Mundo Gremial

El gremio de los porteros, con un problema que se agravó con la pandemia

24/8/2020 | 07:00 |

Se trata de la contratación de empresas para realizar los trabajos de limpieza en los consorcios. Volverían las inspecciones.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   La contratación de empresas privadas para realizar con personal externo las tareas de limpieza en los edificios es una modalidad que se incrementó con la pandemia y que preocupa a Suteryh Bahía Blanca.

   “Antes de que se decretara la pandemia detectamos esta problemática y estuvimos desarrollando una campaña muy fuerte en ese sentido, con un cuerpo de inspectores que vino especialmente de Buenos Aires para realizar los controles”, señaló Walter González, secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de Renta y Horizontal, que tiene sede en España 462.

   Y agregó: “Es una contratación indebida por parte del consorcio, que en muchos casos opta por esta alternativa para desvincularse de un trabajador. Pero lejos de ser así, los propietarios siguen siendo responsables de la persona que designa la empresa para desarrollar esas labores. Parece una idea mágica, que suele terminar mal cuando ocurre algún accidente”.

   Según lo que señaló Walter González, no es real que los consorcios logren reducir su presupuesto al escoger esta modalidad de contratación. 

   “Cuando vos ves la factura de la empresa, termina siendo más caro que tener un trabajador bajo el convenio que corresponde. Y en esto también hay que decir que el rol del portero no es sólo la limpieza, que es el servicio que brindan las empresas privadas”.

   De acuerdo a lo expresado por el gremialista, el portero se capacita para resolver muchas problemáticas que se presentan día a día y son las caras visibles de los vecinos para trasladar inquietudes al administrador o a la comisión directiva del propio consorcio.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “En ciudades como Bahía Blanca proliferan estos casos, pero en algún momento tendremos que volver a poner énfasis en este tema. Sin un portero se pierde el control de la población de un edificio, en el que conviven 200 o 300 personas de promedio. La empresa manda a una persona a limpiar, que no suele ser la misma, y no le importa lo que pasa dentro de las instalaciones, por lo que se pierde presencia ante los vecinos. El portero es parte importante de la organización de ese edificio”.

   El gremio desarrolla anualmente 4 cursos de capacitación para los afiliados: seguridad e higiene, con conocimiento de primeros auxilios; electricidad; plomería y cerrajería. 

   “El objetivo es que el portero esté preparado para desarrollar mantenimiento en los espacios comunes”, señaló González.

   Desde que se decretó el aislamiento, los servicios que prestan los afiliados (son alrededor de 750 en nuestra ciudad) fueron declarados esenciales, por lo cual nunca dejaron de desarrollar sus labores específicas.

   “Hubo que consensuar protocolos con los distintos consorcios de la ciudad. La gran mayoría cumplió con los pedidos de proveer alcohol y distintos materiales de prevención. No hemos tenido contagios en lo que va de la pandemia, lo que demuestra que se trabajó con mucha responsabilidad desde ambos lados”.

   Y agregó: “Tampoco hemos tenido inconvenientes con los pagos de los salarios, ya que los consorcios han sido muy respetuosos de la situación. En muchos casos lograron la ayuda del gobierno para solventar parte de los sueldos”.

   Por su parte, el sindicato  impulsó una campaña de difusión muy importante, con el objetivo de prevenir contagios. 

   “Hicimos mucho énfasis en redes sociales y también en los propios lugares de trabajo, con folletería pegada en los ascensores y puertas de acceso. Hemos estado cerca de los afiliados para asesorarlos y hemos evacuado todas las dudas que surgieron”, cerró González, líder de Suteryh Bahía Blanca.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias