Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Una medalla que es parte del hockey local y puede servir como ejemplo para seguir soñando y creciendo

Valentina Costa Biondi marcó otro hito para un deporte que desde hace años se arraigó con muchísima fuerza en Bahía.

Valentina (izquierda) junto a Sofía Maccari, Micaela Retegui y Eugenia Trinchinetti, las jugadoras de San Fernando que vuelven con la plata.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa)

 

   Desde ahora y para siempre el hockey de nuestra ciudad será olímpico, gracias a Valentina Costa Biondi y la medalla de plata conseguida por Las Leonas en Tokio 2020.

   La cita máxima de la disciplina tuvo por primera vez presencia bahiense, lo que marcó otro hito para un deporte que desde hace años nunca dejó de crecer en la ciudad y se transformó -ampliamente- en el más practicado por las mujeres de Bahía.

   Este logro conseguido por Valentina, gracias a su talento, sacrificio y trabajo es la consecuencia, además, del desarrollo que ha vivido el hockey de la ABH con sus clubes y seleccionados a nivel local, regional y nacional.

   "Esto sirve para que el deporte siga creciendo y se siga retroalimentando con la posibilidad de que muchas jugadoras sepan que pueden cumplir su sueño de llegar a Las Leonas desde Bahía o cualquier parte del país", señaló Javier Soquiransky, entrenador de Pacífico y el seleccionado mayor de Bahía.

   "Practicar un deporte y ver que una jugadora del medio que uno transita llega a lo más alto como ella, Bianca (Donati), Barbi (Dichiara) o un montón de chicas que están en los procesos de Leoncitas, es lo mejor que puede pasar", agregó Mote.

   Tras las participaciones mundialistas de la montehermoseña Giselle Juárez (La Haya 2014) y la bahiense Bianca Donati (Londres 2012), Valen fue la primera en llevar la bandera de la Asociación Bahiense a un Juego Olímpico.

El legado de Las Leonas, intacto: quinta medalla en seis Juegos Olímpicos.
 

   "Es una felicidad inmensa por el hockey bahiense. Esto sigue siendo el fruto de tantas jugadoras que estuvieron en los procesos de los seleccionados y siguen estando. Lo de Valen es increíble, por el nivel que está teniendo", señaló Leonardo Woodward, entrenador de Universitario y otro de los formadores históricos de nuestro hockey.

   En ese sentido, también aportó su mirada Sergio Nasso, uno de los referentes de este deporte en Bahía, hoy coordinador de Villa Mitre.

   "Lo de Valentina es una continuidad que se inció hace muchos años con Yiyo, Gabriela (Ludueña), con Bianca, Bárbara, Azul (Rossetti), la Colo Pereyra y tantas otras chicas que integraron distintos seleccionados. Esto es una continuidad de todo eso, potenciada por el logro de una medalla por primera vez en la historia del hockey de nuestra ciudad que es algo increíble", señaló Nasso.

Nasso y Valentina coincidieron en el último Argentino de Mayores.

 

   Quienes trabajan día a día en el hockey local no dudan en señalar cuándo se produjo el clic que potenció a esta disciplina a nivel local y regional: el nacimiento de Las Leonas a principio de siglo y la llegada de las canchas de césped sintético a partir 2009.

   Aquel año El Nacional inauguró la primera alfombra de Bahía y detrás del celeste se sumaron otros. Hoy por hoy la región cuenta con más de una decena de canchas de arena y ya proyecta una de agua, en Monte Hermoso.

   En ellas, juegan cientos de chicas de distintas categorías y hoy se pondrá en marcha el Torneo de Caballeros, por primera vez con siete equipos.

   Desde Villa Rosas..

   Valentina dio sus primeros pasos en Deportivo Whitense, donde comenzó a destacarse desde muy chica. Luego pasó con 12 años a Atlético Monte Hermoso y de ahí a San Fernando, su actual club.

   Durante el recorrido, consiguió seis podios nacionales con Bahía (dos con el seleccionado Mayor) y formó parte de los procesos de seleccionado argentinos juveniles.

   Pese a eso, nunca logró estar en un torneo importante con Las Leoncitas y recién en 2018 le llegó su primera chance en Las Leonas, donde también fue campeona panamericana en Lima 2019.

   "Esto es algo re importante y me pone muy feliz por ella. Cuando la vi por primera vez en Whitense contra Universitario, jugaba muy pero muy bien. Tenía muchísima actitud y dinámica y después cuando me tocó dirigirla en el Seleccionado o sufrirla con Monte, siempre marcó una diferencia. Tiene muchísimo talento, humildad y actitud. Ella también es parte de una hermosa generación que ha hecho grandísimas cosas con la camiseta de la ABH", dijo Woodward.

   Nasso fue el último DT de Valen con Bahía (3º puesto en el Campeonato Argentino 2019) y Mote fue el entrenador de Bahía Sub 18 en 2012 (2º puesto).

Mote explica y una joven Valentina escucha.
 

   "Viví momentos fantásticos, porque jugó un torneo tremendo. Por lo que la conocí ese año en Monte y el Seleccionado, Valen es muy buena gente. Y si a eso le sumás la calidad de jugadora que es, hacen un combo perfecto y que a cualquier entrenador le gusta tener", dijo Soquiransky.

   Nasso agregó que "aunque solo compartí con ella el Seleccionado, me parece una jugadora excepcional con una mente más allá de lo normal. Sé todo lo que pasó cuando quedó afuera del Mundial que ganaron las Leoncitas (en Chile, con Donati, Rossetti y Dichiara) y cómo la peleó para llegar hoy adonde está".

   Donde estuvo estos días Valentina es la cúspide del deporte mundial.

   Desde ahora y para siempre, el hockey de nuestra ciudad y la región será Olímpico. Por ella, su esfuerzo y talento, además de las miles de personas que empujan día a día por este deporte.