Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Marcelo Pallotti y los efectos de la desafiliación, el inicio de los torneos, el femenino que se viene y la ruta del básquet

El presidente explica "el partido" que, a puertas cerradas, jugó la Asociación Bahiense durante la pandemia.

Fotos: Emmanuel Briane y archivo-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

(Ampliación de la nota publicada en la edición impresa)
 

   Durante el tiempo que dejó de picar la pelota en las canchas de Bahía, la Asociación Bahiense, paralelamente, jugó varios partidos “a puertas cerradas”.

   La inexplicable desafiliación por parte de la Federación demandó tiempo y energía. No obstante, la entidad madre del básquetbol bahiense siguió generando, como lo marca su rica historia, para poder concretar en este 2021 los proyectos que recobraron vida, cuando, a simple vista, parecía que todo estaba muerto.

   El presidente Marcelo Pallotti abordó los cuatro puntos más relevantes: secuelas de la desafiliación, disputa de torneos, infraestructura y el renacer del femenino.

   —¿Cómo afectó a la ABB, puertas adentro, la desafiliación?

   —La desafiliación venció el 4 de enero. Puertas adentro no hubo ningún tipo de problemas. Absolutamente todos los dirigentes estaban al tanto de lo que veníamos haciendo a nivel político.

   —¿Estaban todos al tanto o tu candidatura fue una decisión más bien personal con el respaldo de la ABB?

   —No, no. Desde lo político me corresponde a mí tomar decisiones y seguir avanzando. Cuando me eligieron para llevar adelante el grupo de disidentes, por denominarlo de alguna forma, hice una reunión de clubes y expliqué dónde estábamos parados, lo que veníamos haciendo, lo que queríamos y tuve el consenso de los clubes. Esta gente, desde la Federación, intentó desestabilizar a varios presidentes asociativos. De hecho lo lograron con Asociaciones más pequeñas y con gente que no tiene ningún tipo de capacidad para hacerlo. Nunca levantaron el teléfono para hablar personalmente, porque no pueden entablar un diálogo que dure más de dos minutos. No tienen cómo sostenerlo.

Miguel Chami

 

   —El argumento de la desafiliación fue que la ABB no tenía los papeles en regla. ¿Es así?

   —La Asociación Bahiense es la única de todas en la provincia que está impecable. La sanción, en una jugada política, se mandó porque nosotros intimamos al vicepresidente de la CABB y presidente de la Federación (Miguel Chami) a que nos informe lo que estaba pasando, ya que habíamos enviado notas, cartas y mails y la Federación nunca nos respondió porque estaba cerrada. Entonces, decidimos juntar todas esas notas y mandarlas al domicilio particular de Chami. Desde CABB nos dijeron que no podíamos enviar cartas documento al domicilio particular, aunque él estaba trabajando ahí. De hecho, el día anterior y el posterior respondió desde la casa a cartas y mandó sanciones a las asociaciones. Con todo esto armamos una denuncia global y ya lo enviamos a personería jurídica.

   —Y también hubo una asamblea.

   —Fue posterior. Este señor armó una asamblea fraudulenta, donde participaron tres asociaciones que ni siquiera tienen personería jurídica vigente y votaron presidente. Y el resto quedamos afuera, según dijeron, porque estábamos sancionados. En realidad, nosotros estábamos sancionados deportivamente por la CABB, es decir, por ejemplo, un jugador de Bahía no podía jugar en una selección argentina.

   —¿Entonces, la sanción fue por enviar la carta al domicilio particular de Chami?

   —Claro. Fuimos seis las asociaciones sancionadas. En realidad, nueve, pero a tres no las reconocen. Ahora bien, nosotros nunca estuvimos sancionados para ser parte de la mesa directiva de la Federación. Y no nos llamaron a ninguna reunión. Eso tiene que quedar claro.

   —¿Por qué Bahía tomó la decisión de involucrarse de lleno en la Federación?

   —Porque provincia necesita más de Bahía. Estamos un paso adelante, muy lejos del resto. Y esto no es por la gestión actual, tiene que ver con la historia. Lo que hicimos, desde que llegamos, fue darle una impronta diferente. Personalmente, mi intención era ayudar a las asociaciones más chicas, las cuales están perdiendo un montón de posibilidades de progreso. Y no me dejaron.

   —¿Tu idea era saltar a la Federación?

   —Obviamente iba a tener que estar allá un día a la semana. Pero al tener todo armado, al tener una asociación como La Plata que va por la misma línea, o Mar del Plata que es bastante parecida en cuanto a la administración, no en lo deportivo, llevando ese lay out a la Federación, el básquet de la provincia de Buenos Aires pasa a ser el más grande del país. Hoy, en manos de Chami, se regala. Nosotros estamos al día y ordenados. Y esto no es de mi gestión, la Asociación siempre estuvo impecable. Cobramos desde el día uno hasta hoy los subsidios para los empleados porque tenemos todo al día, no debemos impuestos, ¿y nos suspenden a nosotros?

   —¿Te arrepentís de haber asumido la responsabilidad de liderar la lista opositora?

   —No. Esto me llevó a entender que Bahía tiene un poder impresionante. Me han llamado de todo el país.

   —¡Es que Bahía Blanca es sinónimo de básquetbol!

   —A mí me toca representarla con mucha responsabilidad, por eso puse abogados y plata de mi bolsillo para que la representación fuera la mejor. La postura de Bahía, históricamente, fue “esperemos a ver qué pasa y vayamos para ahí”. Nunca puso los pies en el plato. Ahora, molestó cuando lo hizo y, encima, me eligieron para liderar, por mi impronta o personalidad.


Entre todos

   —¿De qué manera están llevando adelante el vínculo con los clubes en medio de la pandemia?

   —La decisión que tomé en lo personal fue tratar de consensuar, con el consejo y con los clubes, porque creo que nadie tiene la verdad y certeza de las cosas. Ante tanta incertidumbre es preferible que tomemos las decisiones todos juntos, por más que nos equivoquemos. Es mejor para todos si sale bien y más fácil de afrontar si ocurre lo contrario. Es lo que rescato de esto y he tenido una buena respuesta por parte de todos.

   —Algo que no es sencillo.

   —El año pasado cuando decidimos empezar a entrenar aplicando los protocolos hubo muchos clubes que dijeron que no. Y se los respetó. No había obligatoriedad. Lo que sí dijimos es que los acompañábamos a todos. Los que primero avanzaron lo hicieron bien resultando un éxito de los dirigentes y de los entrenadores. Hoy estamos en condiciones de seguir entrenando. Creo que los recreos que nos da la pandemia hay que tomarlos porque, de lo contrario, el efecto va a ser peor, desde lo psicológico y la falta del contacto social.

   —¿Tienen un panorama respecto de cómo respondieron los jugadores más chicos?

   —El retorno de los chicos a las canchas fue del 40 al 60/65%. En la medida que pasó el tiempo y se avanzó, los padres fueron más permisivos. En los clubes están protegidos por un protocolo, lo cual no significa que no puedan contagiarse.

   —Considerás que, de mantenerse este panorama sanitario, ¿es viable comenzar los torneos de menores?

   —En la última reunión quedamos en volver a charlar durante la primera semana de marzo. La idea es que los clubes informen cómo cada uno transcurrió febrero. En función del resultado, evaluaremos los pasos a seguir. En menores, pensamos que los torneos podrían retomarse a partir del 15 o 20 de marzo. Ahora, sabemos que para abril o mayo existe una posibilidad de rebrote, entonces, la idea es organizar un mini torneo, algo corto, para que los chicos puedan participar y después ver qué pasa.

   —¿El regreso de Primera y Segunda poco menos que lo descartás?

   —Para las divisiones superiores debemos cumplir un protocolo a nivel nacional. Se hizo un análisis de costos y, aún consiguiendo un hisopado económico, por intermedio de (Laboratorios) IACA, serían 45 mil pesos por club, por partido. Los dirigentes entendieron que era inviable. Así se decidió que bajo estas circunstancias es imposible jugar.

   —¿Plan B no existe? ¿Únicamente sería jugar cumpliendo el protocolo nacional?

   —La ABB es responsable del protocolo. Tal vez exista alguna alternativa y tengo muchas ganas de que se vuelva a jugar, pero no veo cómo. Hay que hisopar igual. Ahora, si se juega presentando únicamente una declaración jurada del jugador, se contagian y se advierte que alguno mintió, ¿qué hacemos? Los árbitros también tienen experiencia con lo que pasó en la Liga Nacional, donde corrieron riesgos. Cualquiera que se contagie y su salud se complique, ¿quién se hace cargo?

   —Es decir, la Asociación no está dispuesta a tomar riesgos.

   —Ante esta situación, no. Estamos hablando de la vida.

   —¿Hay algún estamento que esté generando algún tipo de presión por la misma ansiedad de querer volverá jugar?

   —Existe la presión por el lado de jugadores o técnicos, pero ninguno me llamó para sentarse a charlar y preguntarme por qué no estábamos jugando. Me llegan comentarios y tengo diálogo directo con muchos jugadores, y muchos están totalmente de acuerdo con la decisión. También están los otros...

En la ruta

   —¿Avanzaron en infraestructura en la ABB?

   —La Asociación se puso en modo piloto, bajando un 70% los egresos de los clubes hacia la ABB, entonces, fuimos para otro lado. Retomamos en forma más activa el desarrollo de la plaza (Pellegrini, frente a la ABB) y tenemos casi terminado el piloto de lo que será la ruta del básquet, que pronto vamos a lanzar y será algo revolucionario, de la mano de Bruno Altieri y Roberto Seibane.

   —Ampliame un poco de ese tema.

   —Es recorrer punto por punto la ciudad. Con un código QR en los clubes se podrá ingresar a un video y relato con recopilación de información que durará un minuto y medio. También, dentro del club habrá distintas paradas con información de hechos que sucedieron en ese club. Estamos terminando el piloto que será en Pacífico, por ser el club con más años.

Fuerte apuesta

   —En lo deportivo, ¿le apuntan a cambiar la historia del básquet femenino?

   —Ese es otro punto en el que estamos trabajando. Siempre hice mucha fuerza por el femenino. Hace meses empezamos a hablar con Laura (Cors, entrenadora) para que nos ayudara en esto y hoy estamos muy metidos. Hay mucha gente trabajando. Habrá un cambio de paradigma del básquet femenino en Bahía. Será un antes y un después. Estamos haciendo los cursos desde la ABB de perspectiva de género para certificar a la ABB en la Nación. Todos los clubes tendrán básquet femenino.

   —Habrá que ampliar la infraestructura de los clubes.

   —Hay algo que tenemos estudiado: con los jugadores de escuelita, premini y mini no llenás todas las canchas entre las 5 y las 7 de la tarde. Hay algunas que están ocupadas por grupos reducidos de chicos y otros clubes tienen tres canchas llenas. Entonces, si un club grande, de muchas categorías, argumenta no tener lugar, que no incluya categoría C masculina, por ejemplo, o que los mande a entrenar a un club que ni siquiera tiene A.

   —Es cuestión de aprovechamiento y ojalá pueda concretarse, aunque  no parece sencillo de instrumentar por una cuestión de infraestructura.

   —El deporte femenino viene para quedarse y habrá que adaptarse. No podemos tener tres categorías de masculino y ninguna femenino. Hay que estar preparados y absorber este cambio, más ocupados que preocupados para resolverlo. Vamos con todo. Estoy convencido. Acá no hay posibilidad de análisis ni votación.

   —¿Qué anhelás para este año?

   —Me encantaría volver a ver básquet, con canchas llenas, las cuales, en alguna final hasta miedo me generaron, pero las anhelo. Prefiero la adrenalina diaria que generan los torneos y ese movimiento, porque hoy la pasividad hay que activarla a diario. La genera uno.

Puede interesarte

   * Descubriendo lo que pretende Bahía Basket

   * "Vuelvo con el plus de haber vivido una situación diferente", contó Gerhardt

   * Viviana Albizu: "A veces me pregunto por qué..."

   * Germán Beder, aquel pibito de Pacífico que cumplió el sueño al lado de Manu, Scola y Chapu, entre otros

   * Claro y sin vueltas: "Siempre aporté mi tiro y mi caradurez", admitió Federico Elías

   * El mejor torneo de la historia del básquetbol bahiense: Alem campeón y 20 extranjeros

   * "Averigüé si pueden secuestrar al Pollo Morán, pero es imposible", dijo Fernando Lliteras

   * Iriburo y los entrenadores: "No existimos como entidad"

   Tiene 72 años y la llave del club para ir a tirar al aro

   Fefo Ruiz, una noche mágica en el Tomás y los secretos del goleador

   * Leandro Bolmaro, en exclusivo con "La Nueva": "Todavía no caigo, no lo puedo creer"

   * El llanto desconsolado de Marcelo Allende y su desahogo después de pasarla mal

   * Aquel equipazo de Bahía que tuvo un sorpresivo final en Punta Alta

   * Alejandro Ramallo, recuerdos e historias detrás de los 918 partidos

   * Pepe Sánchez eligió un camino que no estaba señalizado

   * El día que el básquetbol bahiense se juntó para apludir a Tatita Laguzzi

   * Néstor García en Bahía: "Los argentinos tenemos que estar muy orgullosos de Pepe Sánchez"

   * Alejandro Navallo: "En la cancha, a veces me convierto en un personaje"

   * Sepo Ginóbili, la paternidad a los 48 años, lo que le exigen en Instituto y la forma de dirigir que se viene

   * Doncho Aleksoski, el yugoslavo que aprendió a jugar en Bahía Blanca

   * Ese inesperado viaje que al Búho Arenas lo metió en un mundo increíble, pero real

   * "Éramos muy malos perdedores", reconoció Jorge Cortondo

   * Carlitos Spaccesi dejó la puerta abierta

   * El costado solidario de Nicolás Paletta viene acompañado de una buena base

   * Javier Sánchez: "Me gusta más el fútbol que el básquet"

   * Joaquín Sánchez: "Sentí miedo; me preguntaba '¿qué me está pasando?'"

   * Alberto Pedro Cabrera, mucho más que el nombre de una Avenida

   * El misterioso amor de Monachesi con el básquetbol

   * Nació en Italia, creció en Bahía y el básquetbol le abrió las puertas de España

   * El partido más corto de la Selección bahiense y la dura sanción a Fruet

   * Se perdió un Juego Olímpico por 50 dólares y después tuvo revancha

   * El cliente que sorprendió a Segal en el kiosco y le puso música a su vida

   * Burkert-Robinson, la gran elección de Pacífico y un embarazo que cambió el destino

   * Ugolini, el mensajero de Villa Mitre, hoy siente alivio por la decisión que tomó

   * Ramallo: "A los 15 años quedé solo y no salí de caño"

   * El triunfo de la selección bahiense que dio la vuelta al mundo

   * La noche que McSweeney, el extranjero de Olimpo, quemó las redes de Pacífico

   * Herman Banegas y sus vivencias detrás del muro de la cárcel

   * El sorpresivo regreso de Pepe Sánchez al básquetbol local

   * Secuelas de la historia de Eddie Roberson Jr. y su padre

   * Dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

   * La furia del clima derrumbó a Estrella y su gente volvió a ponerlo de pie

   * La visita de Chaney a la ciudad y la curiosa historia del video que le llegó de Pepe

   * Revolución cubana en el Casanova, con un uruguayo y un estadounidense defendiendo a Bahía