Bahía Blanca | Sabado, 20 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 20 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 20 de abril

El cuestionado Mercado de Abasto

Habilitado a fines del siglo XIX, fue un factor clave para reunir a los quinterios de la ciudad y la región.

Hace 78 años, en enero de 1946, se promocionaba con entusiasmo el “excelente funcionamiento” del Mercado de Abasto de Donado 90.

Creado en 1891, como respuesta al reclamo de los abastecedores de la población que pedían centralizar sus operaciones para así facilitar su tráfico y dar comodidad a los consumidores. Fue en ese momento que surgió Tomás López Cabanillas, “un hombre arriesgado”, que con visión del próspero porvenir de Bahía Blanca emprendió la construcción de un Mercado de Abasto. Para la época, la obra fue todo un adelanto, diseñado el edificio por el arquitecto Gregorio Salamandekov.

Vista desde Donado y Saavedra, hacia Brown

El Mercado abrió sus puertas en agosto de 1891 y se convirtió “en el obligado centro de reunión popular”, donde acudían gentes de diversas esferas sociales, se ajustaban conocimientos entre vecinos y se estrechaban amistades”. Un verdadero lugar de encuentro.

La publicidad de 1946 buscaba contrarrestar las críticas que recibía el lugar, con quejas vecinales por los ruidos en la madrugada, la basura desperdigada por toda el área, los malos olores y otros males que empujaban a pedir su cierre o erradicación.

Una de las concurridas cortadas del sector

“Hoy el Mercado es un emporio de potencialidad comercial, encuadrado en un marco de pulcritud e higiene, un edificio continuamente refaccionado y embellecido por la empresa que no tolera infracciones ni evita a los cánones del buen gusto”, se dijo.

Entre los locatarios del lugar estaban Recchioni, Nicanor Gutiérrez, J. y P. Bonzini, Bonacorsi, Eugenio Manera y S. Callau, Francisco Muñiz y David Medori, entre otros.

Pizzería La Chiquita, un clásico del lugar

El Mercado de Abasto fue expropiado por la municipalidad en 1953. En 1969 se inició su demolición y en 1971 fue reinaugurado en un flamante edificio como Mercado Municipal. Desde 2022 el lugar se encuentra cerrado y a la espera de un nuevo destino.