Bahía Blanca | Miércoles, 05 de octubre

Bahía Blanca | Miércoles, 05 de octubre

Bahía Blanca | Miércoles, 05 de octubre

La Cueva de los Leones será un nuevo paseo público de la ciudad

Se trata de casi 30 hectáreas ubicadas en la zona norte, junto a la ruta 33. Un estudio de la Universidad del Sur estableció cuáles son los puntos atractivos a nivel geológico y paisajístico para hacer un parque en el lugar.

Pamela Subizar / psubizar@lanueva.com.ar

 Saliendo de Bahía Blanca hacia el norte por la ruta 33 hay un quiebre topográfico denominado Cueva de los Leones, en la microcuenca hídrica del arroyo Saladillo de García, que se convertirá en un paseo de acceso público.

Son alrededor de 30 hectáreas que conformarán un parque con circuitos de recorrido y puntos de observación, diagramados en base a un estudio del terreno realizado por el Departamento de Geografía y Turismo de la Universidad del Sur.

La investigación puesta en marcha en 2010 analizó la calidad del paisaje desde el punto de vista ambiental, con una descripción concisa del sitio, los elementos a proteger y la potencialidad para el desarrollo de actividades turísticas.

La geología y morfología de la zona se caracterizan por la presencia de un manto de tosca, una roca sedimentaria que se forma por evaporación de las aguas subterráneas, que tiene una edad de entre 2 y 2,5 millones de años.

Los procesos de erosión han generado diferentes geoformas entre las cuales se encuentran las cuevas o “aleros” que le otorgan al lugar su fisonomía particular y motivan su nombre.

Los escarpes, declives del terreno, tienen entre 0,5 y 5 metros. Esos espacios servían antiguamente de cobijo a los pumas (como el puma concolor) según los relatos de los primitivos habitantes de la zona.

El estudio propone seis puntos para acceder a distintas visuales: el estuario, las Sierras de la Ventana y la misma zona de la Cueva de los Leones que conforma como una microcuenca de la cuenca del Saladillo.

“Fuimos identificando distintas visuales y se propuso un sendero, en el que se van destacando cuestiones de morfología, biodiversidad, para que las personas que lo caminen puedan no sólo disfrutar del lugar sino también aprender un poco”, contó la doctora Verónica Gil, miembro del equipo de investigación.

En cuanto a la vegetación, hay especies que son una transición entre el sector de la parte norte de Buenos Aires y la Patagonia, el monte y el espinal. Y también una variada avi-fauna.

Una inversión inmobiliaria

En la zona norte del periurbano, a partir del Camino Sesquicentenario, 300 hectáreas fueron declaradas reserva urbana por la ordenanza Nº 15.637 en 2010, en un plan director promovido por el municipio.

La nueva normativa posibilitó, de esta manera, la inversión inmobiliaria en el sector para uso residencial pero con una serie de condiciones, como la obligación de ceder un 10% del territorio para espacio público y suministrar las obras de infraestructura.

La empresa Ivars SA resultó adjudicataria en la licitación hecha el año pasado y comenzó hace algunos meses las obras para desarrollar en el sector norte un barrio abierto, con 1.180 parcelas.

La Cueva de los Leones y la vera del arroyo Saladillo de García es el espacio del sector que se reserva como punto de interés turístico y que será puesto en valor.

Las 30 hectáreas de la reserva natural deberán ser manejadas durante 5 años por el desarrollador, que deberá completarlas con mantenimiento, y luego se deberán transferir en el marco de un plan de manejo conformado con la Universidad del Sur.

El sector que se está desarrollando se encuentra accesible y abierto al público, pero aún no está listo el equipamiento y las instalaciones finales que tendrá para el turismo y esparcimiento.