Informar y prevenir

Una ONG puso en marcha una aplicación para denunciar casos de grooming

19/8/2018 | 08:00 |

Se puede realizar desde cualquier punto del país. Además de permitir que el caso comience a ser investigado, brindan contención y asesoramiento a las víctimas.

Fotos: Emmanuel Briane-LN.

Por Pablo Andrés Pascual/ppascual@lanueva.com

   En lo que va del año la fiscalía bahiense puso en marcha 22 investigaciones en las que se denunciaron casos de acoso sexual a menores de edad a través de Internet.

   Este tipo de situaciones son cada vez más frecuentes, por lo que la prevención, información y asistencia a las víctimas resulta imprescindible.

   En este sentido, en los últimos días la ONG Grooming Argentina lanzó una aplicación para teléfonos celulares y otros dispositivos denominada GAPP, que permite denunciar desde cualquier punto del país este tipo de hechos y recibir contención por parte de operadores especializados en la problemática. 

   Hernán Navarro, presidente de la entidad, explicó que “la funcionalidad principal tiene que ver con dos botones. El principal, de color rojo, permite que la víctima primaria (un menor) o secundaria (padres) acceda directamente a nuestra línea de WhatsApp, que es atendida las 24 horas, y denuncie la situación”.

   “A partir de allí tomamos intervención y activamos el protocolo de actuación de nuestra institución, que tiene que ver con una contención de la víctima y la realización de una serie de preguntas de rigor para ver que se encuadre dentro de la figura penal. Posteriormente, enviamos la denuncia a la fiscalía y se pone en marcha la investigación”, agregó el abogado.

   Explicó que hay un botón secundario, en tono azul, que permite denunciar en forma anónima.

   “Esto está bueno, porque tenemos muchos casos de chicos que envían fotos o videos y les da vergüenza decir lo ocurrido. También hay gente que observa o detecta cosas extrañas en las redes y las informa”.

   Sostuvo que “cuando lanzamos Grooming Argentina habíamos puesto en funcionamiento un 0-800, pero nos dimos cuenta que la mayoría de las denuncias eran realizadas por los chicos y no por los padres, lo que, por un lado, nos dio la pauta de que había un cortocircuito en el diálogo entre ambas generaciones. Por otra parte, nos dimos cuenta que ese teléfono no lo iban a usar y establecimos una línea de WhatsApp, la que ahora profundizamos lanzando la aplicación”.

   Navarro explicó, a modo de ejemplo, que si alguna persona denuncia un hecho desde nuestra ciudad, los operadores se pondrán en contacto con el Ministerio Público bahiense para notificarlo de la situación y brindarle los datos necesarios para poner en marcha la investigación.

   Aclaró que “el grooming es un delito de acción pública a diferencia de los hechos contra la integridad sexual, que son de instancia privada. Nosotros denunciamos y lo dejamos para que la justicia investigue”.

Desconocimiento

   El año pasado la ONG realizó un relevamiento junto a la consultora Management and Fit que determinó que el 70% por ciento de los argentinos desconoce qué es el grooming.

   “Esto trae aparejado la no denuncia, porque quién va a denunciar algo que no conoce. Más allá de las jornadas que damos a lo largo del país, sentíamos que teníamos que darle a la sociedad una herramienta tangible para pedir ayuda. El objetivo es ese, además de contar con una institución para guiar a la víctima y avanzar en la investigación del caso”.

   Sostuvo también que “con la aplicación vamos a tener un mapa caliente respecto de dónde provienen las denuncias, lo que nos permitirá hacer los focus group para analizar una estrategia territorial en materia preventiva”.

   La ley 26.904 contra el grooming o ciberacoso, creada en noviembre de 2013, se incluyó en el artículo 131 del Código Penal, y establece una sanción de 6 meses a 4 años de prisión.

   Un reclamo de algunas organizaciones es la imposición de penas más duras contra este delito.

   Navarro dijo no estar de acuerdo, ya que “no podés elevar la pena en expectativa del grooming, que es un contacto para ejecutar algún delito contra la integridad sexual, por encima de la vara del abuso sexual simple. Entonces, habría que elevar toda la escala penal de esa clase de delitos”.

   Aclaró que “sabemos que no habría pena que alcance para estas personas que están enfermas, pero elevándola no se va a reducir la cantidad de casos. Lo que hay que hacer es intensificar y promover la prevención. Hay que instrumentar políticas educativas y capacitar a los actores”. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias