Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Oro y plata: cuando Punta Alta y Monte Hermoso fueron las dos mejores ciudades argentinas

Una investigación del Conicet afirmó, a fines de 2008, que ambas localidades del sudoeste bonaerense reunían las mejores condiciones de calidad de vida de todo el país.

Archivo La Nueva.

“No estábamos enterados, pero nos sentimos halagados”, atinó a decir Néstor Starc, por entonces intendente de Coronel Rosales, ante la inesperada consulta telefónica de un periodista porteño.

Es que el llamado, en aquella tarde a fines de octubre de 2008, realmente lo sorprendió: un estudio del Conicet, basado en los indicadores del último Censo Nacional, aseguraba que Punta Alta, la cabecera del partido, era considerada como la ciudad con mejor calidad de vida de toda la Argentina.

El ránking había sido difundido pocas horas antes en el libro Geografía y bienestar. Situación local de la Argentina luego del Censo de 2001. Se trataba de un trabajo metódico, elaborado por un equipo de investigadores en Geografía y Demografía del Conicet y de seis universidades públicas nacionales, que analizaba las variables socioeconómicas de 511 localidades.

La elección de Punta Alta respondía, principalmente, a sus muy buenos indicadores en ítems considerados claves para el desarrollo social: buen acceso a la educación, salud y vivienda, condiciones medioambientales favorables y una baja tasa de mortalidad infantil.

"El 97% de la población cuenta con energía eléctrica, no existen villas ni asentamientos periféricos y la inseguridad registra índices mínimos”, agregaba Starc, con un dejo de orgullo, en cada una de las muchas entrevistas que concedió en aquellos días en los que Punta Alta se convirtió, sorpresivamente, en noticia nacional.

Para la mayoría de los medios de las principales ciudades -Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza, Bariloche, La Plata y Mar del Plata- resultaba cuanto menos una curiosidad encontrarse con que una pequeña localidad del sur bonaerense, conocida casi exclusivamente por su base naval, era considerada mucho más habitable que sus distritos urbanizados y cosmopolitas, ideales para el interés turístico.

Punta Alta

Por eso abundaban las consultas, no sólo para conocer detalles sobre Punta Alta, sino también para averiguar qué era exactamente lo que se había tenido en cuenta al momento de elaborar el ránking.

El geógrafo tandilense Guillermo Velázquez, investigador principal del trabajo, fue el encargado de explicar que, más allá de las variables analizadas, el concepto de “calidad de vida” surgía de tener en cuenta lo que “la mayoría de la sociedad considera necesario de acuerdo con una escala de valores promedio”.

“Punta Alta tiene una alta proporción de población que terminó la universidad y una baja proporción que no terminó el primario. La mortalidad infantil es baja, así como también lo es la cantidad de gente hacinada, más de dos personas por cuarto, y la de personas sin inodoros instalados. Casi no enfrentan desastres ambientales, como inundaciones, ni erosión de suelos", detalló Velázquez al revelar los motivos detrás del resultado final del informe.

Monte Hermoso

Por si fuera poco para el orgullo regional, la segunda ciudad de aquel ránking 2008 también pertenecía al sudoeste provincial. En base a las estadísticas compiladas, el trabajo del Conicet afirmaba que Monte Hermoso -ubicada a sólo 91 kilómetros de Punta Alta- también contaba con muy buenos parámetros para sus habitantes.

“Esto nos obliga incluso a cambiar la estrategia publicitaria de promoción”, se alegró Alejandro Dichiara, actual presidente de la Cámara de Diputados provincial y por entonces intendente de la localidad balnearia, al conocer la novedad.

“Además del conocido eslogan de ‘La playa donde el sol nace y se esconde en el mar’, ahora Monte Hermoso será conocida también como ‘La ciudad con mejor calidad de vida del país’”, aseguró en un reportaje con Clarín.

General Mosconi, en Formosa

El podio de ciudades se completaba con Comandante Luis Piedrabuena (Santa Cruz) en el tercer lugar, Río Grande (Tierra del Fuego), en el cuarto, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el quinto.

En el otro extremo de la tabla, las peores calificaciones fueron obtenidas, en orden decreciente, por las localidades de Santa Catalina (Jujuy), Laguna Yema (Formosa), Rinconada (Jujuy), Valle Grande (Jujuy) y General Mosconi (Formosa).

Velázquez sostuvo entonces que existía una "distancia sideral" entre los niveles de calidad de vida de Punta Alta y General Mosconi, que en 2016 fue rebautizada como El Chorro.

"La primera es comparable al Primer Mundo y la segunda, a las zonas más postergadas del planeta”, remarcó.