Y lo que muestran los videos

Qué dicen los testimonios sobre el millonario robo que complica a policías

16/9/2020 | 06:30 |

Las dudas entre lo que declaró un subteniente y un testigo civil sobre una mochila violeta. Analizan los celulares secuestrados en los allanamientos de ayer, entre ellos al Comando de Patrullas. 

 

   La investigación a un comisario y un suboficial de la policía bonaerense, por el faltante de parte del botín de un millonario asalto cometido el mes pasado en una casa de Maldonado al 300, gira en torno a la existencia de dos o tres mochilas con dinero en el lugar de la captura de dos de los asaltantes.

   "La situación llamativa se produjo durante la detención de los imputados y el secuestro de mochilas con dinero, que eran tres en principio y a la Fiscalía llegaron dos", se comunicó oficialmente ayer desde el Ministerio Público Fiscal.

   En el marco de esa causa se realizó ayer una batería de 7 allanamientos, dispuestos por el fiscal Mauricio Del Cero, entre ellos a la sede del Comando de Patrullas. Se secuestraron los celulares de varios policías, que ahora son sometidos a pericias.

   Bajo sospecha principal están el comisario Nicolás Juárez y el subteniente Benjamín Fernando Cabrera.

   Ambos, junto a un testigo civil, llegaron en la madrugada del 12 de agosto pasado a Emilio Rosas al 3600, Villa Talleres, donde personal policial había interceptado a los sospechosos (Carlos Álvarez y Marco Antonio Ruiz) a bordo de un Volkswagen Bora gris, poco después de la entradera.

   Dicen los investigadores que los primeros uniformados que arribaron al lugar se refirieron a 3 mochilas con dinero y otros elementos. De hecho, aseguran que existen videos incorporados a la causa que dan cuenta de esa cantidad.

   Las imágenes muestran a Juárez allí, pese a que no fue documentada su presencia en las actas e incluso se habría encargado de "bajar" con el dinero a la comisaría Segunda, junto con Cabrera y el testigo.

Dos versiones

   Cabrera, al prestar declaración testimonial, el 24 de agosto pasado, detalló que en el asiento trasero del Bora había una mochila violeta, con una computadora portátil y ropa de mujer (también producto del robo), pero no dinero. 

   Aclaró, expresamente, que el testigo llevó en el patrullero hacia la comisaría las dos mochilas negras (con el botín) y la violeta y que se produjo un "error" en el acta porque había "dos mochilas con dinero y no tres".

   Sin embargo M.A.G., el testigo civil de 38 años, mencionó un día después, en la sede de la fiscalía, que "fueron a la parte de atrás del auto, al asiento y empiezan a revisar encontrando otra mochila de color violeta, había plata ahí también, ropa de mujer, sacaron la bolsa también donde estaba la plata para mostrarla y decían que había que contarla y uno hombre ahí dijo que no, que la llevemos a la comisaría y la contaban ahí". 

   El testigo después dio detalles del procedimiento ya en la seccional de Roca 557 -con otras autoridades policiales presentes- y dijo que le llamó la atención luego de eso nadie más se contactó con él y que si bien cree que firmó una declaración y un acta, "no me dieron un papel de (comprobante) que estuve en la comisaría".

   La contradicción entre el policía y el civil, las irregularidades del operativo de secuestro y las imágenes de los videos habrían llevado a la jueza de Garantías Marisa Promé a ordenar los allanamientos pedidos por Del Cero.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias