El plasma: esa ayuda

9/8/2020 | 10:55 |

La necesidad de conseguir plasma para atención de contagiados de Covid-19 exige otras alternativas.

   La urgencia muchas veces exige medidas diferenciadas a las que se podrían considerar ante situaciones que admiten tiempos más dilatados, donde se puede pensar, organizar, evaluar alternativas, ensayar soluciones.

   En el caso del Covid-19, el virus sigue su carrera de contagios y afectaciones que exigen en muchos casos internación en terapia intensiva, sin que hasta ahora se vislumbre un medicamento o vacuna que ponga fin a sus efectos.

   Un virus que además sigue desconcertando y sorprendiendo a los especialistas, que todavía no tienen las certezas sobre como es el modo de contagio, si queda en el aire, en los picaportes o en una fruta.

   En medio de tanta incertidumbre, un elemento aparece favorable a la cura. Eso es el plasma de las personas que, habiendo estado afectados por la enfermedad, contienen anticuerpos en su sangre.

   Profesionales de nuestra ciudad saben que el uso de este líquido de la sangre donde se concentran estos anticuerpos es, actualmente, la mejor opción disponible. Una alternativa factible de utilizar, con un estricto protocolo con las condiciones en que debe ser transfundido.

   Si bien el plasma no ha cumplido todavía con todos los ensayos, pruebas, comparaciones y otras exigencias, lo que hoy se observa con su uso es muy alentador, desde el momento que disminuye la mortalidad y hay indicios de eficacia”.

   Ahora: los recuperados donan plasma en muy poca cantidad, en una acción que todavía se pretende sea “solidaria y altruista”.

   A esta altura de la pandemia y de los contagios, acaso sería adecuado ofrecer una retribución por ese plasma. Como se hace por los barbijos, por los medicamentos, como se hará con la vacuna. Un valor que incentive a donarlo y que genere un banco de reserva adecuado. Y seguro sería mucho más económico que los días de internación que se evitan.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias