La Nueva http://https://www.lanueva.com La Nueva RSS Thu, 08 Dec 2022 16:13:10 GMT Thu, 08 Dec 2022 16:13:10 GMT Diario La Nueva Provincia SRL La Nueva http://blogs.law.harvard.edu/tech/rss ​​​​​En el mismo lodo, todos manoseados https://www.lanueva.com/nota/2022-12-7-5-0-7-escenario-politico-en-el-mismo-lodo-todos-manoseados Opinión 2022-12-7-5-0-7-escenario-politico-en-el-mismo-lodo-todos-manoseados    Hay que ser muy ingenuo para creer que Cristina Kirchner no estaba enterada de las maniobras de corrupción con la obra pública durante su gobierno. No obstante, tal como se explicó en la columna "Verdad jurídica, verdad real", en un proceso judicial los hechos deben ser probados y no necesariamente alcanza con el sentido común.

   Ayer se dictó una sentencia de 6 años contra la vicepresidenta por administración fraudulenta, aunque los fundamentos recién se conocerán el 9 de marzo del año próximo. El kirchnerismo asegura que las imputaciones son falsas y que se trata de una nueva maniobra de lawfare para perseguir a líderes populares.

   ¿Qué es el lawfare? La utilización abusiva e ilegal de los procesos judiciales, para desprestigiar o anular a determinados dirigentes o espacios políticos. Una maniobra típica sería lanzar una acusación en medios masivos de comunicación, instalar una idea negativa sobre alguien y luego acompañarla con una denuncia, pese a que no existe soporte jurídico para sostenerla. Desde el entorno de Cristina viven hablando de este tipo de operaciones.

   En paralelo a la causa Vialidad, surge la filtración de un chat de tono confabulatorio que compromete a magistrados --entre ellos, Julián Ercolini, juez instructor de esta causa que llevo a CFK al banquillo--, dirigentes políticos y empresarios del Grupo Clarín. Se lo publica en un medio muy afín al actual gobierno como "Tiempo Argentino" y luego se presenta una denuncia en sede judicial.

   Un detalle relevante es que ese chat fue obtenido de manera ilegal, sin orden judicial para intervenir teléfonos. Es decir, si la conversación es real, o incluso si no lo es, su publicidad se origina a partir de una grosera maniobra de inteligencia horas antes del veredicto contra Cristina, en un intento de rebajar la imagen pública del Poder Judicial.

   De todos modos, el contenido de esos diálogos, si se termina demostrando que son ciertos, es realmente alarmante ya que revela un manejo espurio de las instituciones de la república: algunos de los delitos que se desprenden son la fabricación de pruebas falsas, amenazas e instigación al falso testimonio, cometidos por quienes tienen la responsabilidad de velar para que nada de eso ocurra. Según uno de los apuntados, Marcelo D'Alessandro, ministro de Seguridad de Horacio Rodríguez Larreta, el chat fue manipulado. Tal vez algún día se sabrá.

   El presidente de la Nación, en un hecho inédito, ordena una cadena nacional para otorgarle mayor visibilidad al tema porque considera que los grandes medios --que se verían afectados por esa información-- no le dieron suficiente difusión. Luego comenta que instruyó a sus funcionarios a radicar una denuncia.

   En principio se deberá determinar si el chat, debido a su origen subterráneo, se puede incluir como prueba en una causa "en aras del interés superior de la Nación" o se lo anula. En cualquier caso, el efecto de propaganda fue logrado.

   Y aquí viene una serie de preguntas. Por la salud de las instituciones republicanas, ¿sería importante saber si esos diálogos son textuales y no manipulados? Sin dudas, sí. 

   ¿El tema reviste el suficiente interés periodístico como para hacerse eco? Desde el momento en que están en juego los entresijos del poder, absolutamente sí. 

   ¿Merece una investigación y aclaración el trabajo de obtención de ese chat? Si realmente se quiere transparentar todo, es imprescindible que así sea, siempre respetando la privacidad de las fuentes periodísticas.

   ¿Hay víctimas, inocentes puros, en todo este entramado? No. 

   A simple vista, ¿hay probables maniobras de lawfare a un lado y otro de la grieta? Sí. 

   ¿Es perniciosa la judicialización de la política? En el fondo, eso debería ser lo más preocupante. La judicialización es el fracaso de la política y ese fracaso es un inevitable camino a la destrucción de los acercamientos y las soluciones comunes. Sin diálogo franco, sin acuerdos, no hay chances de progreso.

   Un interrogante más. ¿Desvela este conflicto al ciudadano promedio? Difícil de saber, pero basta con un sondeo entre las personas más cercanas para ver cuánto entienden de estos temas, si les influye en su opinión sobre los involucrados o si les cambia el día en algo. Probablemente no. Y no se trata solo de la energía puesta en el Mundial, la grieta termina siendo agotadora.

Juez Julián Ercolini

   Luego del veredicto, Cristina hizo un descargo analizando el contenido del chat y no solo criticó con toda dureza a los intervinientes sino también a Rodríguez Larreta, jefe de D'Alessandro, así como al periodismo.

   Los diálogos en el grupo de Telegram son repudiables, pero no lo es menos que la vicepresidenta nunca se haya referido al método de obtención de esa información. Ella no es periodista para ampararse en la privacidad de sus fuentes sino que tiene una responsabilidad mayor a la hora de difundir datos que, en este caso, no dejan de ser charlas privadas. Por más condenable que sea el contenido, se trata de una violación a la intimidad de las personas y ella, como miembro del Poder Ejecutivo, es una de las garantes de que los servicios no practiquen inteligencia interna.

   Más allá de todo eso, anunció un dato político de primerísimo orden. Contra todo pronóstico, reveló que no será candidata en 2023, ni a presidenta ni a vice ni a senadora. Aseguró que el 10 de diciembre del año que viene se irá a su casa. ¿Adónde irá, entonces, el Frente de Todos? Su corriente más importante se queda huérfana.

   La condena judicial tendrá nuevos capítulos con apelaciones que podrían demorar el proceso hasta el infinito. Pero el punto inmediato es que el peronismo en pleno, desde ayer a las 7 de la tarde, empezó a pelarse la mente para proyectar el nuevo escenario. ¿Finalmente llegó el poskirchnerismo? ¿O todavía es muy prematuro para que sus detractores celebren? 

   La discusión tribunalicia, tan efervescente por estas horas, va a durar nada. El otro tema, el liderazgo del PJ, será el centro de la agenda a partir de ahora. Alberto Fernández no parece en capacidad de ocupar ese lugar. ¿Será Sergio Massa? ¿Axel Kicillof? ¿Algún tapado?

   Por lo pronto, esté donde esté, CFK continuará siendo la figura dominante. Ella decidirá si efectivamente quiere entregar ese cetro, más allá de los lugares en las boletas.

]]>
Cuando las relaciones se desgastan  https://www.lanueva.com/nota/2022-12-4-5-0-43-cuando-las-relaciones-se-desgastan Opinión 2022-12-4-5-0-43-cuando-las-relaciones-se-desgastan    Se dice que en la actualidad ciertos artículos, como celulares, computadoras y tantos otros, están fabricados para que duren un tiempo y después hacer el cambio.

   ¿Cuándo un vínculo se desgasta se puede reparar?

   La mayoría de las personas que se disponen a entablar una relación lo hacen portando ilusiones y sentimientos. Depende de cada una que el encanto de los primeros tiempos perdure y no quede sepultado bajo las vicisitudes propias de la rutina poniendo en duda anhelos y compromisos asumidos.

   Cuando se trata de emociones y proyectos compartidos no hay recetas magistrales y los tratados de Psicología de la pareja en ocasiones no contienen todas las respuestas y menos certezas. Lo cierto  es que toda relación debe ser concebida con un “telón de fondo social” que la condiciona y que pareciera que a veces va en detrimento de la construcción de los vínculos, puesto que cuando se analizan las causas que originan las primeras fallas en la comunicación, los hombres aluden a que la evolución de la mujer y su conquista en el ámbito laboral ocasiona tensiones; generalmente la mujer combina responsabilidades hogareñas con su trabajo, y el marco mental del hombre –a pesar de las excepciones-  no ha evolucionado a la par.

   Expertos coinciden que problemas en la comunicación son la causa original del desgaste de las relaciones, acarreando luego la falta de complicidad y de interés por el otro. El proceso de deterioro se pone en marcha al compás de la indiferencia, la queja, el abandono de proyectos, de intimidad y el desgaste se va coronando con la ausencia de pasión, deseo. Poco a poco fallecen las ganas de remontar el vínculo a la par de que sucumben las mariposas que revoloteaban en la panza.

   A diferencia de las computadoras hay relaciones que se pueden restablecer, y hay pequeñas acciones que pueden evitar el final. Se recomienda en esos casos retomar el diálogo tal vez en una cafetería para evitar las discusiones, iniciar la práctica de un deporte o hobby que satisfaga a ambos, emprender un viaje por un fin de semana, advertir que se ha descuidado a la pareja debe ser el primer paso y luego de ello tener el deseo genuino de querer transformar la situación.

   En ocasiones, al igual que con los electrodomésticos también se da el “punto de no retorno”. Seguramente el desgaste no fue abordado oportunamente, muchos temas se descuidaron, ya hay “otro modelo de reemplazo en vista” y es difícil restaurar la confianza, se ha sufrido en demasía y los sentimientos mutaron. 

   Kierkegaard decía que “el amor es hermoso, sólo mientras duran el contraste y el deseo; después, todo es debilidad y costumbre”. Saber que las relaciones atraviesan diferentes etapas y la monotonía es parte de algunos de los ciclos permitirá anticiparse de manera tal que la creatividad aflore. 

   Si bien los celulares tienen un tiempo de utilidad, es parte de la rutina recargar las baterías para que funcionen correctamente, las relaciones también deben ser cultivadas y atendidas como parte de la rutina para evitar así el desgaste.

]]>
La camioneta pasa cada vez más lejos del productor agropecuario https://www.lanueva.com/nota/2022-12-2-5-0-57-la-camioneta-pasa-cada-vez-mas-lejos-del-productor-agropecuario Opinión 2022-12-2-5-0-57-la-camioneta-pasa-cada-vez-mas-lejos-del-productor-agropecuario    La camioneta, o la chata, aporta la resistencia y la durabilidad necesarias para desenvolverse en el campo. Es uno de los símbolos más representativos para quienes trabajan a diario y demandan las mejores prestaciones.

   En más de una ocasión, la fortuna de una buena cosecha posibilita la actualización del bien, al margen de la competencia con una maquinaria agrícola que exige cada vez más tecnología en razón de mayores y mejores producciones por la aplicación de la agricultura de precisión.

   Al insistirse en que, hoy, los precios de los commodities son inmejorables (también de enorme variabilidad, por múltiples razones) viene a cuento saber si es el momento adecuado para comprar, o cambiar, una camioneta en la Argentina.

   Blanco sobre negro para esta cuestión concluyó la Ing. Agr. María Soledad Carrasco, de la Estación Experimental Agropecuaria Bordenave y la Agencia de Extensión Bahía Blanca del INTA, quien investigó el tema en profundidad. 

   Partiendo que se trata de una inversión importante y que se extiende a varias campañas (con obvia depreciación del bien), el precio de una camioneta (doble cabina, 4x4 y en promedio de las marcas más reconocidas) para este noviembre es de 53.084 dólares. Llegó hasta ahí con una suba interanual del 32 %.

Ing. Agr. María Soledad Carrasco, de la EEA Bordenave y la AE Bahía Blanca del INTA. 

   Si bien se mencionan cuántas toneladas —de los cuatro principales granos— se necesitan para adquirirla, el dato es que desde 2018 la escala va en ascenso. En otras palabras, cada vez se requieren más toneladas de cereales.

   “El sector agropecuario está retrasado, si lo vemos respecto de precios de bienes durables utilizados en función de varias campañas”, dijo.

   “Se observa un aumento de valor en los últimos años y hoy estamos casi en el doble, siempre tomando como referencia a la cotización del dólar oficial, que es el mismo con el cual se comercializan los granos”, agrega la Ing. Carrasco.

   En el caso del trigo, para comprar una camioneta en 2018 se debían poner sobre la mesa unas 128 toneladas. En 2019, 129 Tns.; en 2020, 117 Tns.; en 2021, 166 Tns. y, ahora, 152 Tns. Es el único caso en que, para el corriente año, es menor respecto del período previo.

   En cebada, en 2018 se precisaban 155 toneladas; en 2019, 192 Tns.; en 2020, 135 Tns.; en 2021, y en 2022, 177 Tns.

   Para el caso de la soja, en 2018 el canje se hacía por 104 toneladas; en 2019, por 108 Tns.; en 2020, por 85 Tns.; en 2021, por 114 Tns.; y en este año por 131 Tns.

   Finalmente, en maíz en el año 2018 el productor debía aportar 199 toneladas para adquirir camioneta. Y en 2019, 189 Tns.; en 2020, 142 Tns.; en 2021, 206 Tns. y, en el corriente año, 214 Tns.

   La relación es semejante a la hora de disponer hectáreas para sembrar: cada vez se necesitan más. Los valores de 2022 en trigo, con la entrega de 111 y en maíz, con 194, son históricos. Al menos desde el año 2018.

   Nota al pie: La cantidad de hectáreas de los cultivos está calculada a partir del margen bruto, que sólo incluye los costos directos e insumos y labores, pero no los gastos de estructura, amortizaciones directas, impuestos, eventuales arrendamientos y demás.

   Como sea, esta es la foto. Y nunca más real la definición.

   “Hay que tener en cuenta que los valores de los granos se deciden no sólo en el mercado interno sino en el externo, con lo cual es muy difícil predecir cuál va a ser el comportamiento de los precios para la próxima campaña”, añade.

   “Ahora, si el futuro se comporta con la tendencia actual; es decir, con aumentos anuales del margen bruto de entre el 15 y el 25 % y un incremento interanual de la camioneta que ronda entre el 30 y el 45 %, se puede comprender que esta brecha se va a acentuar”, asegura la Ing. Carrasco, en diálogo con La Nueva.

   La otra imagen a tener en cuenta es que estamos transitando la peor sequía de los últimos últimos doce años. Sólo en la producción de trigo, se prevé una pérdida de poco más de 9 millones de toneladas (cuando se aguardaban 23 M/T). Ni el más pesimista esperaba este desenlace.

   Entonces, clima, oferta y demanda de insumos a nivel internacional, más las consabidas problemáticas geopolíticas (y comerciales) del país y del exterior aparecen en el horizonte. Y el productor mira todo desde afueras sin tener injerencia sobre estas cuestiones. Mas: sin riego incorporado, si no llueve todo lo que invierta caerá en saco roto. En buen romance, si las cuentas no le cierran, poco le importará cuántas toneladas deberá separar para actualizar el modelo de la camioneta. En esta campaña, al menos, está claro que es un ítem que deberá dejar pasar.

OTROS TEMAS DE ESTA MISMA COLUMNA:

El pan nuestro de cada día (llega cargado de impuestos)

Crónica de una sequía anunciada: ¿hasta cuándo impactará en el ingreso de divisas?

La tormenta perfecta: sólo hay que mirar al cielo, rezar y esperar

Cómo seguir promocionando la carne vacuna y no morir en el intento

La carne vacuna que viene: ¿con o sin cuarteo?

Brecha de rendimiento: que el árbol no tape el bosque

La Niña alimenta el refrán: No hay dos sin tres

Una tribuna para todos y todas

“Cuanto más vacas tengamos, menos incendios vamos a sufrir”

Troceo de la carne: ¿llegó la hora de ponerle el hombro a la modernización?

Gases de efecto invernadero: ¿El campo es el malo de la película?

Dólar soja: cuando creatividad mata galán

Exportaciones: más allá de las restricciones, la carne sigue aportando dólares

Trigo 2022/23: ¿Vendrá con el pan bajo el brazo?

Retenciones: ni se miran ni se tocan (hacia abajo)

Campaña 22/23: ¿Por qué las expectativas del campo están por el suelo?

¿Qué tienen en común la carne vacuna y el fútbol argentino?

Soja: hay que leer la letra chica para entender de qué se trata

Carne vacuna: cuando el debate no debe pasar sólo por el precio

Biocombustibles: ¿y si vamos pensando en extender el corte?

Agroexportación: ¿cómo romper récords y sobrevivir en el intento?

Trigo HB4: ¿No todos los caminos conducen a Roma?

]]>
Dentro de la ley, nada https://www.lanueva.com/nota/2022-12-1-9-53-0-dentro-de-la-ley-nada Opinión 2022-12-1-9-53-0-dentro-de-la-ley-nada    Dentro de la ley, nada. Fuera de la ley, todo.

   Políticos de toda laya se hacen los distraídos como perro que tiró la olla, respecto de los fondos de sustentabilidad del Anses, propiedad esquilmada de los jubilados, que por miles de millones de dólares han sido “derivados a préstamos a amigos” o usados para tapar los agujeros de presupuestos.

   Con esos fondos podrían estar actualizando con sobrada dignidad lo que ese jubilado aportó toda su vida y hoy no encuentre más que precariedad y miseria. Promesas hipócritas incumplidas. ¿Quieren saber -desmemoriados- qué futuro les espera para hacerles pagar el precio de su amnesia, creyendo falsamente que a ustedes no les va a pasar porque tienen a Dios agarrado de las patas?

   La canasta básica de los jubilados requiere: alimentos $ 29.912; medicamentos e insumos de farmacia $25.013; vestimenta $9.700; transporte $8.000; recreación $5.960; servicios $10.670.Total:$ 150.000.

   Habría cientos de montos que perciben los vivos que creen que nunca llegarán a pasar esta calamidad. La inmarcesible CSJN tiene un superávit acumulado desde el 2008 de 31.000 millones colocados en plazo fijos y en dólares. Corte que, según estadísticas entre 2012 y 2016, emitió un promedio mezquino de 188 sentencias con fundamentos al año, lo que arroja un costo de 300 millones por sentencia.

  Gasta en sus más de 4.700 empleados, $ 48.000 millones anuales. Cada empleado le cuesta al Estado $10 millones por año. Para 2023 fijaron $54.675 millones, que ya está en el nuevo presupuesto nacional. El mismo donde Sergio Massa recorta el “Plan Conectar Igualdad”.

   Estos datos y muchos más que callamos, es injusticia que clama al cielo. Lo citado revela que no es que falten recursos para que le den a los jubilados los que han robado de los Fondos del Anses, sino que la plata esa va para otra canilla libre.

   No alcanza con tolerar que impunemente se asalte y mate por míseros pesos a viejitos. No alcanza tolerar que más de 300 geriátricos funcionen sin control ni habilitación.Tampoco que nuestros viejos hayan aportado la mayor cantidad de muertos Covid. ¿Para qué prolongarles la vida, si después los van a echar al abandono y la inanición?

   Hasta que se jubilaron, la casa estaba llena de sillas. Porque jamás la casa de un jubilado o de un abuelo se jubiló o se llamó a retiro. Nuestros viejos dieron siempre la oportunidad de
celebrar el don de la familia.

   Tanto latrocinio hace que a estos ladrones de guante blanco los aguarde "Adrasteia", la diosa de la venganza.

]]>
Milei y Lorenzo, la amenaza de los diferentes https://www.lanueva.com/nota/2022-11-30-5-0-32-escenario-politico-milei-y-lorenzo-la-amenaza-de-los-diferentes Opinión 2022-11-30-5-0-32-escenario-politico-milei-y-lorenzo-la-amenaza-de-los-diferentes    El dato clave de la política por estas horas es la continuidad o no de la selección argentina en el Mundial, que se definirá esta tarde ante Polonia. La Copa del Mundo es una perfecta distracción de los temas urgentes y a medida que Messi y compañía avancen seguirá funcionando como tal.

   No es una crítica, el fútbol es parte de nuestra cultura y la mancomunión que se da cada cuatro años genera una sensación de objetivo común muy positiva. Del mismo modo, si algún resultado produce frustración eso se transmite al clima social y lo que antes era expectativa deviene en bronca multiplicada.

   El nivel de hartazgo hacia la clase política y a quienes la circundan, incluidos los periodistas, es cada vez más notoria. Por eso funciona como un respiro este torneo. Pero, cuando vuelva la rutina, más temprano que tarde, regresará la necesidad de respuestas a los problemas reales.

   Ombliguistas como somos, los argentinos muchas veces suponemos que ese cansancio con la política tradicional es un fenómeno nacional. No obstante, es un contexto internacional, tal como demuestran a izquierda y derecha los triunfos electorales de dirigentes que no provenían de los partidos centrales de sus países como el chileno Gabriel Boric (de origen comunista), la italiana Giorgia Meloni (neofascista), el saliente Jair Bolsonaro (ultraderecha) o el peruano Pedro Castillo (izquierda). Es más, en muchos países se dieron ballottages entre candidatos de partidos bien volcados a los extremos ideológicos, como sucedió en Chile, Perú o Colombia, una coincidencia regional muy poco frecuente.

   En tiempos de crisis de representatividad, surge la búsqueda de figuras que rompan con la norma. En rigor, no es algo nuevo. El peronismo menemista hizo un culto de las figuras del espectáculo y el deporte para elevarlos a categoría electoral y así trascendieron el cantante Palito Ortega (gobernador de Tucumán), el automovilista Carlos Reutemann (gobernador de Santa Fe) y el motonauta Daniel Scioli (gobernador de Buenos Aires). Pero en aquellos tiempos el trampolín de los outsiders era la farandulización, mientras que en este momento es el enojo con los políticos profesionales.

   Hoy la figura que amenaza con alterar los equilibrios es un economista mediático, Javier Milei. A esta altura del precalentamiento se mantiene como la tercera opción detrás de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, aunque todavía con pocas chances de desplazar a alguno y meterse en un eventual ballottage. No obstante, es una amenaza latente.

   Sus explosivas declaraciones contra la casta lo subieron a la competencia y no lo mueven a la baja ni siquiera sus exabruptos, como la extravagante idea de que vender los brazos en un mercado de bienes corporales es una manifestación de la libertad individual.

   El voto, está estudiado, es mucho más emocional que racional. Lo sabe cualquier consultor con experiencia. Si para el imaginario popular Milei se convirtió en el antagonista de un sistema que funciona pésimo, es muy difícil que suceda algo que lo saque de ahí.

   A priori, es un dolor de cabeza para Juntos por el Cambio, al captarle electorado de derecha. Pero suponer que el ala progre del Frente de Todos puede contener a todo el voto panperonista es un error. Sin ir más lejos, el crecimiento libertario en Bahía Blanca impactó levemente en el promedio de sufragios que suele recibir Juntos y sí se observó una sensible baja en la propuesta justicialista.

   Es una moneda al aire.

   En el caso de nuestra ciudad, la experiencia electoral con outsiders tuvo a su máximo ejemplo con Héctor Gay, repentino candidato a diputado provincial en 2013 y ganador con toda claridad de la intendencia en 2015. ¿Fue su figura, hiper reconocible para los bahienses, la que otorgó aquel triunfo a Cambiemos? ¿O tuvo suerte porque se montó a ese sello que transmitía el sentir de un gran sector de la ciudadanía local, cada día más anti K?

   Quizás una combinación de ambas. Pero Gay ya entró en la categoría de político profesional y ahora quien representa lo diferente es un excolega suyo de LU2, Lorenzo Natali. Con modos opuestos a los de Milei, la gran incógnita para el tablero 2023 en este distrito es qué hará el diputado provincial.

   Visto desde hoy, pareciera que Juntos por el Cambio en Bahía va a tener que resolver sus diferencias en una primaria, que el oficialismo Pro va a postular a la senadora Nidia Moirano y que quien la desafíe no solo estará disputando el liderazgo de esa coalición sino que el ganador o ganadora de esa PASO se convertirá en principal favorito para la jefatura comunal en las generales. Ninguna perspectiva lógica, en este momento, hace pensar que JxC no ganará los comicios del año próximo en Bahía Blanca.

   Lorenzo deberá definir dos cosas. Primero, si se lanza a competir, impulsado por su triunfo de 2021 en la Sexta Sección ante el amarillo Fernando Compagnoni. En el Pro le bajan el precio a esa victoria diciendo que, si bien ganó en la suma de la región, perdió en Bahía (40.748 votos a 37.000). Es cierto, pero no es menos real que Lorenzo construyó una candidatura en poquísimo tiempo, que la derrota en este distrito fue ajustada y que la noche de las PASO se festejó largamente en los comités y hubo caras largas en el búnker de Colón 72, donde se apagaron las luces bien temprano.

   Lo segundo, si compite, es bajo cuál paraguas. El año pasado encabezó una boleta radical que tenía en su punta a Facundo Manes, pero la fidelidad de Lorenzo sigue siendo con Emilio Monzó, el hombre que lo llevó a la política y que ya se alejó del neurocientífico para transformarse en una de las columnas de Patricia Bullrich.

   A todo esto, días atrás el intendente Gay manifestó su preferencia personal por Horacio Rodríguez Larreta en la interna nacional. ¿Se perfilan los tándems Larreta-Moirano y Bullrich-Lorenzo? Imposible de determinar hoy por hoy, pero ambas opciones están en el cubilete.

   Sí está fuera de duda que Natali mueve el aire, que incomoda a sus colegas que llevan años en la función pública o merodeándola --eso a mucha gente de a pie le cae bien-- y que conserva una buena imagen según los diferentes sondeos. Y, si bien es verdad que altos porcentajes de imagen positiva no necesariamente se traducen en votos, también es un dato que se trata de una buena base para construir.

   "El concepto del intendente no es el estadista. Es el buen vecino, el hombre que refleja la cultura de su pueblo", lo ensalza Juan Pablo Baylac, radical que perdió el bigote pero no las mañas.

   Llegado el caso, los más anti Gay, Moirano y etcétera estarían dispuestos a respaldarlo. Incluso peronistas, que si ven que el Frente de Todos no llega, prefieren la caída del actual gobierno Pro.

   A todo esto, acaba de ingresar el presupuesto 2023 al Concejo Deliberante. Aún no se conocen análisis preliminares de la oposición pero se entiende que harán cuestionamientos. Uno seguramente tendrá que ver con el Mercado Municipal, que se quedará sin directora desde enero tras el recorte de cargos.

   Cuáles serán las obras de reparación en el edificio y cómo serán los plazos formarán parte de la discusión, con un reloj de arena de fondo: el Municipio anunció el 6 de octubre el cierre inmediato del lugar por graves peligros estructurales pero varios negocios siguen funcionando, los clientes continúan yendo y distintos comerciantes aseguran que están lejos de acordar una mudanza.

   Según se indicó desde Alsina 65, la refacción solo se puede realizar con el inmueble deshabitado. ¿Cuándo y cómo sucederá eso? Por ahora no hay respuesta y en un abrir y cerrar de ojos terminará el año.

   Otro tema que el Frente de Todos buscará poner en agenda es la compra de un edificio para el Tribunal de Faltas, que históricamente funcionó en sedes de alquiler. La propiedad adquirida en Brown y Misiones costará 102 millones de pesos, a la vez que requerirá una serie de mejoras.

   El punto de discusión no parece la compra en sí sino los modos. En el FdT plantean que es un expediente que entró de manera repentina para que se trate sobre tablas, sin tiempo para el análisis. Algunas de las dudas son similares a las del Mercado: cuánto costará acondicionarlo (al parecer presenta sectores con mucho deterioro) y cuánto tiempo demandarán esas tareas. También, cuánto se pagará por el alquiler de la nueva casa provisoria del Tribunal, en avenida Cerri 757. Informalmente ya saben que se desembolsarán 850 mil pesos mensuales, con aumentos programados a medida que avance la inflación, pero esperan la comunicación oficial.

   También aguardan con ansias las rondas de secretarios en el recinto para que expliquen cómo utilizarán los fondos asignados a sus áreas. Una de las lupas se pondrá sobre la subsecretaría de Seguridad, área de perfil muchísimo más bajo desde la asunción de Jorge Galli, pero que volverá a tener protagonismo en los próximos meses debido a la incorporación de un nuevo sistema de cámaras urbanas, una deuda de la actual gestión que debería saldarse el año próximo.

   Todos estos temas y muchos otros, desde ya, podrían solaparse si la Argentina avanza firmemente en la Copa del Mundo. Al margen de quién lo usufructúe, ojalá el equipo llegue hasta el último día.

]]>
El otro juego https://www.lanueva.com/nota/2022-11-27-5-0-53-el-otro-juego Opinión 2022-11-27-5-0-53-el-otro-juego    En pleno desarrollo del Mundial 2022, en el que jugar a la pelota está en su máxima expresión vale reflexionar sobre algo tan vital como el juego.

   ¿La actividad lúdica se pierde en el devenir del tiempo o se juegan otros juegos? ¿Se puede ganar o perder siempre?

   Observar a niños y niñas jugar es advertir y sorprenderse con la concentración que ponen en el juego y el placer inmediato que les ocasiona, la misma concentración que especialistas en infancia consideran necesaria para llevar a cabo un trabajo. 

   El juego permite desarrollar la capacidad creativa, la imaginación, recorrer nuevos caminos y conquistar espacios por medio de la exploración, la manipulación y la invención de estrategias. 

   El juego es pasión, es creer que se posee poderes sobrenaturales, es imaginar y hacer a la manera de cada uno pero sin dejar de respetar a los demás; a medida que el niño crece aprende a consensuar y aceptar opiniones ajenas. 

   Cuando se juega no existe el reloj, alcanza con que un adulto diga: “basta, se terminó” para que indefectiblemente un niño pida “un ratito más...”.

   Las palabras jugar y poder están íntimamente relacionadas. Para la Real Academia Española jugar significa entre varias acepciones “hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse; poder tiene varios usos y también es “la facultad, habilidad, capacidad para llevar a cabo una determinada acción”.

   Con el correr de los años se pierde, se aniquila, se olvida esa capacidad de jugar y en algunos casos solo se concentra la energía y hasta la vocación en poseer poder; considero que no está mal si tal cual como dice Francisco “el verdadero poder es el servicio”.

   Y siempre sabemos de alguien que en su afán por triunfar siempre, por ganárselas todas, con ambición desmedida por acaparar poder como si fueran un niño de tres años que acapara bolitas, convencido que eso lo convierte casi un superhéroe, acumulan bienes materiales, parejas, amantes, y las cabezas de quienes lo rodean son los peldaños que pisan y utilizan para llegar quién sabe a dónde; como niños que se la creen, disfrazan su poca estatura para sentirse grandes por un momento, a veces por años.

   La vida cotidiana nos enfrenta una y otra vez a situaciones en las que se requiere, como en un juego, inteligencia, estrategias, construir, refutar y aceptar reglas, también hay situaciones que como sucede con lo lúdico, se juega de forma solitaria y otras que se disfrutan en equipo pequeños y otras hasta con grandes multitudes.

   Pasar de lo lúdico a lo real también es una habilidad que se cultiva a lo largo de los años. Saber en qué momento dejar capa y la espada de héroe, saber que el lazo de la verdad de la Mujer Maravilla es pura fantasía es entender que la vida es una sucesión de ratitos en los que generalmente algo se pierde y también algo se gana, a veces también se empata. Saber distinguir momentos, vivirlos y atesorarlos, saber en qué momento algo o alguien vale la pena que te la juegues es casi tan mágico y tan placentero como volver a jugar.

]]>
El pan nuestro de cada día (llega cargado de impuestos) https://www.lanueva.com/nota/2022-11-25-5-0-16-el-pan-nuestro-de-cada-dia-llega-cargado-de-impuestos Opinión 2022-11-25-5-0-16-el-pan-nuestro-de-cada-dia-llega-cargado-de-impuestos  

   El pan, como un elemento vinculado inequívocamente al trigo, continúa siendo un producto icónico y sensible en la mesa de los argentinos. Como tal, su precio conlleva un grado de observancia mayor respecto de otros productos alimentarios básicos sobre los cuales pocos se detienen.

   Así como el mito respecto de que la carne vacuna es cara se ha ido cayendo a pedazos y sobre eso sólo parece quedar una frase (desactualizada), otro tanto empieza a suceder con el costo del pan en las distintas bocas de expendio de nuestro país..

   El reciente informe semestral de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), denominado Composición de precios, vuelve a poner blanco sobre negro respecto de la cuestión.

   Estas son algunas de las precisiones:

—El trigo sólo representa el 13 % del valor final del pan.

—Del total que paga el consumidor argentino por kilo de pan, más allá de aquel 13 % del trigo, el molino harinero cubre el 6 %; la panadería el 56 % y los impuestos el 25 %.

—Del citado 25 % que corresponde a impuestos para la cadena, el 79 % son de la Nación; el 19 % de las provincias y sólo el 2 % de los municipios.

   Puntualmente, el impuesto a las Ganancias y de valor agregado (IVA) concentran el 70 % de los impuestos pagados por la cadena.

—Entre los meses de febrero y agosto del corriente año, el trigo subió el 59 %; es decir, el pan —en cualquiera de sus tipos, desde baguette hasta francés, pasando por el casero— no debería haber aumentado más de 16 pesos por kilo por la acción del trigo (+ 8 %). Sí, pero no: el pan tuvo un incremento de 118 pesos. La cuenta es sencilla: aumentó los citados 16 pesos por el trigo y otros 102 pesos por cuestiones ajenas.

Composición de precio del pan. / Fuente: FADA

   David Miazzo, el economista jefe de la FADA, definió la relación: “En un kilo de pan hay más impuestos que trigo y harina”.

   También explicó que un eslabón tenga mayor participación en la composición del precio, como puede ser en este caso la panadería, no significa —necesariamente— que sea el que más gane, sino que está relacionado con sus procesos, escalas y costos.

—Bonus track: Desde el campo a nuestras mesas, el precio del trigo se multiplica por 7,3 veces.

   Ahora, un punto relevante en este debate se produce en los (probables) aumentos que llegarán como consecuencia de la sequía, y las heladas tardías, que ha afectado a la zona núcleo productora triguera del país.

   A medida que se empiezan a relevar los lotes, se magnifica el daño producido por los fenómenos y se acentúa la caída en rindes y en producción. Con naturalidad, ya se lanzan cifras de producción por debajo de los 12 millones de toneladas; incluso, algunos osados llegan a 11 M/T. El dato no es menor: se esperaban 23 M/T.

   Ya se explicó —en esta misma columna— que la oferta total de la campaña 2022/23 se presume de 13,1 millones de toneladas, producto de la eventual cosecha de 12 M/T y un stock inicial (carry over) de 1,1 M/T.

   También que la demanda se ubicaría en niveles de 12,8 millones de toneladas, con este desglose: 6,5 M/T de la molinería; 5,3 M/T de la exportación (suponiendo que sólo se embarca la mercadería que ya está comprada) y un millón de toneladas en concepto de semillas y otros usos. ¿La realidad? Sólo de aparente equilibrio.

   Los comentarios son el prólogo —y la admisión— de una corrección que se viene en el precio del trigo pero, del mismo modo, un regreso al primer ítem mencionado: la incidencia del cultivo en el precio del pan (para el caso de mayor elaboración; en otros productos es menor) es del 13 %.

   Es decir, la repercusión del precio en las panaderías, supermercados y demás debiera ser incidental. Aunque, para darle realidad a la problemática, no faltará quien diga que hay que exportar menos toneladas de trigo para que baje el precio del pan.

OTROS TEMAS DE ESTA MISMA COLUMNA:

Crónica de una sequía anunciada: ¿hasta cuándo impactará en el ingreso de divisas?

La tormenta perfecta: sólo hay que mirar al cielo, rezar y esperar

Cómo seguir promocionando la carne vacuna y no morir en el intento

La carne vacuna que viene: ¿con o sin cuarteo?

Brecha de rendimiento: que el árbol no tape el bosque

La Niña alimenta el refrán: No hay dos sin tres

Una tribuna para todos y todas

“Cuanto más vacas tengamos, menos incendios vamos a sufrir”

Troceo de la carne: ¿llegó la hora de ponerle el hombro a la modernización?

Gases de efecto invernadero: ¿El campo es el malo de la película?

Dólar soja: cuando creatividad mata galán

Exportaciones: más allá de las restricciones, la carne sigue aportando dólares

Trigo 2022/23: ¿Vendrá con el pan bajo el brazo?

Retenciones: ni se miran ni se tocan (hacia abajo)

Campaña 22/23: ¿Por qué las expectativas del campo están por el suelo?

¿Qué tienen en común la carne vacuna y el fútbol argentino?

Soja: hay que leer la letra chica para entender de qué se trata

Carne vacuna: cuando el debate no debe pasar sólo por el precio

Biocombustibles: ¿y si vamos pensando en extender el corte?

Agroexportación: ¿cómo romper récords y sobrevivir en el intento?

Trigo HB4: ¿No todos los caminos conducen a Roma?

]]>
Cristina candidata, ¿solución o problema para el FdT de Bahía? https://www.lanueva.com/nota/2022-11-23-5-0-30-escenario-politico-cristina-candidata-solucion-o-problema-para-el-peronismo-de-bahia Opinión 2022-11-23-5-0-30-escenario-politico-cristina-candidata-solucion-o-problema-para-el-peronismo-de-bahia    El Frente de Todos y Juntos por el Cambio se encaminan a definir a sus principales candidatos para el Mundial electoral del año que viene, con la Casa Rosada como premio mayor. Es una competencia larga, que probablemente empiece a despejar más dudas a partir de marzo próximo, y que influirá en los armados de todos los distritos, incluyendo a la Provincia de Buenos Aires y sus 135 municipios.

   La oposición tiene a varios postulantes para la presidencia pero ningún líder claro. Hoy las opciones parecen Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal y Facundo Manes, a quienes se podría agregar el creador de Cambiemos, Mauricio Macri. Ninguno saca grandes ventajas y todo indica que algunos de esos apellidos, no todos, irán a una PASO.

   En el peronismo, en cambio, los nombres escasean porque sí existe un liderazgo más fuerte que el resto. Se trata de Cristina Fernández de Kirchner, cuya jefatura no es absolutamente abarcativa en su coalición pero sí mucho más potente que las demás. Tan es así, que en las últimas semanas todo el kirchnerismo puro y duro empezó a pedir su postulación a la presidencia en 2023.

   Cristina, se sabe, tiene una base de votantes muy firme, que algunos calculan en el 25% del electorado, otros en el 30% y los más optimistas en el 35%. Ninguno de sus compañeros se le acerca. Ni Alberto Fernández, que sigue sosteniendo que irá por la reelección; ni Sergio Massa, que dice que no quiere subirse a la carrera pero es el único con temperamento para discutir el liderazgo del Frente.

   ¿Cuál es el dilema hoy, entonces, del FdT? En qué lugar de la boleta va a jugar la vice. Para empezar, resulta evidente que no puede poner otra vez a un delegado: si se suma a la fórmula presidencial, la tiene que encabezar. Y, si se baja, podría apuntar a una banca en el Senado, aunque seguirá teniendo mayor protagonismo que el propio candidato a la Rosada, sea quien sea.

   Distintos analistas consideran que, en este escenario, no le queda otra que ir a fondo y ser ella la punta de boleta. "Cristina presidenta", corean cada vez más fuerte en su tribuna.

   La vice es imprevisible en términos de armados electorales. Es muy difícil saber si quiere ser candidata o moverá las piezas de otra manera, teniendo en cuenta que los niveles de rechazo popular también son muy intensos y su techo electoral se supone que es bajo. De hecho, se arriesgaría a una derrota inédita para ella en un comicio ejecutivo, con consecuencias muy riesgosas para su liderazgo. 

   No obstante, se pueden ir haciendo proyecciones de cómo resultaría su postulación, por ejemplo, en un distrito como Bahía Blanca.

   Hoy se manejan tres opciones para ir por la intendencia, Federico Susbielles, Marcelo Feliú y el gremialista Sebastián Mas. Los dos primeros son dirigentes que tienen mejor proyección individual en las encuestas que sus contrapartes de Juntos por el Cambio, excepto tal vez por el intendente Héctor Gay, aunque este se autoexcluyó de la competencia, y por Lorenzo Natali, que aún no está decidido a lanzarse.

   El problema para Susbielles, Feliú y Mas, o cualquier postulante justicialista, es que todas las iniciativas para modificar el sistema de votación en 2023 van quedando descartadas --boleta única, desdoblamiento de la fecha de los comicios en Provincia, suspensión de las PASO--, por lo que se seguirá yendo a las urnas con el formato de listas sábana, el mismo día de la elección presidencial.

   Es decir, no será una votación mano a mano contra Nidia Moirano, Andrés de Leo, Emiliano Alvarez Porte, Elisa Quartucci o Martín Salaberry, como le convendría a los referentes del FdT, sino que los electores bahienses se volverán a encontrar en los cuartos oscuros con las boletas largas encabezadas por los candidatos a presidente. En la mayoría de los casos, el factor central a la hora de elegir una tira.

   Cristina, en Bahía, tiene malos números y arrastraría hacia abajo a cualquier candidato que la acompañe. Su último antecedente como cabeza de lista fue en las legislativas 2017, cuando consiguió 41.438 votos en nuestra ciudad contra 98.056 de Esteban Bullrich. O sea, menos de la mitad y no porque el postulante de Cambiemos fuera un tractor sino porque un número muy significativo de bahienses elige la "marca" sin importar tanto los apellidos.

   Esta es la clave. En los sondeos de opinión, al preguntar por candidatos locales, los peronistas no ranquean nada mal; pero cuando se consulta a las mismas personas si votarían al Frente de Todos o a Juntos, la balanza se inclina notablemente para el lado amarillo.

   De hecho, desde que Cambiemos comenzó a competir en 2015, en Bahía ganó todas las elecciones tanto ejecutivas como legislativas. A lo cual se agrega que el año pasado el justicialismo sufrió un golpe muy duro, ya que apenas alcanzó un 23% de los votos.

   "Nosotros no subestimamos a nadie, ¿pero qué cambió desde 2021 para que ese resultado se modifique?", razonan en Alsina 65.

   Volviendo a aquella elección de 2017, incluso si a los votos de Cristina, que iba con el sello de Unidad Ciudadana, se le suman los obtenidos en Bahía por Sergio Massa (1 País) y Florencio Randazzo (PJ-Cumplir), ascienden a 75.481, todavía muy por debajo de Bullrich. Esa elección es un reflejo de cómo viene funcionando el voto peronismo-antiperonismo en este distrito.

   En 2019, último antecedente en comicios ejecutivos, Susbielles logró 41,5% de votos, 6 y medio más que Alberto Fernández y Axel Kicillof (ambos cerraron sobre el 35%), contra 50,9% de Gay. La perspectiva indica que, por causa de la crisis inflacionaria, en 2023 los tramos nacionales del FdT se ubicarán por debajo de esas cifras, quizás con menos del 30%. Entonces ¿cuánto debería tener de corte de boleta a favor el candidato a intendente? Por lo menos 10 o 12 puntos y que los libertarios le quiten a Juntos otro tanto. Visto desde hoy, demasiado.

   Solo Jaime Linares logró una avalancha de votos propios que marcaron una inmensa diferencia con su candidato presidencial. Ocurrió en 1995, pleno auge del menemismo, cuando la UCR postuló para la Casa Rosada a Horacio Massaccesi. Este último recibió 23.276 votos en Bahía, mientras que Linares acumuló 81.196, cerca de cuatro veces más. Carlos Menem logró ese día 71.124, lo cual permite concluir que hubo una andanada de votos compartidos entre el justicialista Menem y el radical Linares.

   ¿Tiene combustible alguien del Frente de Todos para equiparar ese hito? Hoy CFK ofrecería en esta ciudad una modesta base de alrededor del 25% de los sufragios. La montaña a escalar es muy elevada.

   Y si no es Cristina, ¿quién? Fuera de Alberto o Massa, que en esta zona no aportan nada relevante por sí mismos, casi no existen opciones. Una podría ser Axel Kicillof, pero también es un subordinado de la vicepresidenta. ¿Y Daniel Scioli? La cúpula nacional del Frente de Todos lo sigue midiendo, aunque su último registro de 2015 muestra que en Bahía solo pudo orillar el 25%.

   Sin candidatos sólidos en los segmentos nacionales, al FdT bahiense le hace falta una epopeya para ser alternativa real de poder. En los comandos del PJ lo saben y siguen estudiando al detalle la manera de sumar voto por voto, yendo casa por casa.

   En un razonamiento frío, a veces cuando no se puede ganar se trata de acumular toda la fuerza posible para esperar el siguiente turno. Y, eventualmente, soñar con el factor Arabia Saudita. El que abandona no tiene premio, gustan repetir en las unidades básicas.

]]>
Mundial de fútbol: magia y catarsis https://www.lanueva.com/nota/2022-11-20-6-30-43-mundial-de-futbol-magia-y-catarsis Opinión 2022-11-20-6-30-43-mundial-de-futbol-magia-y-catarsis    Cada cuatro años hay una pausa en la rutina que comienza con una ceremonia inaugural, que paraliza a la sociedad y despierta pasiones cuando el equipo sale a la cancha. Parafraseando al conjunto de rock La Versuit  es un mes donde se vive “la argentinidad al palo”.

   ¿La “celeste y blanca” nos une y se diluyen las diferencias? ¿Nos acoplamos en una emoción colectiva?

   Se define como identidad nacional al conjunto de rasgos propios de comunidad, es una construcción social, histórica y cultura; según el historiador Felipe Pigna, la historia de un país es su identidad. Si bien en un mundo globalizado en el que costumbres ajenas a las propias, hábitos foráneos permean cotidianamente y distintos rasgos culturales se “infiltran” de manera imperceptible ocasionando que no se pueda concluir en la existencia de una identidad que incluya a todas las clases sociales, a todos los grupos, lo cierto es que la persona tiene una necesidad de asirse a valores, sentimientos, personalidades e íconos: el mate, los alfajores, el tango, René Favoloro, César Milstein, el dulce de leche.

   Décadas pasadas fue “el Diego y la mano de dios...” ahora es “Lio Messi”, la relación entre identidad y fútbol son para la mayor parte de los argentinos una combinación indisoluble. Estudios de identidad nacional revelan que la  adhesión a un país está ligada a simbolismos y, que una camiseta de un equipo sea portadora de los colores de la bandera remite a la representación de país. 

   El fútbol para los argentinos es un símbolo poderoso y como tal  en pocos días junto a los televisores y pantallas se encenderán pasiones, ilusiones y esperanzas, se multiplicarán las ganas de ver, de ser parte, y de ganar. 

   Comienza el mundial y para muchos se vivirán días intensos, colmados de expectativas, el bar, la oficina, las vidrieras, el taxi, la escuela, tendrán el eco de un estadio y cierta adrenalina que alcanzará su punto cúlmine en una exclamación de gol.

   Enrique Pichon-Rivière en “Psicología de la vida cotidiana” sostenía que el fútbol “es un ritual que congrega a espectadores y equipos en una ceremonia que tiene algo de magia y algo de catarsis”. Magia que se expresa cuando el fanático se convierte en director técnico sugiriendo jugadas y cambio de jugadores desde el sillón junto a la familia; magia cuando millones de argentinos empujamos la pelota al arco asumiendo que la energía de un país consolidará el gol; catarsis en cada exabrupto por la corrida de un “barrilete cósmico” que es interferida por un golpe del adversario; catarsis en cada grito de gol como corolario de lo impensado, de lo creado, de lo inexplicable.

   Serán jornadas en las que paradójicamente las distancias nos unen, las diferencias se minimizan, las palpitaciones aumentan y se vibra como si fuéramos parte de una tribuna en medio del país árabe.

   Se acercan días en los que problemas no se resolverán, pero en cuanto suenan las estrofas del Himno Nacional Argentino se caen las lágrimas y, tal vez entendemos que se gana cuando decidimos patear todos juntos para el mismo lado: ¡Vamos Argentina! 

]]>
Crónica de una sequía anunciada: ¿hasta cuándo impactará en el ingreso de divisas? https://www.lanueva.com/nota/2022-11-18-6-27-0-cronica-de-una-sequia-anunciada-hasta-cuando-impactara-en-el-ingreso-de-divisas Opinión 2022-11-18-6-27-0-cronica-de-una-sequia-anunciada-hasta-cuando-impactara-en-el-ingreso-de-divisas    Mientras los modelos climáticos predictivos le dan continuidad a La Niña hasta por lo menos enero de 2023, la consecuencia directa del fenómeno que, en la mayoría de los casos, provoca lluvias por debajo de los promedios históricos, también puede apreciarse en los ingresos de divisas al país por parte del sector agrícola.

   Las distorsiones que provocó el dólar soja con la entrada en este septiembre de 8.120 millones de dólares —algo jamás visto—, contrastaron con los U$S 1.217 M del mes que pasó. La caída es del 85 %; y de casi el 50 % si se compara con igual segmento de 2012: U$S 2.416 M.

   Aún con este ritmo, las exportaciones de los complejos cerealeros lograron otro récord para los primeros 10 meses del año: 35.034 millones de dólares. La cifra ya es superior al histórico de U$S 32.807 M del año previo.

   Es decir, aún con las enormes pérdidas de producción como consecuencia de una seca que se extenderá, el sector podría llegar a exportar U$S 40.000 millones en todo 2022. Un milagro, por donde se lo mire.

   La circunstancia se producirá en el caso de seguir un promedio inferior aun a los U$S 3.500 M de meses anteriores, ya que, por el momento, no volverá el dólar soja (un fruto prohibido a 200 dólares la tonelada que sólo se negoció en septiembre) y no está claro cuáles serán los volúmenes exportables tras las primeras (magras) cosechas de la fina, entre trigo y cebada, que se anticipan para este diciembre.

   De este modo resulta fácil deducir que los números en rojo —por decirlo de una manera con acepción contable— aparecerán a partir de la campaña venidera, porque, si no cae agua desde el cielo, no habrá biotecnología superior que remonte el barrilete.

   Pero en la letra chica es donde hay que poner el acento en función del futuro. Esto se apreció en el último informe del Monitor Agroindustrial de las Cámaras de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y de los Exportadores de Cereales (CEC).

   Más allá de la fuerte caída en las ventas de soja por parte de los productores, explicada líneas arriba, hay dos temas que preocupan en derredor del cultivo de gruesa en el país:

—La primarización de las exportaciones. Es decir, aumentan las de poroto en detrimento de las de aceite y de harina.

—El estancamiento de la molienda de soja, una circunstancia evidenciada en la última década y que la coyuntura ha acentuado (en forma dramática).

   En este punto va la comparación: en el mismo lapso, Brasil ha crecido al 27 % y los Estados Unidos al 19 %. El dato no es menor: se trata de nuestros más fuertes competidores, lo que significa que toman mercados que nosotros dejamos de proveer.

   Más allá de La Niña y de la imposibilidad por una mayor recaudación, el impacto de las exportaciones pegan de lleno en el área económica del Gobierno nacional.

   Desde el área de estudios económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario le pusieron número a la casa: de no ser por las exportaciones actuales del sector de cereales y oleaginosas, las reservas netas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) estarían con balance negativo.

   Considerando a las RN como la resta entre las reservas brutas del BCRA y los pasivos que la integran, como cuentas corrientes en otras monedas, Derechos Especiales de Giro, obligaciones con organismos internacionales y swap con China, por ejemplo, se concluye que con los niveles de liquidación (promedio) de los últimos cinco años, las RN hubieran seguido una trayectoria negativa desde hace mucho tiempo.

   Se sostiene que si la liquidación hubiera continuado en el promedio mencionado, hoy las RN serían negativas en casi U$S 9.000 M. Y que, en contrapartida, por los récords actuales son positivas en U$S 2.800 M.

   Volvamos al clima. ¿Cuándo lloverá? Existen más certezas que dudas en los modelos predictivos.

   Esta semana hubo registros en una gran parte del país (núcleo) agrícola. Llovió, pero en la mayoría de los casos ha sido tarde e insuficiente, y en un marco de altas temperaturas para la época.

   “La Niña tiene en vilo a quienes estamos ligados a las cuestiones atmosféricas, oceánicas o agropecuarias. Su duración y dureza genera altos niveles de sequía, campos secos, incendios y altas temperaturas, tal como en el último verano cuando se superaron los 40°C en varios días consecutivos”, dijo Bautista Agustiño, analista de modelos climáticos.

  “¿Qué se espera? Para el corriente mes y diciembre y enero venideros existe un 86 % de probabilidad de ocurrencia de La Niña”, añadió.

   Otros especialistas consultados coinciden en algo semejante. Y que una eventual orientación hacia posición neutral (El Niño está desterrado) se va desdibujando con el correr de las semanas. Esto es, lo que viene puede ser peor que ahora.

   Del otro lado, los productores saben que sólo pueden esperar que un milagro baje del cielo.

OTROS TEMAS DE ESTA MISMA COLUMNA:

La tormenta perfecta: sólo hay que mirar al cielo, rezar y esperar

Cómo seguir promocionando la carne vacuna y no morir en el intento

La carne vacuna que viene: ¿con o sin cuarteo?

Brecha de rendimiento: que el árbol no tape el bosque

La Niña alimenta el refrán: No hay dos sin tres

Una tribuna para todos y todas

“Cuanto más vacas tengamos, menos incendios vamos a sufrir”

Troceo de la carne: ¿llegó la hora de ponerle el hombro a la modernización?

Gases de efecto invernadero: ¿El campo es el malo de la película?

Dólar soja: cuando creatividad mata galán

Exportaciones: más allá de las restricciones, la carne sigue aportando dólares

Trigo 2022/23: ¿Vendrá con el pan bajo el brazo?

Retenciones: ni se miran ni se tocan (hacia abajo)

Campaña 22/23: ¿Por qué las expectativas del campo están por el suelo?

¿Qué tienen en común la carne vacuna y el fútbol argentino?

Soja: hay que leer la letra chica para entender de qué se trata

Carne vacuna: cuando el debate no debe pasar sólo por el precio

Biocombustibles: ¿y si vamos pensando en extender el corte?

Agroexportación: ¿cómo romper récords y sobrevivir en el intento?

Trigo HB4: ¿No todos los caminos conducen a Roma?

]]>
Los clásicos siempre se renuevan: ¿se viene un nuevo plan Bonex? https://www.lanueva.com/nota/2022-11-17-6-30-18-los-clasicos-siempre-se-renuevan-se-viene-un-nuevo-plan-bonex Opinión 2022-11-17-6-30-18-los-clasicos-siempre-se-renuevan-se-viene-un-nuevo-plan-bonex    El recuerdo de los 80`s no sólo trae buena música, sino también malas memorias en materia económica. Una de ellas es el Plan Bonex, una medida que consistió en el canje de los plazos fijos de los ahorristas por un bono del Estado (el Bonex) y que fue puesto en vigencia un lejano 2 de enero de 1989.

   Por aquel entonces, los bancos recibían un interés a modo de compensación por la fracción de los depósitos que recibían y no podían prestar al público (los llamados encajes remunerados).

   Los encajes remunerados se usaban para influir sobre la cantidad de dinero, la que no sólo se incrementa a través de la acción del Central sino también a través de la de los mismos bancos toda vez que prestaban, restando los encajes, los depósitos que recibían. Esto constituye el corazón del negocio bancario, inmutable al día de hoy.

   La idea detrás de esta política era morigerar los elevadísimos índices inflacionarios de finales de esa década, que habían acelerado, crisis económica mediante, el traspasamiento del mando presidencial.

   El problema es que estos encajes, como un Frankestein que se rebela contra su creador, cobraron tal magnitud que pasaron a explicar el 65% de los depósitos del sistema financiero y exacerbaron una dinámica compleja: los bancos tenían que pagar cada vez más interés por sus depósitos (de lo contrario, sus clientes corrían al dólar) y exigían mayor encaje como remuneración compensatoria al BCRA, lo que hacía crecer la emisión de pesos y retroalimentaba, más y más peligrosamente, a la inflación.

   Como la tasa a la que se remuneraban los encajes era superior a la que recibía por el lado de los recursos, el Central por las colocaciones de sus reservas de dólares generaba un resultado negativo que llegó hasta el 5,9% del PBI en 1989, denominado déficit cuasi-fiscal.

   Así, por la dinámica arriba descripta, el abultado y creciente déficit cuasifiscal exigía ingentes cantidades de emisión para financiarlo, de modo que la drástica respuesta de las autoridades fue canjear los depósitos a plazo fijo de más de 1.000.000 de australes por un bono pagadero a 10 años.

¿Qué pasa hoy?

   Con una dinámica muy similar, el Central utiliza instrumentos de regulación monetaria en reemplazo de los encajes remunerados, actualmente conocidas como Letras de Liquidez (Leliqs), con la misma premisa: evitar que la emisión excesiva de pesos sume combustible a la inflación.

   “Las Leliqs, que no siempre se llamaron así, son un instrumento nacido allá por el año 2002 como respuesta a la primera emisión de pesos para salvar a un sistema financiero que estaba quebrado por la crisis. Como todo ese dinero que se dio empezó a generar presiones inflacionarias, se buscó la forma de sacar los pesos que sobraban y ahí nacieron”, explicó el economista y asesor privado Mauro Trellini.

   Para Trellini “el problema es que se emitió mucho para financiar al fisco. La respuesta del Central fueron las Leliqs, pero hay que pagar tasas cada vez mayores para colocarlas, por eso se arma esta enorme bola de nieve”.

   En la actualidad, el stock de Leliqs suma más de 7,5 billones de pesos, 2,058 billones más que en 2021, casi el triple de todo el déficit fiscal del sector público.

   Al igual que los encajes remunerados de los 80’s, las Leliqs son parte del activo de los bancos (recursos) y respaldan parte de los depósitos a plazo de los ahorristas argentinos.

   Pero ¿puede haber un plan Bonex versión 2022? “Yo estoy convencido de que vamos a terminar así. Hay que ver si la gente sigue renovando los plazos fijos. En la medida que la desconfianza siga creciendo, como en aquellos años, no lo va a hacer y vamos hacía allá”, alerta el experimentado economista Víctor Beker.

   Sin embargo, más allá de la fría lógica económica, está la política. “Es raro que el Gobierno a esta altura intente algo de esto. En el peor de los casos, va a emitir todo lo que sea necesario (N de R: se imprimen pesos, los bancos los canjean por las Leliqs y se los devuelven a los ahorristas) para evitarlo”, dijo Amilcar Collante, economista y colaborador del periodista “Maxi” Montenegro.

    Agregó que si el público comienza a demandar más pesos -algo que podría ocurrir ante un cambio favorable en las expectativas- el stock de Leliqs se desarmaría en forma progresiva. "Hoy, los depósitos a plazo fijo muestran una gran estabilidad, no hay retiros grandes. Si crece la gente que quiere tener los pesos y no los desarma, entonces se genera un círculo virtuoso que permite el pago de las Leliqs y su encogimiento progresivo", señaló.

   Su colega, el bahiense Jorge Pazzi, coincide. “No lo veo como algo inminente, pero el stock de Leliqs se hizo gigante y, si en algún momento no se le pone un coto, la historia nos enseña cómo terminan estas cosas”.

   Para Pazzi, “la evolución tiene menos riesgo de ser explosiva que en el pasado, porque la tasa que pagan las Leliqs está en línea con la inflación, no es altamente superior, como era antes”.

   El recuerdo del Bonex vuelve a las tapas de los diarios. Y los argentinos deseamos, más que nunca, que al hablar de los 80`s solo rememoremos algún tema de Soda, los inoxidables de Charly o algún lentazo de The Cars o Richard Marx.

]]>
Menos funcionarios y menos tasas, el plan de Gay para su último año https://www.lanueva.com/nota/2022-11-16-6-15-19-escenario-politico-menos-funcionarios-y-menos-tasas-el-plan-de-gay-para-su-ultimo-ano Opinión 2022-11-16-6-15-19-escenario-politico-menos-funcionarios-y-menos-tasas-el-plan-de-gay-para-su-ultimo-ano Maximiliano Allica / mallica@lanueva.com

   El intendente Héctor Gay llegará hoy temprano desde Buenos Aires y su primera actividad oficial, a las 10.30, será una conferencia de prensa para dar detalles sobre el presupuesto municipal 2023, que contendrá dos ejes que parecen los grandes planteos para el último año de su segundo mandato.

   En primer término pondrá el acento en una baja de tasas, en sentido doble: en cantidad, porque algunas desaparecerán; y en valores, ya que se estima que las que queden vigentes sufrirán aumentos por debajo de la inflación proyectada para el año próximo. El segundo eje es el ajuste de la planta política.

   Tal como se viene observando en los últimos días, la eficiencia del gasto público seguirá muy presente en el discurso del equipo de gobierno. Así lo anticiparon recientes declaraciones del propio Gay y de la líder del Pro regional, la senadora Nidia Moirano, autora de proyectos para achicar la Legislatura bonaerense y los concejos deliberantes.

   ¿Cuáles cargos se eliminarán en Alsina 65 a partir de diciembre? Los detalles permanecen guardados bajo siete llaves, aunque es esperable que se trate de alrededor del 20% de los funcionarios, que hoy son unos 100. Incluso desaparecerá alguna secretaría.

   Las intocables parecen aquellas a cargo de alfiles como Pablo Romera (General), Tomás Marisco (Gestión Urbana) y Marcos Streitenberger (Gobierno), lista a la que habría que agregar Economía (Juan Esandi), Salud (Pablo Acrogliano) e Infraestructura (Alejandro Meneses). También son improbables las quitas de jerarquía en áreas como Políticas Sociales (Vanina González) y la reactivada Cultura (José Casali). En ese escenario, quedan pendientes las de Innovación Tecnológica (Ricardo de Weerth) y Producción (César Tomassi).

   De todos modos, en algunos de los principales despachos del Palacio Comunal aseguran que la modificación más relevante no tiene tanto que ver con el gasto político, cuya incidencia en el presupuesto es relativa, sino en quitarle peso al contribuyente. Con una inflación proyectada para el año que viene por encima del 100% (nadie puede tomar en serio el presupuesto nacional que habla de un 60%), la idea es que las subas en tasas como Alumbrado, Limpieza y Conservación de la Vía Pública no superen el 70-80%.

   Desde la comuna buscarán subrayar además que el aumento en ALC de este 2022, establecido a fines del año pasado, fue del orden del 49,5% y que a lo largo del año no se retocó el número, pese a que el IPC anual cerrará por encima del 90%. En otros distritos, remarcan en calle Alsina, hubo reajustes. Tal el caso de Monte Hermoso, donde el Concejo aprobó en agosto un incremento del 20% de los tributos.

   ¿Cuál es la palabra que intentarán ponderar Gay y su equipo en los tiempos por venir? Gestión, ese concepto tan discutido y sobre el cual el Frente de Todos le pega al Municipio al tratarlo de lento e inorgánico. En la comuna entienden que sus características son exactamente las contrarias.

   Por caso, sostienen que pese a la inflación de este año, superior a lo que se avizoraba en diciembre-enero, lograron mantener el ritmo de obras a su cargo, aunque los envíos de fondos comprometidos desde Provincia llegaron tarde e incompletos. De acuerdo con los argumentos del Pro, eso se debe a la eficiencia administrativa municipal.

   Les duele a los amarillos la bala de la ineficiencia. Una anécdota: hace un mes la UTA decidió un paro en las grandes ciudades del interior del país por razones salariales, aunque en nuestra ciudad alcanzaron un acuerdo y se desactivó la protesta. "Hoy todo el país tiene paro de colectivos pero en Bahía están funcionando. ¿Eso no es gestión? ¿No van a decir nada?", le lanzaba un importante funcionario a un periodista por esas horas, en una charla de pasillo.

   Una de las grandes preguntas sobre la disminución del costo político está vinculada con los sueldos. Ya se explicó sobradamente la discusión técnica sobre el salario del intendente. ¿Habrá novedades sobre ese punto o el tema no se toca? ¿Y los concejales? ¿Aceptarían un recorte de sus dietas como sucedió durante la crisis de 2001-2002 por impulso del radical Facundo Arnaudo, hoy de nuevo en la palestra por su actividad militante?

   El debate sobre el gasto político puede tener efecto boomerang. Con una complicación adicional: es casi imposible satisfacer la exigencia popular de rebajas salariales para la política. Cualquier descuento siempre parecerá poco.

   Una incógnita respecto del actual compromiso por bajar el costo del Estado Municipal es por qué no se hizo antes. ¿Será porque se trata de un año electoral, con un clima social que reclama estas medidas? ¿Para contrarrestar el crecimiento libertario?

   Responde un muy alto funcionario del gabinete: "Sería un error correr por derecha a Milei. Es como si quisiéramos hacer un museo de la memoria corriendo por izquierda al kirchnerismo. Si lo hacemos ahora es porque finalmente logramos ordenar el Municipio".

   De acuerdo con un observador cercanísimo, el gremialista municipal Miguel Agüero, la administración Gay adquirió una dinámica elogiable, al punto que lo calificó como el mejor intendente que él conoció, en términos de optimizar las condiciones de los trabajadores de la comuna.

   Esas declaraciones tuvieron mucha resonancia, porque Agüero no solo mantuvo agrias discusiones con el gabinete en el pasado sino porque además formó parte de la lista de concejales del Frente de Todos en 2021. Y se quedó sin banca por un pelo (ingresaron los tres primeros candidatos y él iba cuarto).

   A propósito, un dato. Como es costumbre, cuando falta un edil a una sesión se llama al que venía inmediatamente detrás en la boleta para que lo reemplace. La primera vez que se produjo esta situación y desde el bloque del FdT lo convocaron, Agüero declinó la invitación. Nunca asumirá esa banca, asegura.

   La situación actual de la interna del FdT en Bahía merecería muchos párrafos. Sin ir más lejos, en los gremios permanece una grieta que viene hace bastante entre la CGT (con Camioneros y Empleados de Comercio al frente) y el Bloque de Unidad Sindical (Municipales, entre otros). Pese al trabajo de emisarios de ambas partes para tratar la unificación de las centrales obreras, cuesta mucho avanzar.

   Además, se escuchan otros ruidos. Hay que preguntarse por qué, durante la reciente visita del ministro bonaerense de Salud, el camporista Nicolás Kreplak, no estuvo presente Federico Susbielles. Tampoco hizo referencias a Kreplak en sus redes ni intervino en la discusión pública que mantuvo el ministro con Gay.

   ¿Hay cortocircuito entre el titular del Puerto y el jefe de La Cámpora regional, Gabriel Godoy? Desde ambas partes lo niegan, aunque este año el vínculo estuvo más frío que en otros momentos. En principio, dicen, solo algo pasajero. "Tienen muchas más coincidencias que diferencias", aclaran desde esa coalición.

   Hablando de internas, el radicalismo definió a sus autoridades partidarias con un triunfo de la boleta oficialista, encabezada por el concejal Pablo Daguerre. Detrás suyo confluyeron todos los dirigentes que aspiran a que la UCR pelee por la jefatura comunal el año que viene.

   Entre ellos, los caudillos Juan Pedro Tunessi y Juan Pablo Baylac, sostenes de la postulación de Lorenzo Natali, además de los ya lanzados a la carrera Martín Salaberry y Elisa Quartucci. Esta última, según su rival interna Patricia Piersigilli (iba con la lista que proponía a Fabián Val para presidir el comité), "fue la gran ganadora, sin dudas, por la cantidad de electores que fueron por ella y por la excelente fiscalización de su grupo".

   Respecto de 2023, en Donado al 300 hay dos temas a resolver. Primero, pero no principal, tendrán que definir a un solo candidato o candidata para las PASO: podría ser con una interna abierta, incluyendo a no afiliados, o simplemente basarse en encuestas. Y segundo, más importante, aguardar a los acuerdos de la cúpula nacional en Juntos. Si hay un precandidato a presidente radical, la posibilidad de tener postulante propio a la jefatura comunal tiene cuerpo; caso contrario, toda esa rosca podría girar en falso.

   En cualquier caso, los resquemores con el Pro bahiense están cada día más a flor de piel. La primera declaración de Daguerre fue que "el desafío es que el radicalismo vuelva a ser gobierno de Bahía Blanca" y que no debe ser más el "furgón de cola del Pro".

   Muchos boinas blancas también dedicaron párrafos a la tríada amarilla, a la cual acusan de querer intervenir en la elección de la UCR enviando gente a votar en contra de los finalmente ganadores. De hecho, varios de los dirigentes radicales más reconocidos afirman que lo más importante de la interna fue "ganarle al Pro", señalando con nombre y apellido a Santiago Nardelli.

   Al exdiputado y estratega amarillo le suelen atribuir muchas maniobras de ese estilo. Es difícil comprobar que sea cierto, pero no es tan complicado detectar que construir esa imagen no le resulta incómodo. Es más, pareciera que lo prefiere.

]]>
La tormenta perfecta: sólo hay que mirar al cielo, rezar y esperar https://www.lanueva.com/nota/2022-11-11-6-30-13-la-tormenta-perfecta-solo-hay-mirar-al-cielo-rezar-y-esperar Opinión 2022-11-11-6-30-13-la-tormenta-perfecta-solo-hay-mirar-al-cielo-rezar-y-esperar Guillermo D. Rueda /grueda@lanueva.com

   La producción de trigo nacional en la campaña 2021/2022 fue de 22,4 millones de toneladas. El dato no es menor: se trata de un récord histórico.

  Con una reducción de superficie (por múltiples razones), la proyección para 2022/2023 fue de 21 M/T. A esta semana, varias fuentes consultadas prevén que apenas se superen las 12 M/T.

   Al impacto de la sequía en la denominada zona núcleo, que se preveía pero jamás en semejante magnitud ni extensión (porque continúa), se sumaron las heladas tardías (ídem consideración anterior).

   La pérdida de un plumazo de 9 millones de toneladas de la materia prima del otro producto icónico de la mesa de los argentinos (el pan), expuso las consecuencias del clima sobre la inversión a cielo abierto más importante del país.

   La falta de estimación respecto de la producción final es entendible.

   Las heladas tardías, nunca más real la acepción, conviven en un escenario alternativo de hasta 32 grados de temperatura, tal como se ha producido la última semana en el centro y en el sur de las provincias de Buenos Aires y La Pampa en un momento clave para el trigo: entre espigazón e inicio de llenado de grano.

   Es decir, como no se esperan lluvias significativas en los días venideros; aún quedan pronósticos de heladas y las temperaturas estarán altas por este período del año (cada vez más adelantadas por el cambio climático), es poco menos que imposible saber hasta dónde se recortará la producción (léase relevamiento de daños, algo que se está haciendo día a día). Y ni hablar de la calidad, de la proteína y demás. Otro dato: En algunas algunas zonas, gran parte del cultivo se encuentra en un avanzado ciclo fenológico y, por ende, no se aguardan mejoras sustanciales en los rendimientos.

   Si la planta no reúne condiciones por tamaño y posee escaso número de espigas, que ya vienen dañadas por el frío nocturno, no estarán dadas las condiciones mínimas para que ingresen las cosechadoras. En algunos sitios del norte del país esto ya se ha decidido: esos campos serán destinados como alimento para la ganadería.

   En cebada el panorama es semejante. A diferencia del trigo, el área implantada para 2022/2023 se había incrementado hasta 1,45 millones de hectáreas (+ 12,1 %).

   De este modo, iba camino al récord de 5,3 millones de toneladas. No podrá ser: con mucha fortuna, y aún con la imposibilidad de precisar los perjuicios hasta no ingresar a los lotes, llegará a las 4 millones de toneladas.

   Un punto a favor es que, mayormente, la cebada se siembra en torno a la región cercana al puerto de Bahía Blanca, en el sudeste y en el sudoeste bonaerenses, donde los registros de precipitaciones han sido sólo un poco más frecuentes, aunque menos intensos. Justamente, la verdadera magnitud de lo que sucede se podrá conocer a través del Agrotour de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, con especialistas que recorrerán la zona entre los venideros miércoles 23 y jueves 24.

   La duda carcome y la pregunta es inevitable: ¿Faltará trigo en el país? Veamos.

   La oferta total se presume de 13,1 millones de toneladas, producto de la eventual cosecha de 12 M/T y un stock inicial (carry over) de 1,1 M/T.

   La demanda se ubicaría en niveles de 12,8 millones de toneladas. Este es el desglose: 6,5 M/T de la molinería; 5,3 M/T de la exportación (suponiendo que sólo se embarca la mercadería que ya está comprada) y un millón de toneladas en concepto de semillas y otros usos.

   La posición de equilibrio es evidente, pero no existen certezas. Y ni hablar si, como se empieza a calcular, la cosecha 2022/2023 cae a menos de 12 M/T. En tal caso, será el prólogo del inicio de negociaciones con los exportadores en función de contar con parte de esas 5,3 M/T.

   ¿Subirá el precio del pan para los consumidores? Probablemente; como todos los productos a consecuencia de la inflación, de los impuestos y demás, pero no por esta coyuntura del trigo. De acuerdo con la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), el porcentaje de incidencia del cultivo en el precio final del pan es del 13 %.

   El daño está hecho y los productores, que siempre ponen su capital bajo tierra y esperan que llueve, lo están sintiendo. Planteado así, la otra duda es qué pasará a futuro, considerando que la mayoría de los modelos predictivos respecto del clima han anunciado una continuidad del fenómeno La Niña hasta enero de 2023 (cuanto menos).

El pronóstico hasta enero de 2023 no sólo prevé lluvias por debajo de lo normal, sino también altas temperaturas. / Fuente: SMN

   Hasta ese momento no se podrá retrasar la —ya demorada— siembra de cultivos de gruesa. El deterioro asoma incalculable y es inevitable decirlo: la soja y el maíz, principalmente, integran la nave insigna del Gobierno nacional a la hora de sumar dólares para el fisco.

OTROS TEMAS DE ESTA MISMA COLUMNA:

Cómo seguir promocionando la carne vacuna y no morir en el intento

La carne vacuna que viene: ¿con o sin cuarteo?

Brecha de rendimiento: que el árbol no tape el bosque

La Niña alimenta el refrán: No hay dos sin tres

Una tribuna para todos y todas

“Cuanto más vacas tengamos, menos incendios vamos a sufrir”

Troceo de la carne: ¿llegó la hora de ponerle el hombro a la modernización?

Gases de efecto invernadero: ¿El campo es el malo de la película?

Dólar soja: cuando creatividad mata galán

Exportaciones: más allá de las restricciones, la carne sigue aportando dólares

Trigo 2022/23: ¿Vendrá con el pan bajo el brazo?

Retenciones: ni se miran ni se tocan (hacia abajo)

Campaña 22/23: ¿Por qué las expectativas del campo están por el suelo?

¿Qué tienen en común la carne vacuna y el fútbol argentino?

Soja: hay que leer la letra chica para entender de qué se trata

Carne vacuna: cuando el debate no debe pasar sólo por el precio

Biocombustibles: ¿y si vamos pensando en extender el corte?

Agroexportación: ¿cómo romper récords y sobrevivir en el intento?

Trigo HB4: ¿No todos los caminos conducen a Roma?

]]>
Achicar la Legislatura y el Concejo, ¿austeridad o especulación? https://www.lanueva.com/nota/2022-11-9-6-15-35-escenario-politico-achicar-la-legislatura-y-el-concejo-deliberante-senales-de-austeridad-o-pura-especulacion Opinión 2022-11-9-6-15-35-escenario-politico-achicar-la-legislatura-y-el-concejo-deliberante-senales-de-austeridad-o-pura-especulacion Maximiliano Allica / mallica@lanueva.com

   La senadora Nidia Moirano instaló el debate y rápidamente se propagó por el microclima. La líder del Pro regional presentó un proyecto de ley para que los concejos deliberantes reduzcan sus miembros a la mitad en los 135 municipios de la Provincia de Buenos Aires, mientras que, a mediados de este año, ya había elevado otra iniciativa para reducir la Legislatura a una sola cámara.

   Son medidas tendientes a bajar el gasto de la política en tiempos de fuerte crisis económica, así como de distancia cada vez más acentuada entre la dirigencia y la sociedad en general.

   Para que ambos proyectos se concreten necesitan la aprobación de la Legislatura bonaerense. Es decir, dependen de la voluntad de la propia clase política que se vería afectada por esa disminución de cargos. Y, si bien los partidos de todos los colores admiten que existe una demanda creciente de avanzar en la austeridad del funcionariado, suena difícil que alguna de esas iniciativas se materialice.

   Casi de inmediato, a Moirano le saltaron a la yugular referentes de otros espacios que la acusan de oportunista, teniendo en cuenta que se trata de una probable postulante a la intendencia el año próximo. Federico Susbielles ironizó: "Los focus grous están a pleno", aludiendo al habitual señalamiento contra el Pro de que actúa en función del humor social que le cuentan sus consultores.

   Oportunista o no, el debate es bueno. No solo por el ahorro económico que podría significar --ver ¿Cuánto dinero ahorraría Bahía Blanca con la mitad de concejales?-- sino porque los espacios legislativos y deliberativos bien merecen una discusión sobre su refuncionalización en el siglo XXI. Hoy la vida corre a mil por hora, las soluciones de muchísimas cosas están a un toque de celular, pero los cuerpos de representantes siguen avanzando a paso decimonónico. Por no mencionar que cada vez es más discutible definir a quién o qué representan.

   La verdad es que casi nadie está pensando cómo hacer para que resulten órganos más ágiles y productivos. Ya en esta misma columna se habló de la poca actividad de este año en la Legislatura provincial, donde hubo apenas un puñado de sesiones para los 92 diputados y 46 senadores. Y eso que no se trata de un año electoral, período en el cual los encuentros en el recinto se reducen aún más. 

   A propósito de las irrupciones de Moirano, una observación. El intendente Héctor Gay fue el único referente de primera línea de Juntos por el Cambio que salió en respaldo de sus propuestas. El resto, al menos por ahora, está lejos del operativo clamor. De hecho, más de uno, relevante en la estructura, admite en privado que ellos forman parte de un sistema (el político) y que no hay que tirarse en contra ni escupir para arriba.

   Va a ser interesante mirar cuáles alfiles amarillos se van sumando a estos pedidos de menor gasto y cuáles esquivan la charla. Si prospera la candidatura de la legisladora, estos temas adquirirán una importancia central.

   Otro cuestionamiento que surgió contra la cúpula del Pro tras estos proyectos es el sueldo del intendente.

   El salario del jefe comunal de Bahía Blanca equivale a 16 haberes mínimos del escalafón administrativo, según establece la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM), en su artículo 125:

   "El Intendente gozará del sueldo que le asigne el Presupuesto, el que en ningún caso podrá ser inferior a diez (10) sueldos mínimos (...) en el escalafón administrativo de cada Municipalidad. Los Municipios que tengan doce (12) y catorce (14) concejales deberán elevar el número de sueldos mínimos a doce (12). Los Municipios que tengan dieciséis (16) y dieciocho (18) concejales, a catorce (14) y los que tengan veinte (20) y veinticuatro (24) concejales a dieciséis (16)". 

   Como ya se explicó en esta misma columna en marzo, para bajar el sueldo del jefe municipal una opción sería cambiar la Ley Orgánica, pero la realidad es que en el resto de los municipios bonaerenses no se ven haberes tan abultados y reunir los consensos para estas modificaciones es impracticable.

   La explicación de lo que sucede en Bahía es que el salario mínimo de los empleados municipales está muy por encima de la media en la Provincia. Y esto no comenzó con la gestión Gay sino que es histórico. Entonces, una solución sería crear categorías administrativas más bajas, con salarios menores, lo cual reduciría automáticamente todos los sueldos políticos. ¿Se puede? Sí. ¿Se analiza para complementar los otros proyectos de ajuste? No, que se sepa.

   Un detalle notable es que varios exfuncionarios o exconcejales proponen bajar el salario del intendente y de su team político, pero jamás hicieron nada mientras se encontraban ellos mismos en la gestión. El oportunismo, en todo caso, es de ida y vuelta.

   El dato es que hoy el jefe comunal, tal como prescribe la ley, cobra 1.881.000 pesos en bruto por mes y 1.005.000 en mano. Los concejales bahienses, también alcanzados por las normas de la LOM, reciben 498.000 pesos en bruto, a los cuales se deben agregar antigüedades y restar descuentos, dependiendo de cada caso.

   En cuanto a los legisladores provinciales, nadie sabe a ciencia cierta cuánto ganan, mucho menos si se computan ingresos adicionales por viáticos y gastos en asesores. Según los expertos, los titulares de bancas bonaerenses están mejor pagos que los propios diputados y senadores de la Nación. Seguro, el nivel de exposición es muchísimo menor.

   Otro de los reproches a Gay y Moirano tiene que ver con la cantidad de funcionarios en el Ejecutivo municipal. En la oposición sostienen que si quieren reducir el gasto político pueden empezar por ahí. De acuerdo con Gobierno Abierto, actualmente hay 100 funcionarios en la comuna contra un total de 73 a diciembre de 2015, cuando el experiodista inició su mandato. Poco más que un Concejo Deliberante de diferencia.

   La polémica, sin dudas, continuará.

   En todas estas propuestas de reducción del gasto de la política sobrevuela la sospecha de "populismo electoral" por parte de Juntos por el Cambio. Entre otras razones, con la intención de disputarle la agenda a los libertarios, que les vienen comiendo votos por derecha.

   ¿Pero qué habría que decir sobre la propuesta de un sector del Frente de Todos nacional de suspender las PASO en 2023? El argumento es el mismo: ahorrar plata en tiempos de crisis y que los partidos o coaliciones resuelvan sus internas con sus propios recursos, sin comprometer a la ciudadanía.

   Las PASO, al igual que los promedios del descenso en el fútbol, son una originalidad argentina para favorecer a las grandes estructuras de poder. Comenzaron a funcionar en 2011 durante el gobierno de Cristina Kirchner y la historia muestra que suelen ser un gasto inútil, una gran encuesta que solo le sirve a las élites partidarias. Incluso se pueden convertir en un eventual factor de desestabilización de un gobierno demasiado antes de tiempo, como le ocurrió a Mauricio Macri en 2019.

   Hay muchas más razones para sacarlas que para dejarlas, pero resulta obvio que hoy el peronismo trata de eliminarlas porque el principal perjudicado sería Juntos debido a sus luchas en torno a la candidatura presidencial.

   Vale aclarar que al menos dos importantes dirigentes del FdT de nuestra región se manifestaron en contra de removerlas, al menos el año que viene, y proponen dar la discusión cuando no haya un proceso electoral tan cercano, para quitarle "ventajita" al debate. El rapto de moderación lo tuvieron el diputado provincial Alejandro Dichiara y el mencionado Susbielles. Dicho sea de paso, probable contendiente de Moirano en las urnas.

   El titular del Puerto elige con quién discutir y suele evitar la confrontación con las segundas líneas. Que hayan empezado los cruces directos con la senadora por el ajuste político o, unos días antes, por la crisis del agua, son una señal a tener en cuenta.

   Y otra más: el eje de sus mensajes. Esta semana dijo que no está conforme con el gobierno del Frente de Todos a nivel nacional. "Hasta el momento no estuvo a la altura", declaró. Para tener chances de ganar en Bahía hay que despegarse lo más posible de esa gestión hiper desgastada. La pregunta es hasta dónde le resultará posible.

]]>
Demasiadas sillas vacías https://www.lanueva.com/nota/2022-11-6-6-35-18-demasiadas-sillas-vacias Opinión 2022-11-6-6-35-18-demasiadas-sillas-vacias    Argentina, 1985 es una ficción basada en hechos históricos, y -con tal premisa- debe considerársela una excelente película. Como ficción explica por qué no le gustó a uno de los magistrados del Juicio a las Juntas, el exjuez Guillermo Ledesma, quien expresó: "El defecto principal es que caracteriza equívocamente al fiscal Julio Cesar Strassera (...) quien no fue un hombre de convicciones. Si las tuvo, no las defendió en los  tiempos en que debió hacerlo. Su comportamiento fue funcional a la dictadura hasta el año 1983... Creo que carecía de ellas. Su canonización laica es un verdadero exceso”.

   Para la verdad en torno a su figura, hay que ir a una carta enviada a La Nación que ese diario nunca publicó. Su autor es el Dr. Ricardo Curutchet, ante el cual -durante la dictadura- se tramitaban los habeas corpus de detenidos-desaparecidos: "Sé con precisión cuál fue la actuación del Dr. Strassera durante el Proceso. En esa época yo me desempeñaba como Secretario del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°3, a quien estaba asignada la Fiscalía Federal N°3 de la que aquel era titular (...) El Dr. Strassera fue uno de los primeros fiscales federales designados por la Junta Militar. Juró su cargo el 27 de marzo del 76 (...) Por supuesto que juró por los Estatutos y por todo lo que se le pidió que jurara (...) Dictaminó muchas veces en habeas corpus que se presentaban por desaparecidos, pidiendo su rechazo sin previa exhaustiva investigación. Y me consta que adhirió sin reservas a la doctrina de la seguridad nacional (...) El presidente Alfonsin lo promovió a Fiscal de la Cámara Federal (...) o sea que saltó de Fiscal del Proceso a Fiscal de la Democracia (...) El premio a tan dúctil desempeño fue una embajada ante un organismo internacional en Ginebra (...) Entre los casos que rechazó, está el habeas corpus de Lidia Papaleo, viuda de David Graiver, a quien interrogó y contra quien pidió severa condena, todo después de la venta o cesión de las acciones de Papel Prensa a favor de Clarín, La Nación y La Razón (...) También dictaminó en favor del encarcelamiento del gobernador de Santa Cruz Jorge Cepernic, equiparando las actas institucionales con la Constitución Nacional (Artículo 23) y el Estatuto del Proceso (...)  Para Strassera, el Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional era igual a la Constitución Nacional”.

   El 19 de mayo de 1976 Videla recibió en la Casa Rosada a los escritores Jorge Luis Borges, Ernesto Sabato, Leonardo Castellani y Horacio S. Ratti (SADE). Mientras Borges y Sabato se deshicieron en alabanzas al régimen militar y hablaron de la necesidad de una purificación, el Padre Castellani y Ratti entregaron papeles con los nombres de Haroldo Conti y otros desaparecidos. 

   En Sabato hubo un macabro paralelismo con Strassera. Otros ausentes del golpe “cívico-militar”: ¿dónde esta la responsabilidad de los EE.UU. con el Operativo Cóndor, que arrojó desaparecidos al mar? ¿O la de Mauricio Macri, que con Cacciatore y el después presidente Trump fueron en avión a firmar el contrato que dio origen a Manliba? ¿Dónde están los intendentes civiles radicales que participaron en la administración territorial del golpe? ¿Dónde los ministros como Martínez de Hoz, que subió la deuda externa de Isabel Perón de 7.000 a 49.000 millones de dólares tras la dictadura? ¿O los que, como Llach, promovían “un país para diez millones de argentinos”? Ninguno aparece en la película en la que sobran sillas porque faltó gente.

]]>
Un vínculo imprescindible: tíos y tías https://www.lanueva.com/nota/2022-11-6-6-30-18-un-vinculo-imprescindible-tios-y-tias Opinión 2022-11-6-6-30-18-un-vinculo-imprescindible-tios-y-tias    Dice el refrán: “Al que Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos” reflejando que aquellas personas que no tienen hijos, no se librarán de “padecer” a los más chicos. En esta ocasión dicho adagio se aleja de la realidad y dista de las opiniones de los profesionales y especialmente de la Psicología, pues consolidar lazos entre tíos y sobrinos es beneficioso para ambos y para la totalidad del sistema familiar. 

   ¿Qué aporta un/a tío/a en la vida de un sobrino/a? ¿Hay una tendencia a revalorizar dicho vínculo?

   Décadas pasadas era habitual que una casa albergara varias generaciones, conviviendo hijos, abuelos, padres, tíos, relaciones intergeneracionales que ocasionaban que los roles se desdibujaran o controversias en la estipulación de límites; generalmente la tía soltera cumplía tareas semejantes a las de una niñera.

   Si bien en la actualidad, y de acuerdo con los datos del último censo, lo que prevalece son entornos más limitados compuestos por padres y hermanos, cabe darle importancia y especialmente un espacio a la relación tío/sobrino, pues obviamente cuando la relación entre los hermanos es buena, el aporte del tío para con ese ser, es invalorable. 

   Un tío o una tía se compara con una “ventana a un mundo”, y que a veces los padres no llegan a abrir,  ya sea por falta de tiempo, o porque hay más de tres o cuatro hijos o un presupuesto económico que en ocasiones no permite ciertos lujos.

   Desde comprarles ropa o jugar, contarles cuentos que nadie les narra, hasta acompañarlos a la consulta médica o el acto escolar, son algunas de las tareas que con absoluta confianza los padres delegan y las tías ejercen con amor. Ir al cine a ver la película que nadie quiere ver, hacer un picnic en el balcón o dar tres vueltas a la feria de artesanías para dar con la gema que falta en la colección son actividades cotidianas para una tía, máxime si dispone de tiempo.

    Tías que aún no formaron una familia son cada vez más valoradas, generalmente son personas abocadas a una profesión con escaso tiempo; pero las tías del siglo XXI se desviven por reforzar lo que aportan los padres o por proveer lo que ellos no pueden dar; claramente llevan la parte sencilla en la tarea de educar, pues a los berrinches, desvelos y llantos generalmente asisten los padres.

   Mientras que los progenitores se abocan a la crianza, tías y tíos revisten su función de un carácter lúdico, referentes válidos, cómplices y compinches, comparten conocimientos, hobbies y actividades diferentes ampliando así el abanico de posibilidades y de intereses. 

   Establecer límites, no desacreditar a padres/madres, no encubrir actos que merecen reflexiones son acciones que también les competen a tíos y tías; observar y acompañar con un grado de preocupación diferente a la de los progenitores no implica ausencia de responsabilidad. 
Ser tía está signado por experiencias anteriores, por eso celebro la presencia de mis tíos y agradezco a mi hermana que me dio la posibilidad de serlo, sin dudas el mejor regalo que me ha dado.

]]>
Alejandro Pérez: un médico chivo https://www.lanueva.com/nota/2022-11-6-6-0-18-alejandro-perez-un-medico-chivo La ciudad. 2022-11-6-6-0-18-alejandro-perez-un-medico-chivo Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Hace 60 años, en noviembre de 1962, asumió la jefatura municipal en calidad de comisionado, el médico Alejandro Pérez.

   A sus 64 años de edad, Pérez encaraba un desafío inédito en su vida, más allá de haber sido uno de los dirigentes deportivos más destacados de nuestro medio y varios años director del Hospital Municipal. Era el tercer hombre --luego de Luis Harrington y Manuel Vallés-- en suceder al depuesto Haroldo Casanova, y anticipó tener "perfecta noción" de la responsabilidad de gobernar, nada menos, "su ciudad natal".

   Anticipó que no programaría "obras de gran aliento", atendiendo el reducido período que estaría al frente de la comuna.  "Será mi preocupación --agregó-- la celosa administración de los dineros públicos, la conservación de la higiene y salubridad local". Eduardo Iglesias, Arnaldo L. Castelli y Leónidas Colapinto fueron sus principales colaboradores.

   Ocupó el sillón de Bordeu por apenas cinco meses, renunciando en abril de 1963 para presentarse como candidato a intendente, elección en la que se impuso Federico Baeza.

   Nativo de Bahía Blanca, Pérez era parte de una tradicional familia local. Egresado en 1924 como médico cirujano, fue varias veces director del hospital Municipal. Desde muy chico se enroló en el club Liniers, siendo el socio Nº 1. Fue jugador de fútbol de la entidad y su presidente entre 1931 y 1958. También fue jugador de básquet, llegando a ocupar la presidencia de la Asociación bahiense de ese deporte.

   Fue también impulsor, dentro de la institución y con el entendimiento con el Bahía Blanca Automóvil Club, para instalar la pista de Midgets y Speedway en la sede de los chivos.

   Falleció el 9 de octubre de 1970. En 1978 se dio su nombre al estadio de fútbol de avenida Alem 1098 y desde 2001 una calle del barrio San Ignacio lleva su nombre.

]]>
El servicio de trenes a Buenos Aires en su fase terminal https://www.lanueva.com/nota/2022-11-5-20-30-0-el-servicio-de-trenes-a-buenos-aires-en-su-fase-terminal La ciudad. 2022-11-5-20-30-0-el-servicio-de-trenes-a-buenos-aires-en-su-fase-terminal    No se puede decir que fue sorpresiva la decisión de la empresa Trenes Argentinos de suspender “hasta nuevo aviso” el tren que une a Bahía Blanca con Plaza Constitución por haberse verificado el mal estado de los rieles.

   Si bien en principio parecía que la decisión sería por unas pocas semanas, ahora se confirmó que será hasta febrero de 2023, aunque esa fecha es completamente tentativa por cuanto no existe ningún plan de obras que permita asegurar la puesta en marcha del servicio.

   El ramal viene sufriendo diferentes dificultades que enfrenta el tren en su marcha de casi 19 horas hasta Buenos Aires, que tuvo un punto de máxima el  pasado 8 de marzo con el descarrilamiento de una formación a la altura de Olavarría.

   El tren volvió a correr el 22 de abril pero no como consecuencia de reparaciones adecuadas sino que simplemente se decidió imponer restricciones de velocidad, atento a que cualquier “exceso” pueda terminar en un nuevo descarrilamiento.

   Desde Trenes Argentinos se explicó que la suspensión fue por un pedido de Ferrosur Roca, empresa concesionaria del manejo de trenes de carga desde 1992 y cuyo contrato finaliza el 10 de marzo de 2023.

   La realidad es que las vías entre nuestra ciudad y Plaza Constitución exigen una intervención integral, puestas en servicio hace 139 años, prácticamente sin mantenimiento ni readecuación desde entonces.

   Un informe técnico solicitado por la justicia luego del descarrilamiento de marzo último dejó en claro que el estado general de durmientes, rieles y fijaciones era paupérrimo.

   Trenes Argentinos, que en poco tiempo tendrá a su cargo este tramo, es una sociedad el estado que tiene como misión hacer las obras necesarias para que el traslado de pasajeros sea seguro y eficiente. Es de esperar que algo cambie y que este servicio pueda recuperar su protagonismo.

 

]]>
Derecho, la carrera más buscada https://www.lanueva.com/nota/2022-11-5-6-0-6-derecho-la-carrera-mas-buscada La ciudad. 2022-11-5-6-0-6-derecho-la-carrera-mas-buscada Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / Twitter: @mrminervino1

   Hace 71 años, en noviembre de 1951, un grupo de estudiantes locales que gestionaba la creación de la Facultad de Derecho en el Instituto Tecnológico del Sur (ITS) entregó un petitorio sobre el tema al rector de esa casa, el abogado Miguel López Francés.

   Creado en 1948 y con sede en Rondeau 29, el ITS abrió su historia con la inscripción en la Escuela de ciencias comerciales, ingeniería industrial y química industrial. Pero poco a poco fue sumando nuevas carreras y recibiendo pedidos por otras. Entre ellas, la carrera de abogacía, mediante un escrito con 250 firmas de personas que se manifestaban en condiciones para el ingreso inmediato.

Instalaciones de Rondeau 29

“La gestión encarada por personas movidas por evidente fuerza vocativa se basa en lo que referente a la educación y la cultura establece la Constitución Nacional”, publicó entonces este diario. López Francés, que era a su vez Ministro de Hacienda bonaerense, gobierno del coronel Domingo Mercante, se comprometió a elevar la inquietud al ministro de Educación de la Nación, el médico Armando Méndez San Martín.

   Lo cierto es que aquel pedido no prosperó, pero el interés de los jóvenes no decayó. En 1958, con la Universidad Nacional del Sur en su segundo año de existencia, hubo una nueva presentación del Centro de Estudiantes de Derecho del Sur, que incluso ofrecieron conseguir docentes ad honorem para el dictado de las materias del primer año. El pedido se repitió en 1965 pero la UNS lo volvió a rechazar, argumentando que no estaba en condiciones de generar la infraestructura necesaria que exigía un nuevo Departamento.

   Hubo que esperar 30 años más para que, en diciembre de 1995, finalmente la Asamblea Universitaria diera el visto bueno para la creación de la carrera. Desde entonces, y hasta el presente, se ubica, por lejos, entre las más elegidas de la Casa de Altos Estudios.

]]>
Cómo seguir promocionando la carne vacuna y no morir en el intento https://www.lanueva.com/nota/2022-11-4-6-30-40-como-seguir-promocionando-la-carne-vacuna-y-no-morir-en-el-intento Opinión 2022-11-4-6-30-40-como-seguir-promocionando-la-carne-vacuna-y-no-morir-en-el-intento Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   Carne vacuna argentina. Una marca registrada. Desde la mesa de los argentinos hasta la cocina de todo el mundo. Sin discusión.

   Los conceptos fueron refrendados, por si hiciera falta, en la última edición de la SIAL de París, acaso la muestra agroalimentaria anual más importante del planeta. Pero también quedó evidenciada la necesidad de dar respuestas a un mercado cada vez más exigente no sólo en cuanto a la continuidad de un producto de calidad excepcional, sino que se produzca en (comprobadas) condiciones de ambientes sustentables y sostenibles.

   Una visión en este sentido se trajo —desde la Ciudad Luz— el médico veterinario Jorge M. Grimberg, consejero del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA): “Estamos bien pero, más allá de los problemas que tenemos con los cupos de exportación y las restricciones, debemos dar un par de pasos hacia adelante”, confió.

   Una interpretación de esta visión tiene nombres propios: trazabilidad y certificación. 

Jorge M. Grimberg, consejero del IPCVA.

   “Es cierto que la carne vacuna argentina se promociona sola. Pero también lo es que eso no resulta suficiente”, agregó el dirigente bahiense.

   “Tenemos que trabajar seriamente en la trazabilidad y en precisar las distintas calidades que tenemos y podemos ofrecer. No sólo es indispensable, sino necesario para que la carne argentina se posicione aún más en el mundo. Esa es nuestra responsabilidad”, sostuvo.

   El diagnóstico, que cobra más relevancia por tratarse de un desarrollo donde el aspecto más difícil ya está resuelto (léase la instalación del producto a partir de características únicas), se hace extensivo a la certificación de calidad.

   Pero no sólo por mejorar la carne argentina, sino porque otros competidores, por decirlo de una manera, están haciendo los deberes y cumplen a rajatabla los pedidos de países compradores que, vale decirlo, pagan lo que hay que pagar sin chistar, pero ahora exigen lo que tienen que exigir en relación al valor producto. ¿Está mal? No. Es el ABC de cualquier relación comercial en la cual nosotros, como país, en múltiples ocasiones hemos incumplido compromisos firmados oportunamente. ¿Ejemplo? Los cupos exportables.

   El tema del aval sobre la calidad en carne vacuna ya lo resolvió la Asociación Argentina de Angus, por ejemplo. Comenzó hace 20 años con una certificadora propia, que previamente había aprobado el Servicio Nacional de Sanidad y Seguridad Agroalimentaria (Senasa) y, luego, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

   Un dato: En el año 2021, la Argentina exportó casi 3.000 toneladas de carne certificada Angus a China. La cifra es muy importante, sobremanera para derribar la creencia de que el país asiático sólo consume cortes de baja calidad. Y en Europa la certificación también es reconocida; incluso, en mercados que exigen cortes de alto valor.

   Pero la calidad no se excluye para el mercado interno.

   En los últimos meses se precisó que, tras un análisis de estudios de mercado, un número importante de carnicerías gourmets se están sumando a una movida que va más allá de cuestiones de moda.

   La pregunta del millón es: ¿El consumidor está dispuesto a pagar ese (natural) diferencial de precio? La respuesta es sí. Existen, al menos, tres razones.

   “Al tener que cumplir una serie de requisitos previos, uno ya sabe que la carne certificada es de gran calidad, y uniformidad, desde el principio hasta el fin”, dijo Alejandro Salemme, director de la Asociación de Angus.

   “La segunda es que la carne se comercializa envasada al vacío, con todo lo que eso representa para un consumidor que prioriza la inocuidad, la salubridad y la sanidad alimentaria”, agregó.

   El tercer punto es muy interesante. De movida, por el eventual desconocimiento que existe sobre el tema.

   “La carne envasada al vacío se puede guardar hasta tres meses en la heladera. Eso es lo ideal para que madure (sic) y luego se la pueda consumir con el mayor grado de terneza”, explicó.

   Salemme dio más detalles, ya más cercanos a una clase de cocina gourmet: “No me refiero a dejar la carne en el congelador, sino en los 5 grados de la heladera familiar. La clave es abrir el envasado media hora antes de la cocción para que retome el color y el olor originales”, añadió.

Alejandro Salemme, del área de Certificación de Angus.

   Así como aparecieron, y se desenvuelven con gran suceso, las vinerías boutique, las panaderías gourmet y los cafés de especialidad, está claro de que la carne vacuna también apura la diferenciación.

   Además de trabajar con un representante en el seno directivo del IPCVA, el Estado no está ajeno a estas demandas.

   Desde el lado científico, especialistas en metrología y físico química del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrollaron el primer Material de Referencia Certificado Carne Vacuna Molina Homogenizada MRC 014-C00. Allí se incluyen parámetros de humedad, grasa, cenizas y proteínas, cuestiones vitales para certificar la calidad nutricional de los alimentos.

   La certificación se obtuvo de acuerdo con mediciones de referencia basadas en normas internacionales de la Asociación de Químicos Analíticos Oficiales (AOAC), que establece métodos estándares de análisis que garantizan la seguridad e integridad de los alimentos y otros productos con impacto en la salud pública.

   La línea sobre la carne vacuna argentina está trazada de manera indeleble. Los propios actores lo saben y, al parecer, van todos (y todas) hacia el mismo lado. No es poco si se pretende transitar hacia un camino virtuoso.

OTROS TEMAS DE ESTA MISMA COLUMNA:

La carne vacuna que viene: ¿con o sin cuarteo?

Brecha de rendimiento: que el árbol no tape el bosque

La Niña alimenta el refrán: No hay dos sin tres

Una tribuna para todos y todas

“Cuanto más vacas tengamos, menos incendios vamos a sufrir”

Troceo de la carne: ¿llegó la hora de ponerle el hombro a la modernización?

Gases de efecto invernadero: ¿El campo es el malo de la película?

Dólar soja: cuando creatividad mata galán

Exportaciones: más allá de las restricciones, la carne sigue aportando dólares

Trigo 2022/23: ¿Vendrá con el pan bajo el brazo?

Retenciones: ni se miran ni se tocan (hacia abajo)

Campaña 22/23: ¿Por qué las expectativas del campo están por el suelo?

¿Qué tienen en común la carne vacuna y el fútbol argentino?

Soja: hay que leer la letra chica para entender de qué se trata

Carne vacuna: cuando el debate no debe pasar sólo por el precio

Biocombustibles: ¿y si vamos pensando en extender el corte?

Agroexportación: ¿cómo romper récords y sobrevivir en el intento?

Trigo HB4: ¿No todos los caminos conducen a Roma?

]]>