Fin de año

9 noticias curiosas del 2017 bahiense

30/12/2017 | 07:00 |

Fotos: Archivo La Nueva.

   En Bahía, como en toda ciudad, pasan cosas malas, buenas, graciosas, tristes, trágicas. Pero algunas llegan a ser bastante curiosas.

   Tomate un ratito para recorrer la lista de los hechos que dejaron pensando a más de uno en este 2017.

La abuela buchona

   A principio de año, precisamente el 2 de enero, una señora de 68 años frenó un patrullero para decirle a la policía que su nieto tenía una plantación de marihuana en el patio.

   Y sí, la abuela tenía razón. Los policías encontraron 44 plantas distribuidas entre macetas y el piso del lugar.

   La nona no solo advirtió sobre su nieto, sino que acusó a un amigo del joven de ayudarlo a plantarlas.

   El chico, de 19 años, quedó libre y le contó a La Nueva. que las plantas "las tenía para consumo personal".

El lagarto del Noroeste

   Un lagarto apareció en la puerta de una casa del barrio Noroeste e hizo saltar del susto a la dueña de la vivienda.

   El marido de la mujer logró atraparlo en una caja y llamaron al 911 pero nunca tuvieron respuesta.

   El reptil estuvo quieto aunque por momentos intentó escapar. Desde ese 28 de enero nunca se supo qué pasó.

El chino que le tiró de todo a EDES 

   Cheng Deng Hua perdió más de 100.000 pesos en mercadería porque estuvo una semana sin luz en su supermercado.

   El Día de los Enamorados, y en protesta por la pérdida, Cheng le tiró comida en mal estado a los ventanales de la oficina de EDES y cortó la calle.

   "Estoy harto de protestar", se quejó mientras prendía fuego unos neumáticos en el medio de la calle.

   Además, Cheng no estaba solo, lo acompañaron algunas de sus empleadas que afirmaron que los cables no andaban y, por ende, no andaban las cámaras y heladeras. 

Halloween en marzo

   En el comienzo del tercer mes del año, un grupo de personas entró a robar a una casa para llevarse dinero y otras cosas.

   Pero lo más curioso es que lo hicieron usando máscaras de Halloween.

   Los delincuentes enmascarados entraron por el techo y encerraron a los dueños en una habitación. Cuando se fueron dejaron el televisor a todo volumen.

Desapareció de un banco bahiense y apareció en uno de Luro

   Un hombre denunció el 3 de mayo que su mujer desapareció del Banco Provincia de Bahía donde la esperaba mientras él hacía un trámite.

   Horas después la mujer apareció en el mismo banco pero en la sede que hay en Pedro Luro.

   Además, se había llevado más de 2.000 pesos y las llaves del auto donde esperaba a su marido.

   La mujer quedó bajo atención médica.

Dientes en un mantecol

   Una pareja se puso a mirar una película aprovechando el feriado del 25 de mayo, abrieron un paquete de mantecol y cuando él lo mordió sintió algo duro. Según ellos eran dientes de algún animal.

   "Alcancé a escupirlo y vi en la palma de mi mano algo parecido a un colmillo de color amarillento”, le contó a La Nueva.

   El joven se descompuso y tuvo que irse a la guardia del hospital Felipe Glasman donde lo medicaron.

   Los novios se quejaron en Bromatología y comenzaron los análisis para saber de qué se trataba.

   Al otro día se supo que no eran dientes sino "estructuras de azúcares y grasas cristalizadas".

ABSA también la ligó 

   El 4 de julio el jugador de Sansinena Pablo Berra tiró un balde con caca dentro de la oficina de ABSA.

   Berra estaba cansado. Según él, la cloaca le explotaba desde diciembre y en la empresa nadie le daba respuestas. 

   El futbolista le contó a La Nueva. que solo podía usar el lavarropas para cosas esenciales, el resto iba a a un lavadero; guardaba los platos sucios y los lavaba en lo de su mamá; le ponía un tapón a la bañadera y después la desagotaba de a poco; tenía cuidado cada vez que tiraba la cadena.

   Todo eso y más porque "se me llenaba la casa de mierda". 

   Dos días después, ABSA le arregló el problema y todos contentos. Pero el 10 de julio la empresa denunció a Berra por lo que hizo y tuvo que ir a declarar.

Le dijeron que iba a un bautismo y terminó en su casamiento

   Un grupo de amigos convenció a Pocho, el hombre que está con una urna en el semáforo del shopping, de que sería el padrino de la nieta de un amigo y que tenía que presenciar el bautismo.

   Pero era todo un invento para cubrir a Paola, la mujer de Pocho, que organizó el casamiento por Iglesia que tanto deseaban desde hace 11 años.

   Paola recibió mucha ayuda de la gente. Hasta un amigo aceptó hacerse pasar por su marido para ir a la charla prenupcial, pero por suerte no fue necesario.

   Cuando Pocho llegó a la Catedral no vio a ningún bebé. En el altar estaba parada su mujer vestida de blanco. Todos lloraron de emoción y aún siguen viendo el video de la ceremonia como la primera vez.

Otra que el diente, la cuchilla

   Una familia llegó de hacer las compras en un supermercado y cuando abrieron el paquete de galletas de arroz encontraron una cuchilla de más de 2 centímetros en una de ellas.

   "Pensamos que era un pedacito de papel de aluminio, pero nos sorprendimos cuando descubrimos que era el corte de una hoja de una navaja o una cuchilla", contó la madre de la casa.

   Del supermercado donde compró el producto nunca tuvo respuesta, aunque dicen haberle pedido a la mujer que envíe las fotos por mail pero nunca lo hizo.

   Además, contaron a La Nueva. que nunca presentaron el ticket de compra.

 

¿Recordás otra historia de este 2017?

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias