Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

“No se nos puede escapar el ascenso”, aseguró Cristian Miguel, de Sportivo Bahiense

El experimentado, de 26 años, enumeró, según su visión, los rivales más duros. Ganaron 17 de 18 partidos de fase regular y tienen un solo objetivo: "No hay plan B", reconoció.

Cristian Miguel asume la responsabilidad que le toca. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   Cristian se disculpa que no puede responder. Está trabajando. Es el día después del final de la fase regular, en la que Sportivo Bahiense confirmó lo que se presumía, quedándose con el número 1 en el torneo de Segunda del básquetbol local.

   “Ahora sí”, avisa. Está dispuesto a charlar y analizar el presente individual y colectivo.

   Lleva dos años trabajando en la refinería Bahía Blanca.

   Ingresó cuando lo llamó Sportivo. Y en ese momento se le abrieron dos frentes diferentes, aunque los asumió con el mismo compromiso.

   —¿Empezar a trabajar inclinó la balanza para asentarte definitivamente en Bahía?

   —Sí, tal cual. Cuando se me dio sabía que no podía volver a jugar profesionalmente.

   —¿En qué te cambió la cabeza?

   —Sabía que tarde o temprano tendría que conseguir un trabajo, se me presentó la oportunidad antes de lo esperado y acepté. A medida que pasan los años se hace más difícil.

   —¿En ese momento ya habías arreglado para jugar en Sportivo?

   —Terminé de jugar con Pacífico, entré a trabajar y surgió lo de Sportivo. No sabía cómo sería el ritmo de trabajo, con horarios rotativos. Entonces, para no perder continuidad, acepté la propuesta de jugar en Segunda porque podía ser más tranquilo, pero no fue así, je, je; es bastante fuerte el torneo.

   —Claro, cuando Sportivo te sumó se convirtió automáticamente en candidato. ¿Estabas preparado para el desafío laboral y deportivo al mismo tiempo?

   —Ellos me contrataron porque querían el ascenso y yo en cada club que jugué fui por todo. Soy muy competitivo, nunca me relajo. No me sale.

   —¿Por todo esto, tiene que ser el año de ascenso de Sportivo?

   —Sí, sí. Sentimos que es el año y no se nos puede escapar el ascenso. Lo tenemos en la cabeza desde hace más de dos años y estamos todos con muchas ganas. Ya no vemos la hora de concretarlo.

   —¿Cómo lo viven internamente?

   —¿Es un peso, no terminan de relajarse, los invaden los miedos o pueden disfrutar este camino en busca de un único objetivo?

   —Y... Eso que enumerás vos creo que depende de la cabeza de cada uno. Hay varios jugadores de Sportivo que ya saben lo que es jugar estas instancias y, en mi caso, lo tengo más que claro. Hay que estar tranquilos.

   —El último partido (victoria ante Argentino, 88 a 86, en suplementario), no estábamos tranquilos y empezamos a contagiarnos unos de otros. Ahí es donde empiezan los problemas. Pero estamos bien para lo que viene.

   —Ganaron 17 partidos de 18. ¿Cuánto puede influir esa estadística en los playoffs?

   —No hay que confiarse por eso. Todo cambia. Repetís rival, te conocés con los rivales y hay más estudio, por más que, en nuestro caso, le ganamos a casi todos los dos partidos (única derrota ante El Nacional, 79 a 69).

   —¿Dónde marcaron la mayor diferencia?

   —Cuando estuvimos completos fuimos un equipo largo, como ningún otro. Jugamos muy bien en equipo y funcionamos como grupo, dentro y fuera de la cancha. Eso es más importante que las individualidades.

   —San Lorenzo fue 2, Comercial 3, Velocidad 4 y Argentino 5. ¿En qué orden los posicionarías vos haciendo una lista de rivales más complicados para ustedes?

   —Primero pondría a San Lorenzo; segundo a Argentino y Velocidad.

   —¿Y Comercial?

   —Después de esos. Es mi forma de ver. Quizá pueda equivocarme.

   —¿Qué tienen por mejorar?

   —No sé si hay algo puntual. No debemos distraernos, porque en esta instancia te lo hacen pagar. Somos sólidos en defensa y en ataque sabemos bien a qué jugar y con quién.

   —A propósito, ¿cómo es jugar de compañero con tu hermano Emanuel?

   —Y... Jugamos de memoria. Nos conocemos mucho y nos sentimos muy seguros jugando juntos. Él mejoró muchísimo, le dieron confianza, lo que le faltaba para dar el salto.

Emanuel, su hermano, no es un compañero más.

 

   —¿Crece la ansiedad ahora que terminó la fase regular?

   —En mi caso, por el trabajo, logro desconectarme del básquet.

   —¿Y la gente?

   —Está muy contenta. Es un club de barrio, no falta nunca nada...

   —¿Te planteas volver a jugar en Primera, más allá del final con Sportivo, o pretendés establecerte como jugador de Segunda?

   —Ya lo tengo pensado y no me molestaría volver a Primera. Los dos torneos no tienen mucha diferencia en cuanto a exigencia del día a día.

   —El plan A en Sportivo es ascender; ¿no hay plan B?

   —No hay plan B. Vamos por todo.

Puede interesarte

   * Lo operaron de un tumor, volvió a jugar, dejó y en Brasil hace lo que se reprochó una noche de mucho miedo

   * El exbasquetbolista que cambió de nombre y volvió a Bahía en busca de su identidad

   * Desde adentro: la madrugada que el viento tiró a Estrella y su gente volvió a ponerlo de pie

   * Mario Errazu, tras su salida de Olimpo: "No existen proyectos en los clubes"

   * "Siento culpa y vergüenza, no sé cómo voy a hacer el día que me toque volver a dirigir", confesó Lucas Paulete

   * Franco Ruesga, la felicidad de una carrera en un camino con muchos obstáculos

   * El ingeniero nuclear bahiense que, en Bélgica, encontró la fórmula para disfrutar del básquetbol

   * Pipa Gutiérrez, uno de los refuerzos de Pepe Sánchez para Bahía Basket y el Dow Center

   * El primer bahiense campeón de Liga dio la vuelta ante Olimpo, su club, y hoy es médico terapista en Gonzales Chaves

   * Turcato, después de una noche inolvidable: "No es la idea que me copien ni ser ejemplo como jugador"

   * Germain: "Somos el único club que en vez de pagarle le cobramos a los jugadores"

   * Laura Cors y el método Bahía Basket: "La bronca o el enojo no sirve"

   * El básquetbol los une y, también, los separa a los hermanos Larrasolo

   * Ferrari-Iglesias-Privitello, ese triángulo y dos que sigue apostando a defender la familia

   * Hernán Jasen: "Sufro más sentado afuera que estando adentro de la cancha"

   * "Hoy me daría vergüenza dirigir un equipo así, con esas características", admitió Juanqui Alonso

   * Néstor García y su conmovedor recuerdo de las últimas palabras de su papá

   * De aquel 5 que jugaba al fútbol en Tiro Federal, a este piloto de Midget y árbitro de básquet

   * El básquetbol, un bien de familia para los hermanos Germán y Lucas Andrés

   * Coco Bruni: "Lloré muchas veces por el básquet"

   * La profe de El Nacional: "Siempre existió respeto por mi puesto y por ser mujer"

   * Raúl Chaves: "Al deportista en un Juego Olímpico le aflora el amateurismo, creo que se humaniza"

   * Roberto Ojunián, creció al lado de las figuras y hasta le ganó al campeón del Mundo

   * El récord de Fefo Facetti parece imposible que alguien pueda superarlo

   * La noche que Bahía aplaudió, de pie, al visitante que se consagró campeón en el Casanova

   * Víctor Lacerenza, el bahiense elegido para conducir el básquetbol marplatense

   * Emanuel Sánchez: "Largamente el árbitro superó al jugador"

   * Juan Andrés García: "Me he amigado demasiado con la soledad"

   * Guillermo Faure, el hombre que siempre estuvo al lado de Yuyo y Manu Ginóbili

   * Schernenco, un apellido que se multiplica en las canchas bahienses

   * "Soñaremos eternamente con la revancha de Lito, Beto y Polo..."

   * Federico Harina y Fabricio Piccinini, unidos por el amor de una misma mujer

   * La despedida de Javier Sánchez: "Ya no siento lo que sentía dirigiendo básquet"

   * "El Mili es como el lado B de Ginóbili", dijo el cineasta que filmó un corto con el exbasquetbolista de Estrella

   * Sebastián Giannino sorprendió con su retiro: "Fui feliz dirigiendo"

   * Lucas Marín: "La inconsciencia me ayudó en toda mi carrera"

   Viviana Albizu: "A veces me pregunto por qué..."

   * Germán Beder, aquel pibito de Pacífico que cumplió el sueño al lado de Manu, Scola y Chapu, entre otros

   * El mejor torneo de la historia del básquetbol bahiense: Alem campeón y 20 extranjeros

   Tiene 72 años y la llave del club para ir a tirar al aro

   Fefo Ruiz, una noche mágica en el Tomás y los secretos del goleador

   * Leandro Bolmaro, en exclusivo con "La Nueva": "Todavía no caigo, no lo puedo creer"

   * El llanto desconsolado de Marcelo Allende y su desahogo después de pasarla mal

   * Aquel equipazo de Bahía que tuvo un sorpresivo final en Punta Alta

   * Alejandro Ramallo, recuerdos e historias detrás de los 918 partidos

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para aplaudir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

   * Revolución cubana en el Casanova, con un uruguayo y un estadounidense defendiendo a Bahía