Bahía Blanca | Jueves, 26 de enero

Bahía Blanca | Jueves, 26 de enero

Bahía Blanca | Jueves, 26 de enero

Detienen a un menor de edad acusado de intentar asesinar a un taxista

La detención por el brutal ataque a Miguel Varela, de 60 años, se concretó en French 3002, esquina Esmeralda.

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

   Efectivos de la DDI local, junto a personal de la comisaría Primera, detuvieron hoy a un menor de edad acusado de intentar asesinar a un taxista mientras trabajaba.

   La detención se realizó durante un allanamiento en French 3002, esquina Esmeralda, como resultado del brutal ataque registrado la noche del sábado, cuando Miguel Ángel Varela, de 60 años, recibió un disparo en la nuca y fue apuñalado por uno de sus pasajeros.

   El chofer, que en un primer momento había sido derivado al Hospital Penna en grave estado -de hecho, había sido catalogado como código rojo-, está internado en terapia intensiva, luego de ser operado.

   Si bien presentaba un cierto estado de lucidez, desde el centro médico reconocieron que contaba con trastornos motores en brazos y piernas.

   El hecho ocurrió a la altura de Chile al 3000, en cercanías a Villa Centenario.

Comisario mayor Sebastián Toarmina, jefe de la DDI.

    Personas que circulaban por el lugar hallaron el taxi (un Chevrolet Corsa) con tres de las puertas abiertas (las del conductor, el acompañante y la trasera izquierda) y al chofer sentado dentro del vehículo, inconsciente, con una herida de bala y otra cortopunzante en su omóplato izquierdo.

   Inmediatamente la policía comenzó las tareas investigativas y se logró identificar el número telefónico desde donde surgió el pasaje.

   La recaudación quedó arriba del taxi (la billetera con dinero, la documentación y las llaves del auto quedaron debajo de la butaca del chofer), por lo que en principio no se constató un robo.

   De todas maneras no se descarta una posible resistencia de parte de Varela y una sustracción frustrada. Sí se confirmó el faltante del celular del trabajador, aunque para los investigadores no está claro si se lo llevaron como botín o para evitar un eventual llamado de la víctima al 911.

   Otra hipótesis, que perdió fuerzas con el correr de las horas, es que se haya tratado de un ajuste de cuentas.

   El menor detenido -no es identificado por razones legales- tiene 17 años, con lo cual es imputable y será sometido a un proceso en el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.

   Además de la detención, en el domicilio se produjo el secuestro de un teléfono celular que será sometido a pericias.

   No pudo ser encontrada el arma de fuego. Por el plomo que se le extrajo a la víctima en el hospital, se cree que usaron un arma calibre 32.

   "Se pudieron colectar testimonios que nos orientaron hacia el autor de este hecho y con otros elementos tecnológicos pudimos establecer que el autor sería este menor de edad", comentó Toarmina.

   Sobre la hipótesis del hecho, el jefe policial dijo que "todos son supuestos, es todo hipotético".

   Otra fuente policial comentó que el joven arrestado cuenta con ingresos anteriores por delitos contra la propiedad.