Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Mateo Córdoba fue derivado a Bahía Blanca: su familia reclama el traslado en un avión sanitario

El bebé de tres meses podría permanecer internado en el Hospital Municipal hasta que esté en condiciones de ser intervenido nuevamente para corregir una patología valvular mitral. Su mamá reclama a la obra social Ospif la cobertura adecuada. Los médicos contraindicaron el viaje en ambulancia por ser de riesgo para su salud.

   Anahí González Pau
   agonzalez@lanueva.com

   La familia de Mateo Córdoba, el bebé que a mediados de febrero fue trasladado de urgencia desde el hospital Municipal hacia el Hospital Gutiérrez, por una grave patología en su corazón, lucha por estas horas para que la obra social Ospif (Industria Fideera) autorice su traslado desde la capital porteña hasta nuestra ciudad en un avión sanitario.

   Aquí sería internado en el Hospital Municipal, algo que ya fue autorizado por las autoridades del nosocomio.

   "No es un capricho nuestro, los médicos indicaron que Mateo puede volver a Bahía para quedar internado en el Municipal pero no en ambulancia, porque son demasiadas horas y es riesgoso para su salud", dijo su mamá, Micaela Espinosa Venegas.

   El parte médico firmado por la doctora Katherine Turbay es claro y textual: "El paciente podría ser derivado a su ciudad de origen. Debe realizarse en traslado en vuelo sanitario dado el estado clínico y los requerimientos actuales del niño".

    Mateo tiene tres meses, presenta una insuficiencia cardíaca y tuvo coartación severa de aorta por lo cual debió ser intervenido de urgencia el 15 de febrero pasado.

   Como cursa un postoperatorio con insuficiencia cardíaca, no puede regresar a su casa sino que debe estar en el hospital hasta tanto se den las condiciones de salud -sobre todo su peso y edad- que permitan a los profesionales volver a intervenir quirúrgicamente para corregir una patología valvular mitral.


Aquí los datos para ayudar a la familia a permanecer en la capital.

   Es probable que deba permanecer hospitalizado hasta sus cuatro años, aunque una vez en Bahía Blanca la familia podría ir creando las condiciones para equipar una habitación adecuada para el niño en su hogar.

   "Tenemos que gestionar el carnet de discapacidad de Mateo. Todo lleva un proceso y estando allá me voy a poder mover de otra manera", dijo su mamá. 

   "Los médicos no quieren arriesgar a trasladarlo en ambulancia, porque dicen que podría descompensarse ya que tendría que ir dormido y con oxígeno y eso sería un retroceso en su evolución",  aseguró.

   La familia tiene otro hijo, Constantino, de 7 años, que permanece en Buenos Aires.