Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Perra agresiva: ordenan nuevas medidas de seguridad en la casa de Larraburu

La medida cautelar, hasta que se defina la causa, la dispuso la jueza Correccional Susana González La Riva. El fiscal del caso pretende que lleven al animal a un lugar no residencial.

 

Imagen genérica de un perro raza rottweiler. (Archivo La Nueva.)

   A más de un año del grave hecho, y con la causa cerca de su definición, la Justicia dispuso, de manera cautelar, que el dirigente Dámaso Larraburu adopte nuevas medidas de seguridad en su casa del barrio Palihue, para evitar la salida de una perra rottweiler que el año pasado atacó a un niño de 4 años.

   La resolución es de la jueza Susana González La Riva, subrogante del Juzgado en lo Correccional N° 2, quien a su vez tendrá a cargo una audiencia, el lunes que viene, para definir si se avanza hacia el juicio oral contra el exlegislador o se disponen medidas alternativas (es lo más probable), como juicio abreviado, probation o mediación.

   El 27 de enero del año pasado, la perra Roxy de Larraburu se escapó de su vivienda en la calle Las Acacias y atacó a un niño de 4 años que estaba en la plaza del barrio y le provocó heridas de gravedad, siendo necesaria su internación en un hospital, con 80 puntos de sutura en distintas partes del cuerpo.

"Lo di por muerto", dijo la mamá del chico

   Algunos vecinos comentaron que el animal había tenido reacciones similares anteriormente en la vía pública, con otras personas y canes.

   El fiscal Cristian Aguilar, teniendo en cuenta la proximidad de la casa con la plaza y una escuela primaria (la N° 39), había pedido formalmente el retiro de la rottweiler a un lugar no residencial.

   Ese planteo fue aceptado por la jueza de Garantías Marisa Promé, aunque luego la Cámara Penal de Necochea (durante la feria de enero) revocó el fallo al considerar "prematura" la medida, sin contar con la información necesaria para apartar a la perra del domicilio.

   Antes del nuevo pronunciamiento de González La Riva, el jefe de Zoonosis municipal, veterinario Pablo Vidal, informó que durante una inspección, el 15 de marzo pasado, se observó que el inmueble reunía los requisitos especificados en la ordenanza 13.948, aunque recomendó colocar en la reja exterior un cartel que advierta "cuidado con el perro".

Contrató adiestradora

   Por otra parte, la defensa de Larraburu, a cargo del abogado Álvaro Coleffi, comunicó a la Justicia que desde febrero contrataron los servicios de la adiestradora Roxana Sánchez, para intervenir en la evaluación y socialización urbana de la perra y en la capacitación de su dueño.

   La especialista dijo notar un comportamiento "evolutivo" en el propietario y una "instancia madurativa" en el animal.

   Al rechazar por ahora el traslado de la perra de ese lugar, la jueza entendió que una medida cautelar tiene que ser proporcional al fin que se persigue y no puede implicar una medida más grave que la que resultaría de una eventual sentencia.

   Sin embargo, ordenó que, con el objetivo de incrementar las medidas de seguridad en la vivienda para neutralizar riesgos derivados del acceso del rottweiler a la vía pública, se coloque un cerco de contención adicional.

   De esa manera se busca que la perra encuentre un obstáculo adecuado ante supuestos de ingreso y egreso de personas y/o vehículos, se indicó.