Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

El piso del mundial en el estadio albo

   Una disposición del gobierno impidió a Bahía Blanca ser subsede del Mundial.

Mario Minervino / mminervinoi@lanueva.com

   Hace 55 años, en abril de 1967, el club Estudiantes de nuestra ciudad comenzó a colocar el primer piso de madera sobre una cancha de básquet local, de cara a la posibilidad de ser Bahía Blanca subsede del mundial de ese deporte.

   Un mes antes, nuestra ciudad fue designada subsede del V Campeonato Mundial de Básquetbol, a disputarse en Montevideo, Uruguay. La Confederación Argentina había sido invitada por su par uruguaya para disponer de esa subsede y la entidad decidió designar a Bahía Blanca, teniendo en cuenta que era un lugar donde el deporte de los cestos generaba un sentimiento único y distintivo. De hecho, los jugadores locales habían sido la base del último campeón argentino.

   Más allá del entusiasmo generado en nuestra ciudad, para servir como subsede tenía que ofrecer ciertas "condiciones básicas", una inversión estimada de 300 mil dólares. La dirigencia se mostró optimista y apostó al "el potencial económico deportivo local". Realizado el sorteo, el grupo que jugaría aquí resultó por demás atractivo: Rusia, Argentina, Japón y Perú. La Municipalidad ofreció su apoyo y aportó la mano de obra para la colocación de un piso de madera sobre las baldosas de la cancha de estadio Osvaldo Casanova. Se trataba de los paneles de madera comprados en 1950 por el Luna Park porteño, sobre el cual se disputó el mundial 1950.

   Con todo listo para el torneo una decisión del gobierno de Juan Carlos Onganía dio con tierra con la ilusión. En época de la denominada guerra fría y amigos carnales como era la Argentina de Estados Unidos, el gobierno puso restricciones para el ingreso de los jugadores rusos al país.

   Aquel mundial terminó con un destacado sexto puesto para la Argentina, que contó en su plantel con tres bahienses, el maravilloso trío Fruet-Cabrera-DeLizaso.