Escenario político: extremar la grieta, un juego de riesgo

20/10/2021 | 06:15 |

El Frente de Todos busca recuperarse de la dura derrota en las PASO y apela a visitas de funcionarios nacionales para que disparen contra el Municipio. El acto con el ministro Ferraresi mostró las aristas de una táctica delicada.

Al centro, junto a Susbielles, el ministro Jorge Ferraresi.

Maximiliano Allica / mallica@lanueva.com

   En busca de remontar votos que le permitan cerrar el año electoral con un resultado más decoroso que el sufrido en las PASO, el Frente de Todos de Bahía Blanca inició una campaña muy activa para resaltar los contrapuntos con el oficialismo municipal. Ese plan incluye la venida de funcionarios nacionales o provinciales para pegar en los lugares donde creen que pueden hacer mella a la gestión local de Juntos.

   El episodio más evidente fue el acto de la semana pasada con el ministro nacional de Desarrollo y Hábitat, Jorge Ferraresi, para otorgar créditos del programa Casa Propia. El objetivo de fondo era dejar un mensaje político: Ferraresi sentenció que en Bahía "hay un Municipio ausente" ya que “no hemos tenido la visita del intendente como para planificar una estrategia común (en materia de vivienda), lo que hace que tengamos que trabajar con los gremios como alternativa".

   La alusión a los sindicatos tiene que ver con el financiamiento de 162 viviendas en el barrio de Luz y Fuerza, tras la firma de un convenio que encabezó el ministerio, del cual participaron ese gremio y la comuna. El detalle fue que el anuncio lo realizó días atrás Héctor Gay por los canales del Municipio, lo que potenció la discusión acerca de cómo se deben comunicar los avisos de obras cuando los fondos son de origen nacional y provincial, ya que el peronismo entiende que Juntos le birla el protagonismo sin merecerlo.

   En síntesis, Ferraresi vino a entregar créditos pero sobre todo a criticar al gobierno de la ciudad, así como días antes había estado en Mar del Plata cuestionando a otro jefe comunal amarillo, Guillermo Montenegro, casi con las mismas palabras

   Gay asegura que no asistió al acto en la cancha de básquet de Olimpo simplemente porque no lo invitaron. Y en su entorno algunos recuerdan que en otras épocas, cuando un ministro llegaba a la ciudad, se gestionaba una reunión con el intendente de turno en su despacho.

   Luego del titular de Hábitat, el sábado vino Pablo Martínez Carignano, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Se sumó al clamor del Frente de Todos bahiense para que el Concejo Deliberante sancione una ordenanza de Tolerancia Cero, sin necesidad de esperar a que se endurezca la ley nacional, que hoy acepta hasta 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre al conducir.

   El intendente ya dijo que le parece prudente esperar el tratamiento de la modificación de la ley superior, a punto de discutirse en el Congreso, antes de habilitar a sus concejales para que den paso a una normativa distrital. El oficialismo de nuestra ciudad sostiene que los incidentes de tránsito vinculados con el alcohol muestran a conductores superando ampliamente el nivel actual de tolerancia y que casi no hay registro de colisiones con personas que van de 0,1 a 0,49, con lo cual la ordenanza no alteraría demasiado el panorama. El planteo tiene lógica, aunque no deja de ser cierto que la idea de Tolerancia Cero es mucho más contundente.

   Volviendo a la estrategia de campaña, está a la vista que el FdT buscará acelerar las contradicciones y tratará de dar el mensaje de que los gobiernos nacional y provincial se ponen al hombro las problemáticas locales, frente a la presunta inacción de la comuna. Dicho de otro modo, extremará la grieta, esa que sirvió en elecciones recientes para tener diferencias más ajustadas en las urnas.


Ampliación de la red de gas en Punta Blanca

   En Juntos, con el respaldo del aplastante triunfo de la primarias, la decisión es no apartarse del libreto básico del proselitismo. Exhibir actos de gestión por la mañana y recorrer entidades intermedias por la tarde. Incluso hay quienes interpretan que la idea de bajar ministros kirchneristas para pegarle a Gay es un juego de riesgo para el Frente de Todos, ya que subrayar la grieta en una localidad como Bahía Blanca podría favorecer al Municipio. 

   Una curiosidad es que, al menos en las últimas horas, redujeron las declaraciones altisonantes. El Pro bahiense tiene una característica: se envuelve en un aura de supuesta moderación en comparación con el peronismo, pero cada vez que pasan a la ofensiva discursiva lo hacen de manera muy agresiva. Un ejemplo fue el propio Gay la noche de las primarias, asegurando que "Bahía no vota mentirosos", concepto que repitió los días siguientes ante todo aquel que lo quisiera oír. En el caso puntual del ataque de Ferraresi, por ahora prefirió no contestarle de forma directa, aunque por supuesto que cayó mal el acto en el Norberto Tomás, al que consideran una "puesta en escena que no agrega nada".

   Los números electorales, analizados sin pasiones, muestran que la ciudadanía avala la gestión comunal. La diferencia con la oposición es cada vez más acentuada y eso pone en crisis a un peronismo que no recibió ni la mitad de los votos que sus rivales.

   Un fantasma que recorre al FdT es qué sucederá si el porrazo en las generales resulta peor que en las primarias. Sobran versiones acerca de que se pondrían en duda los liderazgos. Sin embargo, en la cúpula piden calma y aseguran que es tiempo de soportar la piña pero no perder entereza, porque este capítulo electoral legislativo es solo eso y en los próximos dos años el viento puede cambiar.

   Un horizonte posible dentro del FdT sería la consolidación de las vertientes que sostienen a Federico Susbielles y Marcelo Feliú como aspirantes a la candidatura a la intendencia en 2023, aunque también hay otras lecturas. Una, que ante una eventual profundización de la caída en noviembre, el ala kirchnerista (Susbielles) empiece a resignar algo de protagonismo para entregarlo a un justicialismo más de centro. Esto último puede significar Feliú o, directamente, comenzar a construir una figura nueva que pueda resultar atractiva para los bahienses. ¿Quién? Todavía no suenan apellidos.

   ¿Y el camporista Gabriel Godoy, la tercera pata del comando del FdT en Bahía que dejará su banca de diputado el 10 de diciembre? No está en su aspiración liderar el espacio desde las candidaturas ejecutivas, pero sí pretende mantenerse en este territorio cuando venza su mandato en la Legislatura. Tiene una oferta para ir a trabajar cerca del decisivo ministro del Interior, Wado de Pedro, aunque preferiría quedarse aquí para seguir poniendo ladrillo sobre ladrillo en una organización que, en silencio, creció más de lo que muchos imaginan.

   Irse sería delegar la conducción o bien, si algunas versiones son reales, entregar el mando a quienes quieren manejar ese bastón. Difícil que eso ocurra.


Vuelven Espert y Píparo

   Quienes no están encontrando lugares de protagonismo en la agenda pública son los terceros en discordia, los candidatos del Frente Avanza Libertad, con chances de llevarse bancas del Concejo. La semana que viene seguramente levantarán el perfil con la llegada a Bahía y la región de sus principales candidatos nacionales, José Luis Espert y Carolina Píparo.

   Hasta el momento, el eje de la propuesta bahiense fue la reducción de tasas municipales para favorecer al castigadísimo sector privado, en línea con su principal referente, que promueve una reforma integral del sistema impositivo para quitar peso a las empresas. El problema es que el camino de alivianar tasas ya lo inició Juntos, por lo que deberían afinar un poco más la oferta de campaña, pensando en lo estrictamente local.

   De todos modos, es probable que la mayoría de sus votantes elija la lista sábana empezando por arriba. En Bahía, el economista fue el candidato más votado de esa tira en las primarias y se supone que eso se repetirá.

   A los libertarios hay que reconocerles, si se les corre la hojarasca de los insultos que a veces escupen Espert y Javier Milei, que vienen realizando un aporte relevante al debate público. El Estado tomó dimensiones desproporcionadas en relación al sector privado, que lo mantiene con sus impuestos y ni siquiera recibe contraprestaciones de calidad en materia de educación, salud, seguridad y justicia. Si bien suena exagerado el cuasi desmantelamiento estatal que pretenden en sus discursos más encendidos, es cierto que los gobiernos de turno deben trabajar para restablecer equilibrios.

   Hoy un consejo sabio para un joven de 20 años que tiene la opción de entrar a una empresa privada o la Municipalidad, es alentarlo a inclinarse por la comuna. Ya no solo tiene la ventaja histórica de la estabilidad laboral sino que el ritmo de los sueldos públicos sube por encima del promedio de los salarios privados (sobre todo contabilizando al creciente empleo en negro), algo que en otras generaciones no se daba. No hay país lógico sino se estimula a los emprendedores, tal como descubrió Diego Brancatelli al aludir al supermercado familiar que tiene en Caseros.

   Tan es así que el propio gobierno tomó nota de estos reclamos después de la debacle en las urnas. Uno de los focos en las declaraciones del FdT nacional es revertir el aumento de los planes sociales y que la gente recupere empleo genuino. Por supuesto que lograrlo es infinitamente más difícil que enunciarlo. Entonces, surge el interrogante de si este formato de peronismo está preparado para encarar el desafío, teniendo en cuenta que hasta ahora ha sido más amigo de potenciar lo estatal y exprimir al privado.

   Otras dudas. ¿Este gobierno seriamente piensa, contra toda evidencia empírica, que un congelamiento de precios sirve para combatir la inflación? ¿Si eso no funciona, a qué medida apelará? ¿Cómo hará para sostener los reclamos de una población empobrecida si este año y el próximo terminan con una inflación, en ambos casos, muy por encima del 40%?

   ¿El gobierno comparte el diagnóstico de que la inflación es la madre de todos los problemas, por ser causante de la imprevisibilidad? ¿Cómo hacer para recuperar la confianza en el devaluado peso cuando la dolarización de la economía creció hasta niveles insospechados? Parece insólito, pero hasta una parte del mercado de alquileres de verano en Monte Hermoso ya se mide en moneda norteamericana.

   Más inquietante todavía: ¿Sus principales contendientes tienen la capacidad de resolver este drama?

   El país está saliendo de la pandemia, solo en términos sanitarios.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias