Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bordeu 2023: una mirada hacia la ganadería del futuro

En el marco de una mayor demanda de los mercados por producciones con calidad y sustentabilidad, en la exposición local se redobló la apuesta por la genética.

El Gran Campeón Angus de Bordeu, a punto de ingresar al remate. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

El sector ganadero se encuentra en un momento bisagra (uno más) en toda su historia y transita en medio de los vaivenes (ídem anterior) estructurales y coyunturales de la economía argentina, lo cual, se comprenderá, no resulta sencillo de resolver.

Así entonces, en la reciente exposición de Bordeu quedó ratificado el espíritu que pinta de cuerpo entero al productor ganadero: aún en las peores circunstancias, sigue apostando a la genética. ¿Que debería hacerlo más? Claramente, pero sabe cuál es el camino y sus tiempos —por lo ya comentado— no son los mismos de la demanda de la producción, tanto para el mercado interno como para el externo.

La consideración no es subjetiva, sino que se evidenció en las ventas totales realizadas por Productores Rurales del Sud este lunes en el principal ring de ventas de la Sociedad Rural de Bahía Blanca.

El remate de Santiago Abdo terminó con poco más de 413 millones de pesos ($ 388 M en bovinos), una cifra que casi duplicó la de 2022 ($ 217 M) y, aún más, la de 2021 ($ 90 M).

Alrededor de los $ 413 millones, casi la mitad, unos $ 185 M, fueron destinados a animales de pedigree; es decir, a lo más puro de las razas bovinas, ovinas y equinas. Pero los negocios en puros controlados y registrados no fueron inferiores respecto de otras ocasiones.

Ambiente sostenido en el principal ring de ventas de Bordeu.

Más allá de una economía que los propios ganaderos ya piden reparar al gobierno venidero —dicen que están poco menos que agotados por gestionar medidas, desde el otorgamiento de créditos para la producción hasta la corrección del tipo de cambio para exportar a un precio más competitivo—, el factor climático pone otro muro en una región bonaerense que parece signada a un destino cada vez más árido (nunca más acertada la literalidad).

Para el sector ganadero, la genética es semejante a la incorporación de sistemas de riego en la agricultura, una ecuación que hubiera mejorado —un poco, aunque se afirma con el diario del lunes— los números finales de las últimas tres campañas.

El Ing. Alfonso Bustillo, presidente de la Asociación Argentina de Angus, lo explica de esta manera. “La genética es una pata fundamental de la producción. Dentro de la matriz de costos de la cría, es uno de los insumos de menor impacto, pero de mayor repercusión en la producción. Uno no puede estar en un sistema donde se optimizan la nutrición, la sanidad y el manejo pero, si no hay genética, tendremos un techo muy bajo. Y está claro de que no se puede incorporar de un día para otro”.

Los tiempos son determinantes en este sentido. Esto es, se puede hacer un verdeo y tener comida en tres meses; o llamar al mejor laboratorio para que realice un plan sanitario, o buscar al mejor ingeniero agrónomo o médico veterinario para que presente un sistema de manejo, pero se entiende que la genética siempre debe rondar entre los corrales. Y no dejar de incorporarla campaña tras campaña.

“Un toro no es bueno porque sea lindo, tenga una buena cabeza o una buena culata. Lo que interesa es que esas características las transmita a su descendencia en las variables que a uno le interesen. Lo importante de un reproductor es que su fenotipo sea el que quiero, pero que la información sea la que necesito para poder direccionar el negocio hacia donde pretendo”, añade el Ing. Bustillo.

En el propio remate de Bordeu, el ganadero Roberto Fernández, de la cabaña La Reconquista que inició su padre Adolfo en Cabildo, lo antepone ante la pregunta sobre el precio pagado por el Reservado Gran Campeón y el mejor toro de lote Aberdeen Angus de Bordeu (7,1 millones de pesos entre ambos). Concluye de esta manera: “Nosotros vemos distinta la ecuación. No es mucho (el valor) ni se trata de un gasto cuando hablamos de genética. Es la única forma de seguir creciendo y producir más y mejor”.

Cierto es que la incorporación de genética a los rodeos se aprecia cada vez más en la decisión de los ganaderos jóvenes. Son quienes utilizan la experiencia de los mayores para incorporar un valor agregado que, hoy, es indispensable si se pretende potenciar un negocio con mercados de creciente demanda por calidad y sustentabilidad del producto.

OTROS TEMAS DE ESTA MISMA COLUMNA:

—Carbono neutro: un programa con presencia bahiense en el campo nacional

—Economías regionales: con retenciones cero la ecuación empieza a cerrar

—Campaña 2023/2024: ¿la recuperación de los granos llegará al 70 %?

—Cambio climático: ¿la agricultura es la buena de la película?

—Argentina: una gran familia que no llega a fin de mes

—Los productores argentinos insisten: pondrán U$S 40.500 millones bajo tierra

—Odisea argentina: cómo comunicar qué hace el campo y no fracasar en el intento

—Lo que faltaba: la inteligencia artificial se mete entre las malezas

—Retenciones a las economías regionales: el (consabido) pato de la boda

—Carne vacuna: ¿no alcanza con ser campeones mundiales?

—Cambia, todo cambia: la soja vuelve a darle lugar al trigo y al maíz

—Carne vacuna exclusiva: más barata no se consigue

—La agricultura que no miramos: tratado sobre inundaciones y sequías

—El derrame bonaerense que no fue (porque la seca no quiso)

—Exportación: los pequeños volúmenes que pueden hacer grande al país

—Agroactiva 2023: otro mundo que no deja de proyectarse al mundo

—Brecha de rendimiento: ¿el concepto que obliga a reinventar la agronomía?

Seguro multirriesgo agropecuario: un proyecto para repensar el campo

—Leche hervida: ¿por los cambios de hábito o por el (menor) poder adquisitivo?

—Realismo mágico: el consumidor paga casi $ 4 por cada $ 1 que recibe el productor

—Los números del trigo: ¿habrá pan bajo el brazo?

—Carne vacuna: ¿por qué cae el consumo en nuestro país?

—Lo que faltaba: ratifican la tendencia a la baja del precio de la carne de exportación

—No habrá derrame: las otras consecuencias de una sequía histórica

—Cae la SD: si la sustentabilidad importa, alguien tendrá que resetear

El lado B del cambio climático: incide más en la temperatura que en la lluvia

Carne vacuna: el agregado de valor que hace la diferencia

Trigo: ¿la solución es eliminar las retenciones?

Que el árbol no tape el bosque: es necesario reinventar la sostenibilidad

Trigo HB4: el bálsamo que puede cambiar la historia productiva del SOB

Sequía: ¿Es utópico pensar que se trata de otra oportunidad?

Carne vacuna (indómita): ¿cuándo terminará la recomposición de precio?

Todos los huevos en la misma canasta: Argentina ya es el cuarto consumidor del mundo

Enero seco: la agroindustria (y el país) empiezan a sentir el impacto en las exportaciones

Sequía 2022: cuando el SOB tuvo su propia versión de zona núcleo

De carne somos: ¿No consumir más de dos hamburguesas por semana puede salvar al planeta?

Toda la carne en el asador (para seguir perdiendo frente a la inflación)

La suerte está echada: las pérdidas de la campaña 2022/2023 serán multimillonarias

Contámela de nuevo: la exportación cerealera superó los U$S 40.000 M en 2022

Lechería: la sequía y el dólar soja II licúan a un sector ya deteriorado

Carne: la cadena suma deterioro (y un asado cada vez más barato)

Maquinaria agrícola: ¿por qué la sequía afectará la actualización de la tecnología?

Sequía: la doble Nelson que condiciona a la ganadería

La camioneta pasa cada vez más lejos del productor agropecuario

El pan nuestro de cada día (llega cargado de impuestos)

Crónica de una sequía anunciada: ¿hasta cuándo impactará en el ingreso de divisas?

La tormenta perfecta: sólo hay que mirar al cielo, rezar y esperar

Cómo seguir promocionando la carne vacuna y no morir en el intento

La carne vacuna que viene: ¿con o sin cuarteo?

Brecha de rendimiento: que el árbol no tape el bosque

La Niña alimenta el refrán: No hay dos sin tres

Una tribuna para todos y todas

“Cuanto más vacas tengamos, menos incendios vamos a sufrir”

Troceo de la carne: ¿llegó la hora de ponerle el hombro a la modernización?

Gases de efecto invernadero: ¿El campo es el malo de la película?

Dólar soja: cuando creatividad mata galán

Exportaciones: más allá de las restricciones, la carne sigue aportando dólares

Trigo 2022/23: ¿Vendrá con el pan bajo el brazo?

Retenciones: ni se miran ni se tocan (hacia abajo)

Campaña 22/23: ¿Por qué las expectativas del campo están por el suelo?

¿Qué tienen en común la carne vacuna y el fútbol argentino?

Soja: hay que leer la letra chica para entender de qué se trata

Carne vacuna: cuando el debate no debe pasar sólo por el precio

Biocombustibles: ¿y si vamos pensando en extender el corte?

Agroexportación: ¿cómo romper récords y sobrevivir en el intento?

Trigo HB4: ¿No todos los caminos conducen a Roma?