Mundo Gremial

Para los petroleros, el tiempo se está agotando

3/8/2020 | 07:00 |

En caso de no haber una respuesta afirmativa hoy, el gremio planteará nuevas medidas de fuerza en las refinerías.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Después de casi 30 días, la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Combustibles (FASiPeGyBio) continúa exigiendo la reapertura de las paritarias del 2019.

   “El tiempo se agotó. Plantearemos nuevas medidas de fuerza” aseguró Pedro Milla, Secretario General de la FASiPeGyBio, entidad en la que el bahiense Gabriel Matarazzo se desempeña como secretario de Hacienda.

   El lunes pasado se desarrolló otro encuentro entre representantes de la Federación, la CIP (Cámara de Industria del Petróleo) y el Ministerio de Producción y Trabajo, que determinó extender 5 días más la instancia de conciliación obligatoria. 

   El ente que nuclea a la gran mayoría de los gremios del sector petrolero (entre ellos el sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles de nuestra ciudad) reclama un ajuste del 13,5% para los trabajadores petroleros, tras lograr un aumento del 13% para la rama del gas.

   La CIP continúa sin ofrecer una propuesta formal de aumento salarial, por lo que el Ministerio determinó la extensión de la conciliación obligatoria por 5 días más, convocando a las partes a reunirse hoy, fecha en la que concluye dicha conciliación.

   Tras lograr un aumento del 13% para la rama del gas, Pedro Milla, secretario General de la Federación, pide un ajuste similar para los trabajadores petroleros. 

   Y aseguró, “no dejaremos de lado los derechos que nos pertenecen como trabajadores, son más de 66 mil las familias que dependen de la FASiPeGyBio, y no las defraudaremos”.

   Dado que la cámara empresaria lleva varias audiencias sin hacer una propuesta salarial que se equipare a la inflación, la Federación está evaluando llevar adelante la medida de fuerza, hecho que desató dicha conciliación. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El gremialista dijo que “un sueldo que no se ajusta a la inflación real, no sirve como una retribución honesta para los que se desempeñan en la industria. Nosotros seguiremos exigiendo que se respete y cuide a aquellos que impulsan este país a como dé lugar”.

   El llamado a la conciliación obligatoria comenzó el 3 de julio y debía haber terminado el lunes pasado. 

   Tras la determinación de la extensión, Milla señaló: “el tiempo se agotó, plantearemos nuevas medidas de fuerza” 

   El sector de hidrocarburos, totalmente necesario para el desarrollo del país, y uno de los empleos esenciales, sufrió suspensiones, rebajas salariales, accidentes por falta de trabajadores en actividad y negativas por las cámaras empresarias para ajustar los sueldos.

   “La Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles logró paliar los golpes, como el acuerdo de minimizar la reducción salarial pautada por las cámaras, está claro que el país atraviesa una pandemia con impactos económicos negativos, donde pocos se salvan. Pero, ¿eso quiere decir que debemos dejar de lado los derechos que nos pertenecen como trabajadores?”, señaló Milla.

   En el marco de la pandemia, la Federación se puso a disposición de la sociedad, habilitando infraestructura para utilizar como residencia de los enfermos, vehículos privados y viandas para sus trabajadores. 

   “Si bien la búsqueda por la solidarización con los 46 millones de argentinos es considerado un deber, nunca se dejaron de lado las necesidades principales de los trabajadores de hidrocarburos. Pero las dificultades comienzan cuando no hay consensos con aquellos que forman parte del mismo sector”, amplió.

   Mediante videoconferencias y envíos de comunicados, se logró conseguir el aumento del 13% en sueldos para la rama del gas; la que aumentó considerablemente su producción durante la pandemia. 

   “Por el lado de las refinerías, cuentan con una producción mayor a la de marzo y, aun así, las cámaras empresarias se niegan a reabrir la discusión por las paritarias del 2019”, explicó Milla. 

   Y añadió: “Los trabajadores no encuentran un incentivo salarial. Un sueldo que no se ajusta a la inflación real, no sirve como una retribución honesta para los que se desempeñan en la industria. Y la Federación continuará exigiendo, por los medios posibles, que se respete y cuide a los que impulsan este país; que no es sólo de unos pocos, sino de todos los argentinos que lo construyen día a día”.

   Son más de 66 mil las familias que dependen de la FASiPeGyBio, y es cada vez más necesario el soporte y apoyo desde lo sindical. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias