Tiene 18 años

Atropelló, mató y escapó: le negaron el arresto domiciliario a un acusado

31/7/2020 | 15:00 |

La justicia de Garantías falló contra Marcos Romero Benítez, imputado por el incidente de tránsito que terminó con la vida del ciclista Juan Pedro Espinoza Maldonado.

   La jueza de Garantías Marisa Promé, en una medida que no tiene muchos precedentes, negó el arresto domicliiario a un joven de 18 años acusado de un choque mortal y fuga y ordenó mantenerlo preso de manera efectiva.

   La resolución afecta a Marcos Ezequiel Romero Benítez, quien el 27 de junio pasado, poco antes de las 3, al mando de un Renault Kangoo atropelló a un ciclista en Pampa Central al 1600. Como consecuencia del hecho, Juan Pedro Espinoza Maldonado (29), perdió la vida.

   De esta manera se confirmó el pedido formulado por el fiscal Cristian Aguilar, acompañado por el abogado Hugo Fernández, representante de la familia del joven fallecido.

   Las pericias confirmaron que Romero Benítez circulaba a 90 kilómetros por hora y embistió a la víctima cuando invadió el carril contrario para pasar a otro auto, en un tramo de iluminación es escasa y en momentos en que el asfalto estaba mojado por la lluvia.

   Romero Benítez siguió su marcha y el utilitario fue abandonado en Ricchieri al 500, mientras que al joven lo arrestaron cuando caminaba por el sector de Alsina y Corrientes. 

   La jueza remarcó que el delito que le imputan -homicidio culposo agravado por la conducción de un vehículo automotor, por exceso de velocidad, por la fuga y ausencia de socorro a la víctima y por culpa temeraria, en concurso ideal con lesiones leves culposas (algunos de sus acompañantes sufrieron heridas)- prevé, según la escala legal, entre 3 y 6 años de prisión.

   Y en ese sentido considero, teniendo en cuenta las circunstancias del hecho, que en caso de recibir una pena no va a ser la mínima.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Destacó Promé que "lejos de hacerse cargo de lo sucedido y detener la marcha emprende la huida en circunstancias que fue perseguido por una persona que casualmente transitaba con su vehículo por el lugar, que se trataba de un efectivo policial".

   Incluso el policía se identificó a viva voz y posteriormente pudo dar con los amigos que acompañaban al automovilista, a quienes les había dicho que iba a declarar que "el rodado había sido sustraído antes del choque apareciendo de esta manera como víctima de otro hecho delictivo".

Sin circunstancias de excepción

   "Si bien es cierto que el imputado goza en esta instancia de un estado jurídico de inocencia, lo cierto es que no se dan circunstancias de excepción que justifiquen la procedencia del beneficio pretendido, ello aunado a la configuración de los peligros procesales antes referidos, lo que conllevan a denegar el arresto requerido y mantener la modalidad de cumplimiento de la prisión preventiva impuesta", resolvió la jueza.

   De la misma manera, ordenó elevar a juicio la causa, que tendrá que ser resuelta por un juzgado en lo Correccional.

 

 

 

 

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias