Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

"A alguien le convenía callarlo", aseguró el hermano del hombre linchado en Monte

A "Canini" lo mataron hace 2 años tras el descubrimiento del cuerpo de Katherine Moscoso. "La policía liberó la zona", sostuvo el tío de la chica asesinada.
Fotos: Archivo y Rodrigo García-La Nueva.

   Rubén González, hermano del hombre al que lincharon hace 2 años tras el descubrimiento del cadáver de Katherine Moscoso (18) en Monte Hermoso, aseguró esta mañana que a "alguien le convenía callar" a Juan Carlos "Canini" y que "todo fue direccionado para eso".

   Hoy inicia el juicio en el Palacio de Tribunales por el que hay 9 acusados de la pueblada que terminó en el homicidio.

   "Después de que termine el juicio te digo si confío en la Justicia", manifestó en diálogo con LU2.

   Por el caso fue condenado un joven a 5 años y medio de prisión, que en el linchamiento tenía 17 años.

   "Creo que hay más personas vinculadas", agregó González, en relación a los acusados:

   * Carlos Lisandro Alaiz;

   * Walter y Emiliano Gómez (padre e hijo);

   * Marcos Rodríguez;

   * Jorge Pasiucco;

   * Pablo Ripoll;

   * Alexis Banegas (tío de Katherine);

   * Ignacio Cayetano Palacios;

   * y Héctor Fabián Ávila.

   Al debate que tendrá su final el lunes llegaron en libertad Ávila, Banegas y Palacios.

   "Me gustaría que se supiera la verdad para que no sigan pasando las cosas que están pasando en Monte", refirió y agregó que los vecinos del balneario "tienen mucho miedo".

"La mató la noche de Monte"  

   Por su parte el tío de Katherine, Alexis Banega, confesó que se siente arrepentido por haber participado del linchamiento y afirmó que la policía liberó la zona para que maten a Canini. 

   "La policía me dijo que Canini era un proxeneta y que manejaba a Katherine. En ese momento no pensé en lo que sucedió. Hoy con el diario del lunes puedo decir que Canini sabía dónde estaba Katherine esa noche", agregó en diálogo con LU2.

   Y destacó: "La noche de Monte mató a Katherine. Todo el pueblo miró y sigue mirando para el costado".

   Se espera que declaren cerca de 60 testigos ante los jueces Hugo Adrián De Rosa, Ricardo Gutiérrez y Onildo Stemphelet, mientras que Mauricio del Cero será el fiscal.

   Los acusados afrontan cargos por homicidio simple, delito que prevé penas de 8 a 25 años de prisión.

   El debate se extenderá hasta el viernes y el lunes 22 finalizará el juicio.

El juicio

   El debate comenzó con los alegatos de las partes, donde los 8 defensores que intervienen pidieron la absolución y el abogado Maximiliano De Mira agregó que durante la etapa de investigación no se pudo acreditar "ni la materialidad ni la responsabilidad" de los acusados.

   Por su parte, el defensor Leandro Aparicio aseguró que hay "una maniobra" para imputar a los 9 acusados ya que "hay testigos que no declaran porque tienen miedo por amenazas de la policía".

   En tanto, el fiscal Del Cero acusó de homicidio en viculación a 9 imputados y, subsidiariamente proclamó la figura de homicidio en agresión.

   El primer testigo fue el entonces jefe de operaciones de la DDI, Daniel Alejandro Pérez, quien realizaba tareas de búsqueda al momento de la aparición del cuerpo de Katherine.

   El efectivo contó que en el vallado, a unos 300 metros de la casa de "Canini" se escuchaba a la gente decir "matemos al viejo" y que cuando se dirigió a la casa de González pudo ver como "cerca de 100 personas" corrían al lugar para agredirlo.

   Pérez explicó que él estaba junto a otros efectivos de la DDI y algunos policías de Monte, pero que pese a intentarlo no podían detener al "malón".

   Durante su declaración la fiscalía mostró un video de "Canini" durante las agresiones, suministrado por una vecina.

   Pérez explicó que las imágenes eran tras la primera parte de la agresión y que en ese momento González "ya estaba entregado y sin fuerzas".

   Cuando se lo consultó si reconocía a alguien, Pérez apuntó contra Banegas y dijo que a él lo recuerda antes y durante el linchamiento. (La Nueva. y LU2)