Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

El Club de Golf Palihue brilló otra vez con la magia de un Abierto Norpatagónico histórico

Luego de un par de años atípicos a causa de la pandemia, la 41ª edición del certamen regresó con todo y con un campeón récord. El balance del presidente Hugo Borelli, las sensaciones de Andrés Gallegos y el recuerdo de Francisco Cervini.

El presidente Hugo Borelli y el campeón Andrés Gallegos. Fotos: Tomás Bernabé y Rodrigo García-La Nueva.

 

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

 

   Con dos semanas llenas de actividad, 667 jugadores, y una organización a la altura de las circunstancias, el Club de Golf Palihue vivió la 41° edición del Abierto Norpatagónico, un campeonato de excelencia que recibe nuestra ciudad año tras año.

   Con grandes profesionales y muchos de los mejores aficionados del país, los links de Palihue volvieron a sentir la magia de un torneo que contó nuevamente con actividad normal, luego de dos años atípicos por la pandemia.

   “Terminamos un Norpatagónico hecho con un enorme esfuerzo, que nos llevó un gran trabajo para preparar una cancha que había quedado en malas condiciones después de la inundación. Y la pudimos presentar, a punto tal, que los propios profesionales del Tour y la misma Asociación Argentina (de Golf) nos felicitó con sinceridad porque festejaron el estado de la cancha y los greenes, disfrutando un torneo que nos salió a pedir de boca”, le contó el presidente del club, Hugo Borelli, a “La Nueva.”.

   A pocos días de que comenzará la actividad, las instalaciones del club sufrieron el temporal de lluvia y fuertes vientos que azotaron a nuestra ciudad y la región, provocando -además- que se desbordara el Arroyo Napostá, anegando gran parte del campo (ver foto).

   Si bien el tiempo apremiaba, el trabajo a destajo realizado por todos los que componen al club hizo que el certamen pueda disputarse con una cancha en impecables condiciones.

Contraste. En apenas dos semanas. el Club pasó de estar bajo agua, a conocer a su nuevo campeón en un green de lujo.

 

   -Haber superado estas adversidades, habla también de lo que es el presente del club...

   -Sí, claro. Pero yo siempre busco revalorizar que en un club de más de 80 años esto no es el trabajo de una Comisión de circunstancia, sino que es un trabajo de generaciones de dirigentes que fueron poniendo sus semillas y marcando las diferentes instancias del crecimiento. 

   Desde aquellos fundadores que en este pajonal de arena crearon los primeros hoyos, hasta los que se animaron a comprar tierras para hacer 9 hoyos más y los que después hicieron la cancha.

   Y nosotros que le podemos ir agregando cosas, como la inversión grande en maquinarias que hicimos este año para lograr tener un parque de maquinarias a la altura de los mejores del país.

   Eso es lo que cada generación le va poniendo y manteniendo la tradición del Norpatagónico que ya lleva 41 ediciones. Me gusta bogar por algo que digo siempre: la historia no comienza con nosotros y, mucho menos, termina con nosotros.

   A pocas horas de haber cerrado un gran fin de semana, Palihue vivió un duro momento con el fallecimiento del doctor Francisco "Pancho" Cervini, justo en el día del 82º aniversario de la institución que presidió desde 1983 a 1991.

   "Fue un referente indiscutido por muchos años. Nos deja justo apenas finalizada la edición 41 de nuestro Campeonato Abierto Regional Norpatagónico. Un evento nacional que habíamos perdido en 1973 y que Pancho, con su tenacidad y la del equipo de dirigentes que lo acompañaba, lograron recuperarlo en 1987 y, desde allí, viene disputándose todos los años sin interrupciones”, señaló Hugo.

   "Fue un hombre de firmes convicciones y liderazgo, tanto en su paso por la Justicia de Bahía Blanca, como por el Club de Golf Palihue. Sin duda, marcó una época para nuestra institución”, agregó Borelli.

Un campeón histórico

   El torneo, que contó con 111 jugadores (67 profesionales), quedará en la historia por diferentes factores, pero sobre todo porque el campeón rompió un récord de más de 20 años.

   Andrés Gallegos, con 258 golpes (-22), se adjudicó por segunda vez el torneo y mejoró la marca de Miguel Guzmán (-20) en 1994. 

   “Caminé el 18 (hoyo) con 100 personas atrás y eso la verdad que te llena el alma, es hermoso", destacó Gallegos, quien también se consagró en 2020, certamen que se jugó a 36 hoyos.

   "Fue una semana increíble, jugué muy buen golf y tuve un caddy increíble (Mario Scheffer). Vine a generar confianza y más que esto no puedo pedir. Es para felicitar al club por lo que hizo con la cancha", agregó el campeón, a quien seguieron Maxi Godoy (263) y Jorge Monroy (270).

   Además, Miguel Sancholuz fue el mejor de los aficionados, con 272 golpes.

   -Hugo, esta edición también fue es especial por toda la gente que pudo acercarse nuevamente, tras las restricciones...

   -Sí, estaban sorprendidos por la gran cantidad de gente; nosotros hemos tenido tiempos en los que venían 200 o 300 personas. Por eso siempre recalco en invitar a los vecinos que vengan a disfrutar de este parque verde que tienen a unos pocos minutos del centro. Pero en los últimos tiempos, precisamente por la pandemia, la asistencia a este tipo de torneo mermó bastante. Nos quedamos muy felices, gratamente sorprendidos y agradecidos a todos los que vinieron al Norpatagónico. Y decirles que pueden seguir viniendo, porque esto además de pertenecer a Palihue es un espacio verde de toda la ciudad.

   -¿Cómo lo vive usted el torneo siendo dirigente?

   -Es una conjunción de estrés, tensión y preocupación para que las cosas se cumplan. Hay un gran equipo trabajando para esto, una gran Comisión Directiva, los socios que participan en subcomisiones y ayudan, la escuela y la academia de golf y el personal que ha tenido una conducta maravillosa. Somos una empresa que da trabajo a más de 30 personas, nosotros estamos orgullosos de nuestra gente y creemos que ellos están contentos de formar parte de la plantilla del club. Ellos son los artífices de todo esto.

   -Imagino que  esto es un gran incentivo para ya pensar en el próximo Norpatagónico.

   -Sí, claro. Esperamos que el año viene lo podamos elaborar con un poco más de consistencia y de tiempo, porque todo el efecto y la incertidumbre por la pandemia generaron que tal vez hayamos comenzado un poquito tarde con la organización. Hoy diría que en mayo tenemos que empezar a trabajar el Norpatagónico de 2023 y eso es lo que nos hemos propuesto y seguramente lo vamos a hacer.