Liga Argentina

Iván Ludueña: “Será una experiencia que no voy a olvidarme en mi vida”

15/6/2021 | 06:00 |

El bahiense estuvo como entrenador jefe de Deportivo Viedma durante la subsede de Lanús y hoy (a las 18) dirigirá el clásico ante Atenas. Está reemplazando a Guillermo Bogliacino, recuperándose de COVID.

Iván Ludueña viene dirigiendo a Deportivo Viedma y hoy juegan el clásico. Fotos: @DepoViedmaOK y noticiasnet

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

   Iván Ludueña estaba en tercer año de la carrera de Educación Física y, al mismo tiempo, era asistente en la Primera de Pacífico cuando recibió el llamado del entrenador José Luis Pisani, convocándolo para que integrara el cuerpo técnico de Deportivo Viedma, en la Liga Argentina.

   No dudó la respuesta. Hoy, a menos de tres años de aquella decisión, tuvo la experiencia de ser entrenador jefe de los rionegrinos durante la subsede en Lanús (ganaron tres de los cuatro juegos) y esta noche dirigirá su primer clásico ante Atenas de Patagones.

   “Cuando supe que tenía que dirigir al equipo, empecé a preparar la cabeza y a entender que era una oportunidad para ayudar a Guille (Bogliacino, el DT, recuperándose de COVID) y, también, para mostrarme”, le contó Iván, a La Nueva.

   Hay otros tres bahienses como asistentes en la categoría: Mauro Richotti (Villa Mitre), Franco Cuchetti (Salta Basket) y Javier Larrasolo (Atenas de Patagones). Justamente hoy Viedma cruzará el río para jugar en Patagones, uno de los partidos reprogramados.

   —¿Con el clásico le vas a sumar otro condimento a esta experiencia?

   —El clásico con Atenas es muy especial. En lo personal, será una experiencia que no voy a olvidarme en mi vida. Me ha tocado vivir Pacífico-9 de Julio en Bahía, que es picante, pero estoy tranquilo. Necesito estar tranquilo, porque tengo que tomar decisiones. Y el clásico debemos afrontarlo así, porque es un partido diferente, más allá de la posición que ocupe cada uno.

   —¿Esta experiencia personal acelera el proceso en cuanto a expectativas de poder dirigir a un equipo?

  —No. Soy consciente de mi rol. Sí me ayudó a entender qué vive Guille desde adentro y, a futuro, tratar de comprender más en qué puedo ayudarlo. Después, mi rol es ser asistente, más allá que lo vivido en estos últimos partidos en Lanús me genera expectativas y confianza para poder seguir aprendiendo y trabajando día a día. Pero no pretendo acelerar los tiempos. Me quedan muchas cosas por aprender. El tiempo me dirá. Tengo 26 años y el camino es largo.

   —¿Estás dispuesto a armar el bolso para hacer la vida nómade del entrenador profesional?

   —Cuando vine estaba en tercer año de Educación Física y decidí dejar la carrera por esto. Me tocó estar en el plantel de Pacífico que ascendió, lo hablé con Martín Luis, quien junto a Carlos Spaccesi son mis padres basquetbolísticos. Y Martín me dijo: “Yo sé lo que vos querés”. Mi idea era estudiar, pero, básicamente, involucrarme como entrenador en el profesionalismo. Y no dudé cuando me habló Jose. Sentí que era dar un paso adelante. Hoy es lo que elegí y sé que depende de mí.

Iván, junto a Bogliacino, a quien está reemplazando.

 

   —Me imagino que al momento de la noticia que ibas a dirigir al equipo empezaste a cargar con eso de ser el primero detrás de la línea.

   —Claro, también que era el equipo puntero, y tenía que prepararme para eso. ¡Mirá si chocaba la Ferrari! Je. Y, a la vez, no desviarme del camino que quiere el técnico para el equipo, porque uno es el asistente.

   —El asistente siempre es el nexo entre el entrenador y los jugadores.

   —El jugador, generalmente, tiene más confianza para hablar con el asistente que con el entrenador. Y el entrenador está contratado para tomar decisiones. Me tocó cerrar en la última pelota con Rivadavia y con Lanús, es decir, tomar decisiones, algo a lo cual uno no está acostumbrado.

   —Como asistente uno más bien sugiere.

   —Totalmente. Me di cuenta ahora que el técnico vive el partido a flor de piel; es desgastante. El asistente tiene la cabeza más fría.

   —Bueno, de eso se trata, ¿no?

   —Exacto. Para algo estamos. Pero ahora, al entender los dos roles, tengo que buscar el equilibrio para no desviarme: no perder la cabeza y tratar de tomar decisiones. Por suerte estuve con el segundo asistente (Sebastián Falcón), con quien compartimos y me ayudó mucho.

   —Pasan las fechas y siguen punteros. ¿Crece la ansiedad?

   —Todos entendemos qué queremos y eso ayuda mucho en el día a día.

   —¿Qué quieren? ¿El ascenso?

   —Nunca lo dijimos, ni se tocó el tema. Salimos a la cancha y queremos ganar. Nuestro objetivo era volver a trabajar. Hoy estamos punteros por juego Y por méritos nuestros, pero no pensábamos estar en este lugar. A todos nos gusta ganar, pero hay grandes equipos como Lanús, Villa Mitre… Estamos bien. Y los plazos se acortan.

   —¿Cómo se adaptó Juan Marini?

   —Se adaptó bien. Lo conozco desde que jugaba en escuelita y siempre tuvo una personalidad distinta a los demás, siendo líder, compitiendo al máximo, sabiendo el rol que le toca cumplir, y eso le facilitó su ingreso al plantel; sumado a que hay varios chicos jóvenes, ya es uno más.

Capponi, Marini, Levy y Thygesen.

 

   —¿Y Jamaal (Levy)?

   —Tiene tanta experiencia que, al principio, no lográs descifrarlo. Cuando transcurre el tiempo te das cuenta todo lo que sabe, en todo lo que ayuda, tapando huecos, liderando, hablando con los juveniles, opinando y asumiendo los errores. Esto, sumado a que es una excelente persona, hace el trabajo mucho más fácil.

   Esta tarde, Jamaal será la voz de la experiencia dentro de la cancha, mientras que Iván intentará sumar desde afuera.

También puede interesarte

   * Cristian Lambrecht se despidió de Bahía y en su equipaje lleva mucho más que un sueño olímpico

   * El bahiense que vive en Phoenix y estuvo en el estadio alentando a Campazzo

   * "No la estoy pasando bien", reconoció el entrenador Andrés Iannamico

   * Lucas Faggiano, 13 horas de vuelo y muchas preguntas a las que le encontró respuestas

   * La noche que Bahía aplaudió, de pie, al visitante que se consagró campeón en el Casanova

   * Víctor Lacerenza, el bahiense elegido para conducir el básquetbol marplatense

   * Emanuel Sánchez: "Largamente el árbitro superó al jugador"

   * Martín Fernández, el mendocino que se enamoró de Bahía... Basket

   * Juan Andrés García: "Me he amigado demasiado con la soledad"

   * Guillermo Faure, el hombre que siempre estuvo al lado de Yuyo y Manu Ginóbili

   * Schernenco, un apellido que se multiplica en las canchas bahienses

   * "Soñaremos eternamente con la revancha de Lito, Beto y Polo..."

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   * Federico Harina y Fabricio Piccinini, unidos por el amor de una misma mujer

   * La despedida de Javier Sánchez: "Ya no siento lo que sentía dirigiendo básquet"

   * "El Mili es como el lado B de Ginóbili", dijo el cineasta que filmó un corto con el exbasquetbolista de Estrella

   * "Preocuparse por las decisiones que no son de uno es perder el tiempo", opinó Sepó Ginóbili

   * Sebastián Giannino sorprendió con su retiro: "Fui feliz dirigiendo"

   * Lucas Marín: "La inconsciencia me ayudó en toda mi carrera"

   * De Lizaso: "No hay día que no piense en Lito o Beto; la verdad, los extraño"

   * "Vuelvo con el plus de haber vivido una situación diferente", reconoció Rodrigo Gerhardt

   Viviana Albizu: "A veces me pregunto por qué..."

   * Germán Beder, aquel pibito de Pacífico que cumplió el sueño al lado de Manu, Scola y Chapu, entre otros

   * Claro y sin vueltas: "Siempre aporté mi tiro y mi caradurez", admitió Federico Elías

   * El mejor torneo de la historia del básquetbol bahiense: Alem campeón y 20 extranjeros

   * "Averigüé si pueden secuestrar al Pollo Morán, pero es imposible", dijo Fernando Lliteras

   * Iriburo y los entrenadores: "No existimos como entidad"

   Tiene 72 años y la llave del club para ir a tirar al aro

   Fefo Ruiz, una noche mágica en el Tomás y los secretos del goleador

   * Leandro Bolmaro, en exclusivo con "La Nueva": "Todavía no caigo, no lo puedo creer"

   * El llanto desconsolado de Marcelo Allende y su desahogo después de pasarla mal

   * Aquel equipazo de Bahía que tuvo un sorpresivo final en Punta Alta

   * Alejandro Ramallo, recuerdos e historias detrás de los 918 partidos

   * Pepe Sánchez eligió un camino que no estaba señalizado

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para apludir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Sepo Ginóbili, la paternidad a los 48 años, lo que le exigen en Instituto y la forma de dirigir que se viene

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Carlitos Spaccesi dejó la puerta abierta

   * El costado solidario de Nicolás Paletta viene acompañado de una buena base

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * Alberto Pedro Cabrera, mucho más que el nombre de una Avenida

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * Nació en Italia, creció en Bahía y el básquetbol le abrió las puertas de España

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ugolini, el mensajero de Villa Mitre, hoy siente alivio por la decisión que tomó

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * El triunfo de la selección bahiense que dio la vuelta al mundo

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * El sorpresivo regreso de Pepe Sánchez al básquetbol local

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La furia del clima derrumbó a Estrella y su gente volvió a ponerlo de pie

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

   * Revolución cubana en el Casanova, con un uruguayo y un estadounidense defendiendo a Bahía

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias