Creen que funcionaban al menos desde 2019

Narcoencomiendas: la conexión Misiones con la droga que llegaba a Punta Alta

21/11/2020 | 06:30 |

Hay 6 detenidos a los que les acaban de confirmar la prisión preventiva. Dos viven en la vecina ciudad y otros 4 son de la provincia del norte. La organización se desarticuló en mayo, luego de una “entrega vigilada”.

La encomienda interceptada en Arroyo Seco, Santa Fe, disparó la investigación.

   El 26 de mayo pasado, cuando la cuarentena casi absoluta dominaba el escenario nacional y las rutas estaban celosamente controladas, para evitar el traslado de personas de un lugar a otro, la Gendarmería, en uno de los operativos de rutina, interceptó en Santa Fe un vehículo de transporte del Correo Argentino que viajaba de norte a sur.

   Fue en el kilómetro 271,5 de la ruta nacional 9, a la altura de Arroyo Seco.

   Después del control documental de rutina, se observó la carga y, en esas circunstancias, el personal, de la sección Seguridad Vial de la fuerza, detectó que de uno de los bultos emanaba el característico olor a marihuana.

   Los gendarmes dieron aviso a la superioridad y el Juzgado Federal N° 4 de la ciudad de Rosario ordenó la apertura de la encomienda, que estaba envuelta en papel madera y con cinta de embalar.  

La droga quedó en Santa Fe y la encomienda siguió con una carga simulada.

  Confirmaron las previsiones: en su interior había tres paquetes con sustancia vegetal. El reactivo dio positivo: 1,625 kilos de droga.

   El mismo juzgado dispuso cerrar el paquete de vuelta, con un material simulado por el mismo peso, y lo dejó seguir. Puso en marcha lo que se llama “entrega vigilada”.

   Se estableció que como remitente figuraba Carlos Rubén Ríos, con domicilio en la calle 120 número 3245 de Posadas, Misiones y el destinatario era Diego Daniel Vega, de Entre Ríos 114, en Punta Alta.

   El organismo judicial rosarino avisó a su par de Bahía Blanca (Juzgado Federal N° 1) y Gendarmería Bahía Blanca se presentó en la sede rosaleña del Correo, el viernes 5 de junio, que era la fecha de arribo, luego de realizar descargas en otras ciudades.

   Vega concurrió a la sede postal a bordo de un Peugeot 206, junto con Héctor Daniel Godoy. 

   Y los dos sospechosos fueron detenidos, en principio preventivamente.

Del secuestro a los allanamientos

   La justicia dispuso allanamientos en la casa de Vega, donde se encontró un envoltorio con 12,2 gramos de cannabis y
también un celular perteneciente a Godoy, cuyo contenido llevó la investigación a su casa.

   En ese inmueble, ubicado en Dorrego 1126, también de Punta Alta, encontraron varias facturas y tickets de las empresas Giro Express y Pago Fácil, de fechas de este año y 2019, por montos que van desde los 5 mil pesos a los 20 mil.

   ¿A quiénes estaban destinadas las transferencias de dinero? A Carolina y Laura Godoy, sus hermanas en la capital mesopotámica y la primera de ellas, pareja de Ríos, el remitente de la encomienda.

Uno de los allanamientos realizados en Punta Alta, tras detectar la encomienda.

   En consecuencia, se decidió abrir otro brazo de la investigación en Misiones.

   Un juez de Posadas, también con la colaboración de la Gendarmería, allanó ese mismo viernes la vivienda de Carolina Godoy, en Las Carmelias 122, casa 10.720, donde secuestró comprobantes de envíos emitidos por el Correo a nombre de Vega y Ríos, incluso con el mismo número de la encomienda incautada (CP 168155428), de fecha 22 de mayo.

   En ese lugar, además, encontraron 3 envoltorios con 39 gramos de marihuana, un rollo de papel film y una balanza.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La documentación, a su vez, permitió establecer que para esa fecha ya se había envíado otro bulto desde el norte hacia Punta Alta que, efectivamente, llegó el 8 de junio, nuevamente al Correo rosaleño.

   En este caso el paquete, secuestrado en destino por Gendarmería, contenía 3,215 kilos de marihuana y nuevamente iba dirigido a Vega. Lo que había cambiado era el remitente: Celso Hugo Mitiyuk, también de Posadas.

Narcoencomiendas: ajustan controles por nuevas rutas de la droga

   Por ese motivo también se allanó su domicilio, el 11 de junio, en la calle 120, manzana G de la capital misionera, donde se secuestraron soportes electrónicos, anotaciones y rollos de film y cartones con  cinta, como los usados con las encomiendas.

   Mitiyuk quedó detenido pero la pesquisa no se cerró ahí, apuntó a otro nombre: Carlos Augusto Villalba, a quien tenía como inquilino en una habitación.

   A través de la documentación secuestrada establecieron que tanto Mitiyuk como el mismo Vega -domiciliado en Punta Alta- habían hecho movimientos migratorios hacia Paraguay, en distintas fechas, pero siempre con un vehículo perteneciente a Villalba, dominio NQZ 482.

Cigarrillos, sí; marihuana, no

   Al momento de las indagatorias, Mitiyuk ratificó que dentro de su propiedad le alquilaba una pieza a Villalba y que este trabajaba para Pedro Cubillas, aunque dijo que no era con droga.

   "Mandaban paquetes de cigarrillos Rodeo, ropa o zapatillas a Rosario y Corrientes", declaró.

   Aseguró que por cada paquete despachado Villalba recibía 500 pesos y que lo hacía varias veces por semana.

   Sin embargo, a través del sistema tecnológico UFED, para recuperar contenido de conversaciones telefónicas y mensajes, se conocieron diálogos entre mayo y junio de los protagonistas que, de alguna manera, los incriminan como parte de una organización.

   Por esas y otras pruebas periciales, documentales y testimoniales, la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca les acaba de confirmar la prisión preventiva a los hermanos Héctor Daniel, Carolina Andrea y Laura Noemí Godoy, así como a Diego Daniel Vega, Celso Hugo Mitiyuk y Carlos Augusto Villalba.

   En fallo dictado por los jueces Pablo Candisano Mera y Leandro Picado, todos fueron acusados, en principio, de tráfico de estupefacientes en la modalidad de transporte, agravado por la intervención organizada de 3 o más personas, con embargos de bienes o dinero para cubrir individualmente entre 400 mil y 500 mil pesos.

Transcripciones reveladoras

   En el fallo de la Cámara Federal, al que tuvo acceso La Nueva., se da cuenta de las conversaciones telefónicas que, de alguna manera, confirman que esto no eran maniobras al azar sino que existía una organización, al menos desde el año pasado (teniendo en cuenta además la documentación secuestrada), para mandar encomiendas con droga a Punta Alta:

   * El 21 de mayo, antes del despacho detectado en la ruta, Héctor Godoy le dijo a su hermana Laura: -"Estamos esperando hasta hoy s traen más para mandar cuatr igual el de corro me dijo mañana sale saber" (sic). También le giró imágenes del seguimiento del paquete.

   * El 29 de mayo, en tanto, Héctor se comunicó con Carolina, su otra hermana, y la chica le preguntó por la encomienda:
-“Y pero vos sos la que manejas todo el seguimiento”, le dijo él, a lo que ella respondió "sí", pero lo está siguiendo "Guyi" (por Laura).

   * El 2 de junio hubo otro mensaje sugestivo, en este caso de Carolina: -“HOLA TRANSTORNO ESCUCHAME EEEHHHH LA FLOPI HACE UN RATO SE LEVANTO Y ME AVISO QUE A LAS SIETE DE LA MAÑANA LLEGO. YO PENSE QUE LA GUYI TAMBIEN LE HABIA SALTADO (…) YO NO PUEDO ESTAR EN TODO, NO PUEDO ESTAR EN LA FARMACIA, NO PUEDO ESTAR ESTUDIANDO, NO PUEDO ESTAR EN EL NEGOCIO, NO PUEDO, PARECE QUE VOY A SALIR DE LIDERAZGO CHE” (sic).

   * El mismo día, Héctor Godoy y Mitiyuk se comunicaron e hicieron referencia a la cantidad de droga despachada.

   * Y el 6 -un día después del primer procedimiento en el Correo puntaltense- Mitiyuk dialogó con el contacto "Santiagooo" y le envió imágenes del seguimiento de la encomienda y también capturas de pantalla sobre notas periodísticas del secuestro de Gendarmería. Ese día y el siguiente, a su vez, hubo nuevas comunicaciones telefónicas entre Héctor Godoy y Mitiyuk.

   "A mi modo de ver se advierte prima facie que existió entre los incusos un acuerdo de voluntades que, en ciertas ocasiones, surge expreso de las conversaciones transcriptas­ respecto de los roles o funciones de cada uno de ellos, en relación a la adquisición, remisión, logística y seguimiento, recepción y, presumiblemente, posterior venta y/o distribución de la sustancia ilícita que se encontraba dentro de las encomiendas", dijo el camarista Candisano Mera en el fallo, con la adhesión de Picado.

   En la misma línea sostuvo que "nos encontramos frente a una organización estructural con entidad para elevar la situación de riesgo para el bien jurídico protegido".

¿Bahía como destino?

Puntos de venta. La droga secuestrada en las encomiendas, según informó Gendarmería en su momento, podría tener no solo destino de Punta Alta sino también Bahía Blanca.

Secreto. Esa información al menos no se pudo profundizar en un principio, porque el Juzgado Federal N° 1 impuso de movida el secreto de sumario.

Datos. En las viviendas allanadas en Punta Alta, además de una escasa cantidad de picadura de marihuana, habían encontrado una notebook y documentación de interés para la causa.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias