Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Perra agresiva: nuevo rechazo a Larraburu para evitar el juicio

El dirigente deberá responder por el ataque de su rottweiler a un niño y su madre en la plaza del barrio Palihue.

El Juzgado en lo Correccional Nº 2 rechazó un pedido de probation (con reparación económica) a favor de Dámaso Larraburu y ordenó que el dirigente vaya a juicio por el ataque de su perra a un niño, registrado hace más de dos años.

De todas maneras se supo que la medida dispuesta por la jueza Susana González La Riva no está firme y la defensa, a cargo del abogado Álvaro Coleffi, podría apelar.

El año pasado, la Cámara Penal de Bahía ya había dispuesto juicio para Larraburu, pero la Sala IV del Tribunal de Casación Penal, con asiento en La Plata, resolvió en noviembre anular el dictamen fiscal y ordenó renovar los actos sucesivos.

La brutal agresión se produjo el 27 de enero de 2021, cuando la perra rottweiler Roxy se escapó de la vivienda del exdiputado, en la calle Las Acacias del barrio Palihue, y atacó en una plaza a una mujer y a su hijo de 5 años, a quien le provocó heridas de gravedad, con la necesidad de recibir unos 180 puntos de sutura.

De hecho, Sol Ledo, la madre del chico, en principio lo dio por muerto, según confesó más tarde.

La propuesta original de la defensa consistía en el pago de 120 mil pesos y el aporte de la "experiencia política" de Larraburu para impulsar legislación respecto de la tenencia de animales peligrosos, aunque tanto el fiscal Cristian Aguilar como la familia de la víctima la rechazaron de plano.

Conducta grave

La juez González La Riva, en la resolución dictada ayer, opinó que la defensa no pudo sortear el argumento de la acusación "vinculado a la gravedad de la conducta que se le imputa y consecuentemente la gravedad de las lesiones producidas en el cuerpo y la salud del menor víctima".

El chico debió usar inmovilizador de rodilla, no pudo apoyar un pie hasta la cicatrización de las heridas, no caminó durante 3 semanas y luego lo hizo pero no con normalidad y sí con dolor.

La extensión y gravedad de las lesiones, a criterio de la jueza, "resultan un fundamento suficiente y eficiente para rechazar el beneficio peticionado por la defensa".

Por otro lado, le dio especial importancia a la ley 15.232, que otorgó un nuevo rol a las víctimas en la provincia y en su artículo 7 prevé que "el juez tenga en consideración" lo que expresamente manifiesten las víctimas.

En la audiencia del año pasado, Sol Ledo dijo que "Larraburu, sabiendo que su perra había ataco niños en esa plaza, permitió que la perra volviera a atacar. Que esto fue una tragedia. Que se sumergió en este proceso judicial doloroso y cruel. Se opone a la procedencia del beneficio de la suspensión del juicio a prueba porque su hijo ya fue condenado. Que su deseo es que se realice el juicio oral y público".

En consecuencia, la jueza González La Riva ordenó la realización del debate.