Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Un viaje a la boya 21: así es el lugar donde aparecieron los 170 kilos de cocaína

La Nueva. recorrió el canal de acceso a puertos a bordo de un velero: rastrillajes, la cercanía con la costa y las dudas, ¿ruta habitual o hecho aislado?

Fotos y video: Rodrigo García-La Nueva.

   Sergio Prieta/ sprieta@lanueva.com

   La boya 21 de acceso al puerto de Ingeniero White se convirtió en noticia nacional tras la aparición de 170 kilos de cocaína flotando en sus inmediaciones.

   El viernes pasado un pescador le advirtió a Prefectura sobre la presencia de bolsones negros semihundidos en ese sector de la ría local y al llegar al lugar descubrieron la existencia de droga.

   Para sumarle dudas al hallazgo, días antes encontraron a varios kilómetros (en la boya 31, distante a 4 kilómetros del puerto de Ingeniero White) un gomón semirrígido abandonado: si bien por el momento ambos hechos no se encuentran vinculados, la Justicia avanza en una investigación para intentar aclarar los sucesos.

   Para tener algunos detalles de la zona, del tráfico portuario y precisiones, La Nueva. recorrió el estuario a bordo de un velero y pudo comprobar que Prefectura sigue realizando rastrillajes en el lugar en la búsqueda de más bolsos y de los posibles tripulantes del bote abandonado: durante el recorrido, las únicas tres embarcaciones que navegaban por la zona eran de esa fuerza de seguridad.

  El viaje desde el puerto de White hasta la boya 21 es de poco más de 15 millas náuticas (casi 30 kilómetros) y dura poco más de 2 horas y media con viento a favor y entre 4 o 5 horas cuando el viento sopla en contra.

   A lo largo del recorrido, las condiciones de la ría varían de manera abrupta. En varios tramos del estuario cualquier persona podría dejar un bote cerca de la costa y llegar a las playas de barro y lodo caminando si la marea estuviese baja; en cambio, cuando la marea sube, las líneas de playa que parecen cercanas se pierden en el horizonte.

   Incluso la existencia de canales cambia de manera considerable las condiciones de navegación: por momentos apenas hay oleaje y en el ingreso de los canales se generan corrientes muy distintas.

Cocaína en la ría: qué es el rip off, el mecanismo de contrabando bajo sospecha

   Al llegar a la boya 21 la profundidad marca 23 metros, aunque a lo largo del trayecto varía entre los 5 y 10 metros de promedio. 

   Si bien las primeras informaciones hablaban de la cercanía con la Base de Puerto Belgrano, la escollera más cercana al lugar del hallazgo pertenece a Puerto Rosales, distante a poco más de un kilómetro. En un bote llevaría poco más de cinco minutos llegar a ese puerto y unos minutos más a la playa de Arroyo Parejas, que desde el velero en el que La Nueva. recorrió el lugar se ve como una línea cercana de la que se destacan varios tanques de combustible de color blanco.

   A lo lejos se encuentra amarrado un buque y una draga disponible para remolcarlo, mientras las tres embarcaciones de Prefectura recorren el lugar.  De hecho esos son los únicos barcos que se movían por la solitaria ría durante la jornada de ayer.

   A poco más de 10 millas náuticas de la zona se encuentra la salida a mar abierto y las preguntas se multiplican.

  ¿Es posible que cinco bolsos perdidos hayan llegado al canal de acceso a puertos arrastrados por las mareas? Resulta casi imposible.

   ¿La lancha abandonada en la boya 31 fue la que depositó esos bolsos en el lugar? ¿Es posible que una embarcación ingrese al canal y que no sea detectada a pesar de la cercanía de la Base Puerto Belgrano y el patrullaje de Prefectura?

   Y tal vez la que mayor preocupación genera: ¿la ría es una ruta habitual del narcotráfico o este fue un hecho aislado?

   En el avance de la causa judicial se podrían encontrar varias respuestas, aunque por el momento rige el secreto de sumario