Video: la mamá de Ángel Almada se encontró con el hombre que lleva el corazón de su hijo

17/2/2020 | 21:43 |

El chico fue asesinado en Ingeniero White en 2016. Silvia viajó hasta San Luis para encontrarse con el hombre trasplantado.

Fotos: Clarín

   La mamá de Ángel Almada, el chico de Ingeniero White asesinado en 2016, se encontró con el hombre que recibió el corazón de su hijo.

   Silvia Almada viajó en las últimas horas hasta San Luis para encontrarse con Sergio Rivarola, un hombre de 53 años que en marzo de 2016 se encontraba en emergencia nacional, cuando le trasplantaron el corazón de Ángel.

   Según la investigación por su muerte, que aún no tiene culpables, a Ángel lo golpearon en patota y lo mataron al menos 2 personas cuando lo arrojaron, ya inconsciente, en un puente peatonal de Ingeniero White.

   Todo ocurrió en la madrugada del 5 de marzo de 2016, cuando salía del boliche. Ángel tenía 17 años, estudiaba violín en la Escuela Orquesta de Ingeniero White y estaba becado en la Universidad Nacional del Sur donde se especializaba en fotografía.

   "Ángel era un chico muy bueno, muy dulce. Un día fue con sus amigos a bailar y tuvo la desgracia de toparse con unos delincuentes que le quitaron la vida", contó su mamá.

   El adolescente tuvo muerte encefálica. Y 3 días después su corazón fue trasplantado a Sergio Rivarola, que estaba internado en el Sanatorio Allende de Córdoba.

   Sergio es un exempleado de estación de servicio de la localidad de La Toma, ubicada a 80 kilómetros de San Luis, que había entrado en emergencia nacional en ese mismo mes de 2016.

   Hacía 8 meses que Sergio recibía tratamientos con una bomba de contra pulsaciones, ya que su cardiopatía le impedía hacer una vida normal.

   "Me encomendé a Dios. No pensaba más en nada cuando estaba conectado a ese corazón artificial. Qué viniera lo que Dios quisiera", le contó Sergio a Clarín.

   La operación de trasplante resultó exitosa. 2 días después, Sergio fue despertado por los médicos que le informaron del resultado de la operación.

   "Para mí, desde que saludé a los anestesistas y me desperté, habían pasados sólo 2 segundos, no 2 días", recordó.

   El encuentro con la mamá de Ángel se produjo en la Terminal de Ómnibus de San Luis. Silvia viajó más de 850 kilómetros durante un día para abrazar al hombre que mantiene vivo el corazón de su hijo.

   El abrazo finalmente se produjo en la plataforma 16, pasadas las 7:30. Ahí la estaba esperando ansioso Sergio, junto a un amigo que llevó un estetoscopio para que Silvia pudiera escuchar el latido del corazón de Ángel.

   "Fue una emoción muy grande saber que la persona que tenía el corazón de mi hijo estaba bien", dijo Silvia.

   "Estoy en un grupo de personas que vamos a las escuelas para concientizar sobre el trasplante de órganos, que es muy importante", agregó.

   El encuentro se dio luego de que ambos se buscaran por redes sociales. Y juntos partieron hacia La Toma, donde pasarán unos días en familia. (La Nueva. y Clarín)


 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias