En comparación con 2020

La UTN, con un aumento cercano al 90 % en la cantidad de ingresantes

16/4/2021 | 06:20 |

Se implementaron cambios en los cursos de nivelación.

FotoS: frbb.utn.edu.ar, VíaBahíaBlanca y UPSO

Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

 

   El secretario académico de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Carlos Vera, indicó que este año tuvieron un incremento cercano al 90 % en la cantidad de ingresantes en comparación con 2020, pasando de 165 a 313 nuevos estudiantes.

   "Si bien no puedo atribuirlo a la virtualidad, coincide con la implementación de una nueva instancia bajo esa modalidad", señaló.

   La universidad venía funcionando con tres etapas de ingreso: una en el tramo septiembre-diciembre del año previo al inicio curricular (se hacía a distancia con examen presencial), otra en febrero (curso intensivo presencial) y la tercera en el período mayo-agosto (la última fue virtual, pero se prevé que vuelva a ser presencial). 

    En 2020 se decidió que la instancia septiembre-diciembre tuviera el mismo formato que la de mayo-agosto, "con acceso a las clases virtuales e intercambio con los docentes, que tuvo muy buen resultado". A su vez, se pasó de un único examen con recuperatorio a tres evaluaciones parciales con sus respectivos recuperatorios.

   Este ciclo lectivo ya cuenta con más de 300 nuevos estudiantes. El secretario académico detalló que en septiembre-diciembre de 2020 se inscribieron 345 personas y entraron 205 —instancia en la que venían ingresando alrededor de 20— y en febrero de 2021 hubo 252 inscriptos e ingresaron 108, con un nivel de aprobación cercano al 70 %.

   A su vez, indicó que hubo un alto porcentaje que se anotó pero no se presentó: "Tuvimos unas 600 inscripciones a lo largo de las tres instancias de ingreso, aunque fueron a cursar alrededor de 400; como es a través de la web muchos se anotan por las dudas y después no van".

   El vicedecano Alejandro Staffa destacó que "la experiencia del año pasado en el formato virtual permitió adecuar las prácticas docentes y las formas de evaluación, y los resultados de aprobación en los ingresos fueron mayores que en 2020 en un 20 o 25 %".

   Entre las carreras de grado más elegidas, Staffa mencionó Licenciatura en Organización Industrial, Ingeniería Mecánica e Ingeniería Civil; y en un grado menor, las ingenierías Electrónicas y Eléctrica. 

   "Después tenemos una buena inscripción en los ciclos de licenciatura de Comercio Electrónico (implementación 2021) y de Producción de Bioimágenes, una oferta de 2 años dirigida a los radiólogos que funciona muy bien desde hace 5 años. En tecnicaturas, hay unos 30 alumnos en Operación y Mantenimiento de Redes Eléctricas y 70 en Programación", detalló el vicedecano.

   El secretario académico, en tanto, remarcó que "hace 12 años tenemos instancias de estudio a través de aulas virtuales y para 2020 decidimos incorporar la evaluación por entorno virtual, que tuvo muy buenos resultados. Nuestros exámenes tienen una duración de 2 horas y una base de datos muy grande, por lo que es poco probable que a dos personas les toque el mismo ejercicio al mismo tiempo".

   Por otra parte, el vicedecano Alejandro Staffa indicó que este año se implementaron algunas medidas de flexibilización como "política de retención en este tiempo excepcional", entre ellas, la posibilidad de seguir cursando una materia aunque se deba el final. Eso hizo que haya "un incremento promedio de un 20 % en las asignaturas" que venían cursando los estudiantes con ingreso previo a 2021.

   Señaló que por el momento las clases se desarrollan de forma virtual, aunque planean actividades de laboratorio con protocolos y una presencial gradual cuando la situación sanitaria lo permita.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Como cualquier universidad pública, en general la matrícula va aumentando año a año y los lugares son físicamente los mismos. A veces tenemos una relación alumno-metro cuadrado muy baja y hoy recomiendan tener una relación de un estudiante cada 4 metros cuadrados por el distanciamiento social, lo cual nos va a obligar a tener un regreso gradual", reconoció el vicedecano.

—Tras un año de virtualidad, ¿cuáles son los puntos positivos?

—Pudimos hacer la transformación casi inmediata del formato presencial al virtual gracias al trabajo iniciado hace 15 años para que todas las cátedras tuvieran aula o campus virtual, con la formación del recurso humano docente [...] Un gran desafío fue la evaluación: fue complejo en el inicio, pero tanto estudiantes como docentes lograron resolver los aspectos técnicos y tener una buena comunicación. Otra mejora es que cada cátedra tiene un sitio y sus estudiantes inscriptos tienen todo el material, inclusive los trabajos prácticos entregados y los exámenes rendidos, que les da la posibilidad de ver sus errores. 

—¿Y lo negativo?

—Hay algunos objetivos que tienen que ver con laboratorios, con la parte física, que son muy difícil transmitirlos a través de videos, de fotos o de explicaciones virtuales, por lo que hay que retomarlos lo antes posible.

 

Sin sede en Bahía, pero con muchos de acá

   Además de la UTN y la Universidad Nacional del Sur (UNS), en Bahía hay otra opción estatal: la Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO), que si bien no dicta clases acá —donde sí tiene una sede administrativa—, desarrolla su actividad académica en localidades cercanas como Punta Alta.

   "Tenemos un alto porcentaje de estudiantes de Bahía en las sedes cercanas a la ciudad. En Punta Alta tenemos Emprendimientos Audiovisuales y al no haber ofertas similares en Bahía siempre tenemos muchos bahienses inscriptos", señaló su rector Hernán Vigier.

   De acuerdo con los datos aportados por la universidad, este año hubo un incremento de inscripción: se anotaron 1.640 estudiantes, cuando el año pasado lo hicieron 1.300. El rector lo atribuyó a la oferta académica dinámica y a la virtualidad.

   "Aprender a través de sistemas virtuales hace que mucha más gente se anime porque tienen un mayor aprovechamiento de sus tiempos. En ese sentido creo que la UPSO tiene una reputación importante ya que venimos transitando este camino virtual desde hace más tiempo que la mayor parte del sistema universitario", remarcó Vigier.

   La UPSO no tiene examen de ingreso eliminatorio pero sí un curso de nivelación, denominado "Cómo estudiar en la universidad"; y una segunda instancia de inscripción en el período invernal.

   Sobre el retorno a la presencialidad, su rector indicó que "hay que ver qué pasa en el invierno, pero clases presenciales como han sido siempre estimo que no va a haber". De todas formas, espera que la situación permita recuperar aquella parte imprescindible como las prácticas obligatorias.

   "Lo positivo de esta virtualidad es que permitió que cada uno tenga que adaptarse al sistema que tarde o temprano iba a invadir la educación universitaria. Nosotros ya habíamos iniciado un camino, pero me parece que esto abre un conjunto de posibilidades de acceso a mucha gente que no había podido acceder antes", resaltó.

 

Otras notas

-Ingresos en la UNS: "La modalidad virtual dio resultados superadores a la actividad presencial"

-Cómo es la experiencia de las universidades privadas en Bahía

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias