Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

El misterio de la lancha: Prefectura rastrilla costa y mar con más de 20 hombres

El prefecto principal Gustavo Albornoz confirmó que pudieron comunicarse con el padre del titular pero dijo que no tiene contacto con su hijo desde hace más de 10 años.

El semirrígido quedó secuestrado en la Prefectura. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   

   El misterio de la lancha que el lunes a la noche apareció flotando, sin tripulantes, en la ría de Bahía Blanca se mantiene latente, pese a que Prefectura continúa con rastrillajes por costa y mar, con más de 20 efectivos.

   El dueño de la embarcación "Ali Lafken II", un paraguayo nacionalizado argentino, fue identificado como Aureliano Villalba Cabrera, con último domicilio en Florencio Varela.

   Los investigadores llegaron a ese lugar y se entrevistaron con su padre, aunque no pudieron obtener datos de interés porque dijo que no tenía contacto con su hijo desde hacía más de 10 años.

   "A esta hora no podemos descartar ni confirmar ninguna hipótesis", declaró el prefecto principal Gustavo Albornoz, jefe de Prefectura Bahía Blanca.

   El operativo de búsqueda de algún elemento que permita aclarar el caso, que se había realizado durante todo el día de ayer -incluso con la presencia de un avión de Prefectura Mar del Plata-, continúa hoy por vía terrestre, con cuatriciclos y camionetas, y también en agua, gracias a la acción de un guardacostas y otros dos medios.

   Se está "peinando" costa e islas, tanto de nuestra área como Coronel Rosales y hasta Monte Hermoso, según se informó.

   El caso se originó sobre las 20.30 del lunes, cuando Prefectura fue alertada por personal de seguridad de una empresa de vigilancia del sector portuario de la presencia de un objeto flotando, lo cual motivó el traslado de un guardacosta al sector para remolcarlo hacia el puerto.

   El semirrígido, de unos 6 metros de largo por 2 de ancho, tenía los pontones desinflados o pinchados y se pudo establecer que Villalba Cabrera lo había comprado en San Antonio Oeste, iniciando el trámite de transferencia en marzo pasado.

Hipótesis varias

   "Puede ser que haya habido un accidente o que (la lancha) estuviera al cuidado de alguien y se le 'escapó'. Hasta nos llegaron a preguntar si podía tener que ver con la tormenta fuerte que hubo hace poco tiempo en Bahía, pero no recibimos ninguna denuncia sobre una embarcación desaparecida", contó Albornoz.

   Tampoco recibieron novedades luego de comunicarse con una entidad que nuclea a todos los clubes náuticos.

   "Escuchamos versiones y rumores, pero nadie la conocía como una lancha habitual de esta zona", amplió el prefecto.

   En el caso tomaron intervención, en principio, el Juzgado Federal Nº 2 y el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, aunque no se descarta -según el resultado de la investigación- que la causa pueda pasar a la órbita provincial.