sigue apostando a defender la familia

   * Hernán Jasen: "Sufro más sentado afuera que estando adentro de la cancha"

   * "Hoy me daría vergüenza dirigir un equipo así, con esas características", admitió Juanqui Alonso

   * Néstor García y su conmovedor recuerdo de las últimas palabras de su papá

   * De aquel 5 que jugaba al fútbol en Tiro Federal, a este piloto de Midget y árbitro de básquet

   * El básquetbol, un bien de familia para los hermanos Germán y Lucas Andrés

   * Coco Bruni: "Lloré muchas veces por el básquet"

   * La profe de El Nacional: "Siempre existió respeto por mi puesto y por ser mujer"

   * Raúl Chaves: "Al deportista en un Juego Olímpico le aflora el amateurismo, creo que se humaniza"

   * Roberto Ojunián, creció al lado de las figuras y hasta le ganó al campeón del Mundo

   * El récord de Fefo Facetti parece imposible que alguien pueda superarlo

   * La noche que Bahía aplaudió, de pie, al visitante que se consagró campeón en el Casanova

   * Víctor Lacerenza, el bahiense elegido para conducir el básquetbol marplatense

   * Emanuel Sánchez: "Largamente el árbitro superó al jugador"

   * Juan Andrés García: "Me he amigado demasiado con la soledad"

   * Guillermo Faure, el hombre que siempre estuvo al lado de Yuyo y Manu Ginóbili

   * Schernenco, un apellido que se multiplica en las canchas bahienses

   * "Soñaremos eternamente con la revancha de Lito, Beto y Polo..."

   * Federico Harina y Fabricio Piccinini, unidos por el amor de una misma mujer

   * La despedida de Javier Sánchez: "Ya no siento lo que sentía dirigiendo básquet"

   * "El Mili es como el lado B de Ginóbili", dijo el cineasta que filmó un corto con el exbasquetbolista de Estrella

   * Sebastián Giannino sorprendió con su retiro: "Fui feliz dirigiendo"

   * Lucas Marín: "La inconsciencia me ayudó en toda mi carrera"

   * De Lizaso: "No hay día que no piense en Lito o Beto; la verdad, los extraño"

   Viviana Albizu: "A veces me pregunto por qué..."

   * Germán Beder, aquel pibito de Pacífico que cumplió el sueño al lado de Manu, Scola y Chapu, entre otros

   * El mejor torneo de la historia del básquetbol bahiense: Alem campeón y 20 extranjeros

   * Iriburo y los entrenadores: "No existimos como entidad"

   Tiene 72 años y la llave del club para ir a tirar al aro

   Fefo Ruiz, una noche mágica en el Tomás y los secretos del goleador

   * Leandro Bolmaro, en exclusivo con "La Nueva": "Todavía no caigo, no lo puedo creer"

   * El llanto desconsolado de Marcelo Allende y su desahogo después de pasarla mal

   * Aquel equipazo de Bahía que tuvo un sorpresivo final en Punta Alta

   * Alejandro Ramallo, recuerdos e historias detrás de los 918 partidos

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para aplaudir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La furia del clima derrumbó a Estrella y su gente volvió a ponerlo de pie

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

   * Revolución cubana en el Casanova, con un uruguayo y un estadounidense defendiendo a Bahía