40 Aniversario de la Bolsa de Cereales

Las asociaciones de Soja, Girasol, Maíz y Trigo valoraron el trabajo de la Bolsa

16/10/2021 | 05:45 |

Análisis de Luis Zubizarreta (ACSoja), Miguel Cané (Argentrigo), Enrique Moro (Asagir) y Alberto Morelli (Maizar).

   "Desde hace más de 160 años nuestro país ha ido desarrollando un sector agroindustrial pujante y competitivo, el rol de las bolsas de cereales ha sido crítico para lograr mercados modernos que han permitido posicionar a nuestro país como uno de los líderes mundiales en esta actividad”, señaló Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSoja).

   Claramente las cadenas requieren instituciones serias que permitan a los diversos eslabones interactuar activamente generando reglas de juego estables y beneficiosas para una convivencia constructiva que derive en un crecimiento sostenido en la comercialización e industrialización de los productos de nuestra tierra.

   “Las diversas bolsas de cereales y de comercio regionales han sido el ámbito de debate y construcción de sólidos pilares que han permitido esa convivencia armónica en donde todos los sectores están representados y en un ámbito amigable han logrado construir mercados transparentes y condiciones de comercialización justas y convenientes para todos”.

   “Esa es una de las principales fortalezas de nuestras cadenas; aun en un ámbito complejo y cambiante el negocio de granos ha preservado durante toda esta larga historia una convivencia seria, adonde la palabra vale y se cumple y los conflictos se solucionan con herramientas ágiles”, añadió. 

   Para Zubizarreta, lo más importante son los mercados transparentes y competitivos en donde las prácticas comerciales están claramente definidas y son respetadas por todos los actores. Este armado ha permitido una convivencia siempre constructiva con un crecimiento sostenido en la producción.

   “La creación dentro de las bolsas de cámaras arbitrales interviniendo en litigios y además certificando la calidad de los productos a la vez que publicando precios diarios de mercado y definiendo y actualizando las reglas de comercialización han sido fundamentales, a eso se ha sumado la interacción siempre constructiva entre las bolsas del país que han trabajado en modernizar el sistema con nuevas herramientas tecnológicas consensuadas por todos los sectores involucrados creando un sistema comercial moderno y eficiente. La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca ha sido un actor fundamental en todo este exitoso proceso en el cual hay que seguir trabajando”, analizó Zubizarreta.

Desde Argentrigo

   “Ansiamos que la Bolsa de Cereales y Productos continúe desarrollando políticas y actividades a favor del crecimiento de la región y del país, y que persista en su representatividad ante organismos estatales, provinciales y municipales, así como en instituciones y entidades, de manera de poder seguir contando con la impronta tan particular que han sabido reflejar en estos exitosos cuarenta años de vida”.

   Con esa frase, Miguel Cané, presidente de Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo), se sumó a la lista de saludos protocolares en el marco del 40 aniversario de la Bolsa de Cereales de nuestra ciudad.

   “Felicitamos a la institución, a sus autoridades y a toda su comunidad, quienes han ejercido una magnífica labor durante todos estos años. Desde ArgenTrigo queremos hacerles llegar nuestro más sincero agradecimiento por su colaboración y dedicación brindados a través de sus representantes en nuestra Comisión Directiva, y esperamos poder seguir afianzando nuestro vínculo a futuro”, amplió.

   Y cerró: “No dudamos que la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca continuará siendo un punto de reunión y discusión, así como también, un ámbito donde los integrantes de la cadena agroindustrial podrán continuar capacitándose y actualizándose”.

Desde Asagir

   “Alcanzar los 40 años de vida es un indicador de seriedad, honestidad, y de capacidad de generar confianza en la sociedad que nos promueve y sostiene. Las instituciones alcanzan larga vida solo cuando son capaces de consustanciarse con la sociedad que les da marco y cooperar en su desarrollo y prevalencia del bien común, por encima de otros intereses”.

   Enrique Omar Moro, presidente de la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), se refirió al aniversario de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca. 

   Según Moro, Bahía Blanca es hoy el corazón del extremo sur de Buenos Aires, y centraliza el comercio, la industria, y la producción agropecuaria regional.

   “Desde 1981, la BCPBB asiste celosamente a toda la producción agroindustrial de la región, creando el marco para una comercialización transparente y efectiva de sus productos”.

   Tempranamente, la BCPBB se ha integrado a muchas instituciones representativas de las cadenas de valor agroindustrial argentinas. 

   “Desde sus inicios, la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR), ha contado con esta prestigiosa institución entre sus asociados, colaborando con su incansable labor en el objetivo de desarrollar el cultivo de girasol en su área de influencia, el sudoeste de la provincia de Buenos Aires; este área hoy representa una significativa parte de nuestra actividad, con un constante crecimiento y desarrollo técnico que contribuye a la mejora incesante de la agricultura argentina”.

   Y añadió: “A lo largo de su activa participación en nuestra institución, ha cobijado nuestras acciones en favor del cultivo de girasol, recibiéndonos en sus instalaciones, y brindándonos valioso soporte humano y técnico, en aquella zona lejana que ASAGIR necesitaba alcanzar y desarrollar. Sus esfuerzos desinteresados han contribuido al crecimiento de nuestra asociación, y eso reconoce el valor de todas aquellas de sus autoridades, que siempre han pospuesto sus intereses personales en aras del progreso de la sociedad agropecuaria”.

   Por ello, ASAGIR quiere sumarse a los festejos y felicitar a la BCPBB por los 40 años de vida, con el ferviente deseo de poder continuar el trabajo conjunto que ha dado tan buenos resultados.

   “Y que augure un largo futuro de esta institución amiga, como notable contribuyente del desarrollo regional, y del engrandecimiento de nuestra Nación”, señaló Moro.

Desde Maizar

   “Queremos destacar la labor que viene realizando la institución desde su fundación en el año 1981, con el objetivo de brindar transparencia a los mercados, generando herramientas para facilitar el comercio y por el desarrollo de actividades que promueven el crecimiento de la región y del país en su totalidad”, señaló Alberto Morelli, presidente de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (MAIZAR).

   Morelli manifestó que la Constitución Argentina es clara en sus referencias a que la libertad de comercio es la base de la libertad de trabajo. 

   “Estamos convencidos desde MAIZAR que las intervenciones a los mercados impactan limitando las capacidades productivas y comerciales, con la consecuente caída del empleo y el agravamiento de la situación social.  Esperamos poder seguir trabajando en forma mancomunada como hasta ahora, buscando consensos y planificando acciones que permitan construir los caminos que conduzcan al desarrollo sostenible de nuestras cadenas de valor, generando así una mayor producción, comercio, empleo y divisas para el país, con el consecuente impacto positivo sobre los consumidores y toda la sociedad”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias