Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Perra agresiva: Larraburu evita el juicio con una probation

Casación había permitido la suspensión de juicio a prueba. Se hizo una audiencia y las partes propusieron distintas reglas de conducta. Lo definirá el juez Correccional Gabriel Giuliani.
 

Pese a que en primera instancia se había ordenado que vaya a juicio, finalmente Dámaso Larraburu evitará el debate, por la brutal agresión de su perra a un niño y su madre en el barrio Palihue, a cambio de una probation.

A esta instancia se llegó luego de que la Cámara de Casación Penal y la Sala II de la Cámara Penal bahiense revocaran la instancia de debate y habilitaran la posibilidad de suspensión de juicio a prueba en favor del dirigente justicialista.

En las últimas horas, durante una audiencia que se realizó en el Juzgado en lo Correccional Nº 1, las distintas partes propusieron diferentes reglas de conducta para el acusado, que la semana próxima tendrá que definir el juez Gabriel Giuliani.

Estuvieron presentes el fiscal Cristian Aguilar; la madre del chico, Sol Ledo y su abogado; y Larraburu junto a su asesor legal.

Aguilar pidió que durante 3 años (el máximo permitido) adopte distintas medidas de seguridad en su casa para que la perra rottweiler Roxy no pueda escapar y, por otro lado, que las actividades de recreación o paseo del animal sean con bozal y correa, fuera del barrio Palihue y alejado de establecimientos educativos o de lugares de concentración pública.

La defensa, a su turno, propuso una oferta económica reparatoria de 100.000 pesos (en el caso del niño) y 20.000 pesos (por su madre) y, paradójicamente, también ofreció la experiencia legislativa de Larraburu para modificar y mejorar normas sobre la tenencia responsable de animales peligrosos.

El abogado de Ledo -atado a la decisión de definir el caso como una probation y no por juicio- adhirió al planteo del fiscal. En medio de la audiencia, según dicen, se la observó muy ofuscada a la madre del chico. 

Del juego al drama

La terrible agresión se produjo el 27 de enero de 2021, cuando la perra rottweiler se escapó de la vivienda del exdiputado, en la calle Las Acacias del barrio Palihue, y atacó en una plaza a una mujer y a su hijo de 5 años, a quien le provocó heridas de gravedad, con la necesidad de recibir casi un centenar de puntos de sutura.

De hecho, Sol Ledo, la madre del chico, en principio lo dio por muerto, según confesó más tarde.

Antes del dictamen de Casación que debió ser acatado, los jueces en lo Correccional Susana González La Riva y María Laura Pinto se habían opuesto a la probation y pretendían llevar el caso a juicio oral, por la gravedad de los actos.

En 2022, la Justicia había condenado a Larraburu a pagar una multa por otro ataque de su perra, el 12 de marzo de 2020, en la misma plaza y en perjuicio de dos hermanitos de 7 y 9 años.

En ese caso se le fijaron 25 mil pesos por considerarlo autor de una contravención prevista en el artículo 46 de la ley 8031.