Argentina presente

Pepe Sánchez eligió un camino que no estaba señalizado y llegó primero

31/10/2020 | 06:30 |

Se cumplen hoy 20 años de su debut en la NBA, con la camiseta de los Sixers.

El primer argentino en llegar a la NBA, con la 4 de los Sixers. Fotos: archivo-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   El rubio de melena que dio sus primeros pasos en El Nacional emigró con 12 años a Bahiense del Norte porque en su club no había preinfantiles. Ahí, en la cortada Drago, Pepe Sánchez dejó sus recuerdos más allá del título de premini en 1986.

   “Era bastante complicado de chico; primero porque todavía no había aprendido los números y explicarle a quién tenía que defenderse se tornaba un tanto difícultoso. Segundo, había que atarle los cordones en medio del partido, porque no sabía cómo y, tercero, teníamos que explicarle que debía pasarla, porque la picaba tan bien que iba para todos lados con la pelota”, recordó Federico Susbielles, uno de los jóvenes referentes de esa época del celeste.

   A los 15 años debutó en Primera, por decisión de la dupla técnica Gabriel Colamarino-Ignacio Ferhmin que, contra la voluntad de Carlos, el padre, lo hicieron saltar a la cancha contra Villa Mitre. 

   En el día a día, su sana rivalidad interna con Manu Ginóbili lo hizo crecer. Se medían permanentemente.

Campeón Provincial. Pepe, en el medio, levantando la copa con la selección de Bahía de cadetes, en  el Tomás.

 

   El pibe del barrio La Falda fue alimentando la competitividad y se potenció con una convocatoria de Alejandro “Paquito” Alvarez para una selección de juveniles, cuando todavía era cadete.

   “Me hizo sentir su confianza para que arranque”, destacó Pepe.

   Inclusive, quedó en la selección de Provincia.

   “No me daba”, admitió. Aunque después, en el mismo torneo de su categoría, lo eligieron mejor jugador. Eran señales.

   Tres años más tarde se lo llevó a Roca el entrenador Pablo Coleffi, quien tenía como asistente a otro bahiense: Fabián De Angelis, con quien vivía Pepe.

   Debutó en la Liga Nacional, estuvo una temporada, durante el receso volvió fugazmente al torneo local para jugar nuevamente por Bahiense y recaló en Estudiantes de nuestra ciudad, disputando otra Liga; su cabeza, a esta altura, estaba en Estados Unidos.

   Por eso, la tentación de los primeros sueldos, el reconocimiento público y los cambios que generaba el salto deportivo de un chico no le provocó alguna disyuntiva. Sabía bien lo que quería. 

   Un video que José Luis Pisani tenía grabado con un partido de Pepe jugando para Roca le llegó a manos del técnico John Chaney y resultó determinante para que el zurdo se convierta en el base y referente de la Universidad de Temple.

Con la camiseta de Temple.

 

   Ahí permaneció cuatro años, lejos de pasar inadvertido y, sin haber sido drafteado fue MVP de la Big 5 de Filadelfia, premiado como el mejor jugador de la Atlantic 10 Conference e integrante del Salón de la Fama de la División.

   Además, se recibió en licenciado en historia. Completito.

   Los números de Pepe en Temple: 116 partidos, con promedios de 36,1 minutos por juego, 8,5 puntos, 5,9 asistencias, 4,8 rebotes y 3,1 recuperos.

   En la misma ciudad, los Philadelphia 76ers. fueron testigos directos de su desarrollo y le abrieron las puertas.

   Así, la noche del 31 de octubre, cuando comenzaba la temporada 2000-2001 de la NBA, mientras en la Argentina las luces enfocaban a Rubén Wolkowyski esperando su debut con Seattle Supersonics ante Vancouver Grizzlies, pocos sabían la noticia que, en el Hotel Plaza de Nueva York, le habían dado Pepe Sánchez.

   “Me llamó por teléfono Billy King –general manager- y me dijo ‘te vas a cambiar’”, recordó.

   Casi desde las sombras el 4 apareció vestido como jugador en el Madison Square Garden, compartiendo equipo con Allen Iverson y Tony Kukoc, entre otros.

   El partido fue televisado por ESPN y cada paneo de la cámara lo único que se pretendía ver desde acá era, al menos, al bahiense sentado en el banco.

   Una vez ratificada su presencia ahí, las posibilidades de verlo debutar y convertirse en el primer argentino en jugar oficialmente en la NBA aumentaban, en la medida que los Sixers estiraban la diferencia ante los Knicks.

   Los minutos corrían y la ansiedad crecía. La rotativa de “La Nueva” aguardaba esa noticia para ponerse en marcha.

   El reloj marcaba las 0.28 del 1 de noviembre cuando llegó el anuncio del relator, restando 3m04 para el cierre del partido y con los Sixers venciendo 96 a 69.

   “Debutará el primer argentino; Pepe Sánchez le ganará por unos minutos al Colorado Rubén Wolkowyski, que estará jugando con Seattle”, adelantó el relator, mientras  Pepe reemplazaba a Aaron McKie.

   Cuando regresó la imagen a la cancha, tras mostrar al público, apareció el 4 en la base, distribuyendo el juego. ¡Qué alegría! ¡Cuántos recuerdos juntos en una misma imagen!

   “Muchos años de trabajo que vinieron desde Bahía Blanca, en la Argentina, después de pasar cuatro años de esfuerzo con Temple hasta llegar aquí. Pepe Sánchez le dedica su primera actuación en la Liga a su abuela Mimí, a sus padres y a sus hermanos: Juanqui, Fefo y Ana”, puntualizó la voz de ESPN.

¡Cómo olvidarla! Pepe pasó gran parte de su niñez jugando en el garage de la casa de la abuela Mimí.
Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 

   Otro hito del básquetbol que volvía a posicionar a Bahía Blanca a nivel internacional.

   “Ahí está Pepe Sánchez, que se quedó aquí para ganarse un lugar en vez de ir al básquetbol europeo, donde se le ofreció más dinero”, destacó el locutor.

   En esos 3m04 inolvidables, Pepe no lanzó y le dio dos asistencias a Todd MacCulloch, colaborando para el triunfo, por 101 a 72.

   Fue el primero de los 38 partidos que completaría en su carrera: 24 con Philadelphia, cinco con Atlanta y nueve con Detroit.

En familia y a la distancia. Así siguieron Juanqui, Fefo, Ana, Carlos y Lorna el debut de Pepe.

 

   “Realmente me siento emocionadísimo. Fueron los tres minutos más importantes de su vida”, resaltó Carlos, su papá, poco después de entender que su hijo había interpretado a la perfección el mensaje que le transmitieron con su mujer.

   “Siempre le insistimos en que podía hacer deporte, pero que primero tenía que estudiar. Muchas veces los chicos utilizan el deporte como excusa y cuando se termina no les queda nada”, analizó Lorna.

   Ese día, como padres, ellos también se sintieron "NBA", el destino al que Pepe llegó sin perseguirlo.

También puede interesarte

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para apludir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Sepo Ginóbili, la paternidad a los 48 años, lo que le exigen en Instituto y la forma de dirigir que se viene

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Carlitos Spaccesi dejó la puerta abierta

   * El costado solidario de Nicolás Paletta viene acompañado de una buena base

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * Alberto Pedro Cabrera, mucho más que el nombre de una Avenida

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * Nació en Italia, creció en Bahía y el básquetbol le abrió las puertas de España

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ugolini, el mensajero de Villa Mitre, hoy siente alivio por la decisión que tomó

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * El triunfo de la selección bahiense que dio la vuelta al mundo

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * El sorpresivo regreso de Pepe Sánchez al básquetbol local

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La furia del clima derrumbó a Estrella y su gente volvió a ponerlo de pie

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias