Historias

El básquetbol, un bien de familia para los hermanos Germán y Lucas Andrés

11/9/2021 | 06:30 |

Transitaron el mismo camino hasta que el menor se vinculó al arbitraje. El mayor no piensa nada más que en jugar. En su regreso a Bahía, debutó con la camiseta de Pacífico.

Germán y Lucas o, el jugador y el árbitro. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

   Los hermanos Andrés, con sus cuatro años de diferencia (Germán tiene 29 y Lucas 25) eran parte del decorado de Pueyrredón. Pasaban las horas ahí, a la vuelta de su casa, picando la pelota, jugando, compartiendo, disfrutando del club y amigos.

   Cuando el mayor era Infantil, se despegaron y fueron a Villa Mitre, del cual Germán y su papá Claudio son fanáticos.

   El tiempo consolidó en el juego a Germán y, tras su paso por el Federal, volvió a Bahía para reforzar a Pacífico, donde debutó el jueves, anotando 17 puntos, en la victoria ante Olimpo, 79 a 77.

   Lucas, por su parte, a los 15 años optó por dejar de jugar, para dedicarse al arbitraje, siendo actualmente uno de los que pita hasta en Primera.

   —¿Coincidieron alguna vez como jugador y árbitro?

   Germán: —Nunca. No me llegó a dirigir, tal vez me tique durante estos tres meses que voy a estar acá.

   —¿Te gustaría?

   —Me sería indistinto.

   —Lucas, ¿te gustaría dirigirlo?

   —Lo conozco bien, le sé las mañas, todo...

   —Germán, ¿qué pensaste cuando Lucas decidió ser árbitro?

   —Está en cada uno. Lo eligió, ya dirige Primera y hasta estuvo en Provinciales. Se está haciendo una carrera. 

   —Lucas, ¿no renovaste para dirigir como árbitro Provincial?

   —Es así. Me bajé por varios motivos, incluso de desgaste.

   —¿Tenés otra actividad?

   —Hice un curso de peluquería y tengo ganas de hacerme camino en el rubro. Pero estoy conforme dirigiendo el torneo local.

   —Entiendo que querés consolidarte, pero sin ser prioridad el arbitraje.

   —Así es.

   —De todos modos, ¿vas notando la evolución?

   —Sí, es partido a partido.

   —Se te ve callado, tranquilo. ¿Te perjudica para arbitrar?

   —Soy tranquilo, pero...

   Germán: —Las veces que lo vi dirigir, impone respeto. No deja que lo pasen por arriba. Afuera de la cancha sí es medio tranquilo y yo soy bastante más caradura que él, pero adentro tiene su personalidad.

   —¿Lo aconsejás?

   —Lo vi pocas veces y nunca dirigir Primera.

   —El árbitro siempre es blanco de reclamos. ¿Te incomoda cuando te hablan de tu hermano el árbitro?

   —Tengo amigos que me dicen “che, tu hermano me cobró esto o lo otro, que hdp”, pero él puede equivocarse igual que yo como jugador. No pasa nada.

   —Lucas, ¿hay alguna categoría más difícil de arbitrar que otra?

   —A mayor nivel, obviamente juegan mejor, se entiende más el juego y tocás mucho menos. Trabajamos mucho en menores, a veces con chicos nuevos, a quienes se les habla, se le explica el sentido de pertenencia del Colegio.

   —¿A veces, en menores, es más difícil el entorno que el propio juego?

   —Puede ser, pero siempre hay que tratar de hablar y concientizar.

   —¿Qué te motiva para ser arbitro?

   —Me gusta mucho el deporte. Y es lindo poder ser parte, crecer, aprender, sentir la adrenalina de un partido. Además, en el Colegio me hice de amigos.

   —¿Te cuesta olvidarte cuando no tuviste un buen partido?

   —Trato de no detenerme en eso; sí pienso en qué me equivoqué y aprender para que no vuelva a pasar.

   —¿Qué es lo más reconfortante para el árbitro?

   —Soy muy autocrítico. A veces el partido sale bien y te vas contento, y otras que no. Es como le pasa al jugador.

   —Germán, ¿tuviste problemas con los árbitros?

   —No. Por ahí se te puede escapar alguna palabra, pero son seres humanos y se equivocan como nosotros. Nos conocemos todos. Inclusive, a veces algunos vienen a casa, por él.

   —Lucas, ¿te favorece la altura?

   —Sí, se puede dirigir con mayor perspectiva y al tener piernas largas me favorece para correr. El último estirón lo pegué a los 18 años, después me arrepentí de haber dejado de jugar, je. 

   —Germán, ¿a vos cuánto te perjudica la altura?

   —Mido 1m80 y me hubiera gustado tener unos centímetros más, pero me las rebusco, soy un poco bicho, rápido, ágil; no me perjudica.

   —¿Jugando el Federal la altura te limitó más en defensa o en ataque?

   —Más en defensa. En ataque cuando me enfrento con uno más grande desequilibro con velocidad. 

   —¿El tiro lo trabajaste por necesidad?

   —Antes era base y desde hace cuatro años me pusieron de tirador. Venía intentando soltarme un poco más para el tiro, Andrés (Iannamico) me definió como jugador revulsivo y me quedó. Y cuando ya me tenían como un dos tirador fui perfeccionando el tiro y buscando otras alternativas. Igual, si me necesitan de base puedo hacerlo.

   —¿Qué te dejaron estas experiencias en el Federal?

   —Está muy bueno, conocés otra gente, diferentes culturas. Hay mucha diferencia entre Corrientes o Entre Ríos con Bahía. Allá la gente es mucho más amena, acá somos más distantes. Tengo amigos por todos lados.

   —¿Te quedó algo pendiente con Villa Mitre o Pueyrredón?

   —Sí. Ser campeón con Villa Mitre. Me acuerdo la final que perdimos con Bahiense. Y la espina más grande fue lo que pasó en el Federal con Huracán de San Justo. Ese año estábamos muy bien y muy entusiasmados. Me quedó la duda de qué hubiera pasado.

Recorrido

   Germán jugó en Pueyrredón, Villa Mitre, San Lorenzo y Pacífico. Afuera de la ciudad, en Atlético Saladas de Corrientes y BH de Gualeguay.

   —¿Nunca pensaste, como tu hermano, en dejar de jugar?

   —En ningún momento se me cruzó por la cabeza. Es más, cuando volví a Pueyrredón fue como que inicié mi carrera en Primera. Después de descender y de volver a subir, ya a mitad de año arranqué el profesionalismo jugando el Federal en Villa Mitre.

   —¿El básquetbol es tu carrera?

   —Durante la pandemia, al caerse una opción a último momento de un equipo del Federal, tuve que buscar un trabajo y entré en una mueblería hasta hace un mes, pero yo soy basquetbolista.

   —¿El parate te hizo replantear algo respecto de tu futuro?

   —Ojalá que pueda explotar, pero sé que casi con 30 años, jugando es difícil salvarme económicamente. Sé que en algún momento se puede terminar y tendré que buscar otra actividad, pero no miro a futuro, vivo el día a día y hoy soy feliz jugando al básquet. Sé que puedo dar el salto a la Liga Argentina, tengo muchas ganas y estoy trabajando para eso. Antes de la pandemia en Gualeguay estábamos bárbaro, segundos y muy entusiasmados; la pandemia nos afectó. Una pena.

   Los hermanos Andrés volvieron a las canchas en Bahía. ¿Se cruzarán en alguna?

También puede interesarte

   * "El Flaco tiene una semana más para poder secuestrar al Pollo Morán"

   * "El DT que estuvo entrenando para jugar en Segunda"

   * Coco Bruni: "Lloré muchas veces por el básquet"

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   * Sorpresivo corte de Franco Pennacchiotti

   * La profe de El Nacional: "Siempre existió respeto por mi puesto y por ser mujer"

   * "Promete" y cumple el profe bahiense Cristian Lambrecht

   * Josefina Torruella: "Me quedaría a vivir acá, porque para un deportista esto es Disney"

   * Los hinchas de Villa Mitre que aprendieron a combinar la pasión con la razón

   * En el cuarto entrenamiento, Lichi De Tomasi sintió algo inexplicable

   * Federico Harina, quebrado, pero de pie

   * Raúl Chaves: "Al deportista en un Juego Olímpico le aflora el amateurismo, creo que se humaniza"

   * Villa Mitre, el festejo inaugural ante Olimpo, y el deseo de volver al José Martínez

   * Beto Cabrera, Richotti, Néstor García, Espil y Montenegro juntos, ¿alguien más?

   * Algo que parecía imposible: Argentina le ganó a Estados Unidos, 74 a 70

   * Roberto Ojunián, creció al lado de las figuras y hasta le ganó al campeón del Mundo

   * El récord de Fefo Facetti parece imposible que alguien pueda superarlo

   * Visita inesperada y cargada de emotividad en Alem: "¿Sos Cirilo García?"

   * "Hay muchos entrenadores en Bahía que necesitan salir de esa burbuja en busca de otras opciones"

   * Iván Ludueña: "Será una experiencia que no voy a olvidarme en mi vida"

   * Cristian Lambrecht se despidió de Bahía y en su equipaje lleva mucho más que un sueño olímpico

   * El bahiense que vive en Phoenix y estuvo en el estadio alentando a Campazzo

   * "No la estoy pasando bien", reconoció el entrenador Andrés Iannamico

   * Lucas Faggiano, 13 horas de vuelo y muchas preguntas a las que le encontró respuestas

   * La noche que Bahía aplaudió, de pie, al visitante que se consagró campeón en el Casanova

   * Víctor Lacerenza, el bahiense elegido para conducir el básquetbol marplatense

   * Emanuel Sánchez: "Largamente el árbitro superó al jugador"

   * Martín Fernández, el mendocino que se enamoró de Bahía... Basket

   * Juan Andrés García: "Me he amigado demasiado con la soledad"

   * Guillermo Faure, el hombre que siempre estuvo al lado de Yuyo y Manu Ginóbili

   * Schernenco, un apellido que se multiplica en las canchas bahienses

   * "Soñaremos eternamente con la revancha de Lito, Beto y Polo..."

   * Federico Harina y Fabricio Piccinini, unidos por el amor de una misma mujer

   * La despedida de Javier Sánchez: "Ya no siento lo que sentía dirigiendo básquet"

   * "El Mili es como el lado B de Ginóbili", dijo el cineasta que filmó un corto con el exbasquetbolista de Estrella

   * "Preocuparse por las decisiones que no son de uno es perder el tiempo", opinó Sepó Ginóbili

   * Sebastián Giannino sorprendió con su retiro: "Fui feliz dirigiendo"

   * Lucas Marín: "La inconsciencia me ayudó en toda mi carrera"

   * De Lizaso: "No hay día que no piense en Lito o Beto; la verdad, los extraño"

   * "Vuelvo con el plus de haber vivido una situación diferente", reconoció Rodrigo Gerhardt

   Viviana Albizu: "A veces me pregunto por qué..."

   * Germán Beder, aquel pibito de Pacífico que cumplió el sueño al lado de Manu, Scola y Chapu, entre otros

   * Claro y sin vueltas: "Siempre aporté mi tiro y mi caradurez", admitió Federico Elías

   * El mejor torneo de la historia del básquetbol bahiense: Alem campeón y 20 extranjeros

   * "Averigüé si pueden secuestrar al Pollo Morán, pero es imposible", dijo Fernando Lliteras

   * Iriburo y los entrenadores: "No existimos como entidad"

   Tiene 72 años y la llave del club para ir a tirar al aro

   Fefo Ruiz, una noche mágica en el Tomás y los secretos del goleador

   * Leandro Bolmaro, en exclusivo con "La Nueva": "Todavía no caigo, no lo puedo creer"

   * El llanto desconsolado de Marcelo Allende y su desahogo después de pasarla mal

   * Aquel equipazo de Bahía que tuvo un sorpresivo final en Punta Alta

   * Alejandro Ramallo, recuerdos e historias detrás de los 918 partidos

   * Pepe Sánchez eligió un camino que no estaba señalizado

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para aplaudir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Sepo Ginóbili, la paternidad a los 48 años, lo que le exigen en Instituto y la forma de dirigir que se viene

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Carlitos Spaccesi dejó la puerta abierta

   * El costado solidario de Nicolás Paletta viene acompañado de una buena base

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * Alberto Pedro Cabrera, mucho más que el nombre de una Avenida

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * Nació en Italia, creció en Bahía y el básquetbol le abrió las puertas de España

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ugolini, el mensajero de Villa Mitre, hoy siente alivio por la decisión que tomó

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * El sorpresivo regreso de Pepe Sánchez al básquetbol local

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La furia del clima derrumbó a Estrella y su gente volvió a ponerlo de pie

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

   * Revolución cubana en el Casanova, con un uruguayo y un estadounidense defendiendo a Bahía

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias