En La Quinta

Hace 10 años, El Nacional cumplió su sueño y cambió para siempre la historia del hockey bahiense

1/8/2019 | 07:09 |

El 1 de agosto de 2009 se inauguró oficialmente la primera cancha de césped sintético de la ciudad y la región.

Fotos: Archivo - La Nueva.

   Hace exactamente 10 años, El Nacional marcó un hito para el hockey local al inaugurar oficialmente la primera cancha de césped sintético para nuestra ciudad y la región.

   La Selección de la Asociación Bahiense de Hockey y la Primera de River Plate, dirigida por el emblemático ex DT de Las Leonas, Sergio "Cachito" Vigil, fueron los equipos encargados en estrenar de manera oficial la alfombra. Aunque el primer partido ahí  -el día anterior- lo disputaron el local y la Intermedia del equipo de Núñez.

   A la cancha, que demandó una inversión de 300 mil dólares, se le otorgó el nombre de Marcelo “Tuto” Ilzarbe, el primer entrenador e impulsor de la disciplina en la entidad.

Mirá la historia del sintético en Bahía

Momento histórico: Vigil, Enrique y Marta Ilzarbe cortan la cinta.

 

   “Al haber sido la primera cancha generó y modificó mucho, fue un antes y un después en muchas cosas. El hecho de tener la cancha, le dio el salto de calidad que necesitaba el hockey de Bahía en ese momento, que después se fue viendo en resultados", señaló el entrenador Santiago González, quien está en El Nacional desde hace casi 20 años.

   "Nosotros ya veníamos andando bien a nivel seleccionados y a nivel clubes también, pero nos faltaba ese paso más que era tener una superficie así para jugar. Creo que ese fue el gran cambio, después los demás fueron sumándose y eso ayudó más, pero ésta al ser la primera creo que se notó más", agregó González.

"Cachito" Vigil dialoga con Santiago González, tras el primer partido en la historia del sintético bahiense entre El Nacional y River.

 

   Del acto inaugural participaron Gustavo Iraola, presidente de El Nacional, Enrique y Marta Ilzarbe (padres de "Tuto"), Juan Pedro Tunessi, presidente del Honorable Concejo Deliberante; Hugo Borelli, secretario de Economía y Hacienda del municipio; Alfredo González Muñiz, secretario de Deportes, dirigentes de la Asociación Bahiense de Hockey (precedida en aquel entonces por Nilda Cantú), de la Confederación Argentina, y el cuerpo técnico del club River Plate, bajo la dirección del mencionado Vigil.

   Este logro concretado por el celeste fue clave para impulsar el deporte en nuestra ciudad y mejorar el nivel, ya que con el correr del tiempo se sumaron otros clubes con sus alfombras y se recibió en nuestro ámbito torneos de mayor relevancia.

   La gran cantidad de chicas que lo practican, sumado a la decisión de la ABH en que sea obligatorio jugar en esta superficie, hicieron que el nivel del hockey doméstico creciera hasta alcanzar las altas esferas nacionales e internacionales a nivel colectivo e individual.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Una buena decisión fue que en el momento en que estuvo la cancha, obligar a los clubes que se juegue sí o sí ahí. Con eso se ganó tiempo, fue una buena decisión de la ABH”, apuntó Santiago, quien en aquel entonces era el DT de Primera y las categorías formativas y hoy entrena a la Intermedia y el Sub 16 B de "Nacio".

La alfombra a la espera de ser colocada y marcar la historia del deporte local.

 

   En ese sentido, equipos y seleccionados alcanzaron lo más alto en torneos nacionales y jugadoras del ámbito local se ganaron su lugar en seleccionados argentinos mayores y juveniles, cada vez con mayor frecuencia.

   Hoy en día, Bahía Blanca cuenta con un total de 8 canchas de césped sintético ya que luego del El Nacional se sumaron en nuestra ciudad las de Universitario (2011), Palihue (2013), Argentino (2013), Sociedad Sportiva (2014), Villa Mitre (2015), Pacífico (2018) y la de la ABH (2019). Además de la del Complejo Municipal de Monte Hermoso, estrenada en 2010.

   "Bahía previo al sintético venía mostrando muchas cosas y después de cada torneo que jugábamos en sintético decíamos: 'imaginate si tuviéramos sintético'. Era obligatorio tenerlo, era lo que faltaba para mejorar finalmente y fue realmente así. Pensá que ya hay generaciones que nunca jugaron en algo que no sea sintético, ya nacieron en esa superficie; directamente juegan a otro deporte. Nosotros veníamos del pasto y nos adaptábamos al sintético. Obviamente que la mejora fue 100%", admitió Santi.

En pleno trabajo, así lucía la cancha de El Nacional días antes de la inaguración.

 

El club detrás de un objetivo

   Santiago recordó como aquel año, todo el club se unió detrás de una causa que no sólo fue significativa para la actividad sino también para la propia institución y su gente.

   “Ese año no hubo clases por unos meses por la 'Gripe A', entonces todo lo que se tenía que hacer en la cancha, convocábamos a chicos y chicas y estaban todos ahí. Estuvimos muy unidos durante 15 días, fue muy rico a nivel club. Pudimos encontrarnos con un objetivo en común. Todas las actividades se alinearon detrás de ese objetivo, que era la primera vez que pasaba. Entendimos que si mejoraba el hockey, mejoraban todas las actividades. Suponíamos que iba a pasar lo que pasó: en 6 meses duplicamos la cantidad de gente”, recordó el entrenador celeste.

   Esta cancha de El Nacional lleva el nombre de Marcelo "Tuto" Ilzarbe, impulsor y referente de la actividad en el club.

   "Era obligatorio que llevara su nombre. Tuto fue el gran responsable en potenciar la actividad en el club, de hecho ya había habido un intento en el año 2001 de hacer un sintético y estuvimos a nada de concretarlo. Justo nos agarró la crisis y su accidente y fallecimiento y quedó todo como deuda pendiente. Para mí, la conclusión de la cancha fue un objetivo personal y saldar una deuda pendiente desde el recuerdo y para el afecto con él”, cerró Santiago González.

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias