Ocurrió en nuestra ciudad

Condenaron a 14 años de cárcel a un hombre que abusó de un sobrino

14/6/2019 | 07:36 |

El chico contó lo que sucedía tras una clase de educación sexual en la escuela.

Fotos: Archivo LN.

   Un hombre fue condenado a 14 años de cárcel, acusado de abusar del sobrino de su mujer, quien contó lo que sucedía tras una clase de educación sexual en la escuela.

   Durante el juicio oral trascendió que mujeres de la familia también habrían sido víctimas del individuo, una de las cuales lo denunció, aunque el caso no prosperó porque ya se encontraba prescripto.

   El Tribunal en lo Criminal Nº 2, integrado por los jueces Claudia Cecilia Fortunatti, Eugenio Casas y Daniela Fabiana Castaño (subrogante), imputaron al procesado -no se lo identifica para preservar al chico- del delito de abuso sexual gravemente ultrajante reiterado, agravado por encontrarse a cargo de la guarda del menor.

   Para los magistrados quedó probado que entre los años 2010 y 2014, el imputado sometió a la víctima a manoseos y la obligó a realizar diversas prácticas sexuales.

   Los hechos ocurrían generalmente en la vivienda del imputado, ubicada en la zona de Villa Gloria, donde el chico se quedaba mientras su madre trabajaba. También se produjeron algunos ataques en la casa del menor.

   Los abusos comenzaron cuando el pequeño tenía 5 años y se extendieron hasta los 9.

   Durante el debate declaró la madre del menor, quien contó cómo se enteró y explicó que al hablar con su hermana (pareja del acusado), esta le dijo que "seguro no era para tanto" y que "no se justificaba hacer algo".

   La abuela del chico, en tanto, quien concurrió a la escuela luego que la víctima contara lo que sufría, describió al sospechoso como "un lobo con piel de cordero".

   También admitió "sentirse culpable" porque "no supo escuchar a sus hijas y nietas", en referencia a otros episodios ocurridos en el ámbito familiar.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Revelación

   La docente a quien el chico le mencionó su situación comentó que durante la clase de educación sexual les indicó a los alumnos que "no tenían que permitir que les hicieran cosas que no les gustaban".

   Señaló que al finalizar la hora el pequeño se acercó y le dijo que a él le pasaba eso que ella había dicho. Mencionó que el nene comenzó a llorar y describió lo que padecía.

   También relató que dio aviso a las autoridades y se puso en marcha el protocolo establecido para estos casos.

   "Concurrieron al debate otros familiares, que si bien comentaron la manera en que tomaron conocimiento de los hechos, lo cierto es que también hablaron sobre sus experiencias traumáticas de idéntico tenor, con la misma persona", se indica en el fallo.

   Una psicóloga que atendió al menor dijo que este sufría de problemas para dormir, pesadillas, le costaba concentrarse, temblaba y tenía ganas de llorar.

   También manifestaba que no quería que le pasara a nadie más de su familia y que pretendía que su mamá no sufra, ya que padecía problemas de salud.

   Respecto a la declaración de la víctima en Cámara Gesell, la jueza Castaño opinó que "la credibilidad del niño es absoluta. La versión se encuentra ampliamente respaldada por distintos elementos objetivos de la causa".

   Finalmente, para establecer la pena, los jueces valoraron como atenuante la ausencia de antecedentes del procesado, mientras que resultaron agravantes la extensión del daño causado y la diferencia de edad entre víctima y el acusado.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias