Los casos parecen amesetarse

Variante delta: ¿Se puede considerar que Bahía Blanca está a salvo?

23/10/2021 | 06:28 |

Expertos entienden que no hay una respuesta definitiva en razón de una dinámica multifactorial, pero que existe una mirada positiva en respuesta al ritmo de vacunación. Sí manejan una certeza: no existe margen para relajarse.

Los referentes locales Jorgelina Scuffi y Carlos Kohler opinaron sobre la variante delta. / Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

Guillermo D. Rueda /  grueda@lanueva.com
Audionota: Malena Ruppel (LU2)

   “Es la pregunta que nos hacemos todos. Nos gusta la idea de que sea así, pero se trata de algo dinámico y multifactorial. Hacer futurismo y decir: ‘Esto no va a llegar’ es imposible”.

   Para Jorgelina Scuffi, bioquímica y referente del área de Epidemiología de Región Sanitaria 1, el presente es un muy buen momento en términos de cobertura de vacunación contra el coronavirus.

   “A diferencia de Europa, donde se ingresa al tercer invierno, a nosotros nos toma mucho mejor parados", agregó.

   “Empiezan a aparecer los días lindos y eso invita a ventilar, a estar afuera de la casa y en espacios abiertos”, sostuvo.

   “Pero no descarto que aumente la cantidad de contagios. Sabemos que la variante delta, que está en la Argentina con más de 500 casos, es el 60 % más contagiosa que la cepa original de Covid-19 y es probable que haya algún rebrote”, añadió.

   Respecto de las predicciones, la Dra. Scuffi —en diálogo con La Nueva.— comentó que aguardaba un pequeño aumento de contagios posterior al día de la primavera.

   “Aunque fue en espacios exteriores, hubo mucha gente que se reunió. Pero al final esos casos no llegaron”, dijo.

   “Las nuevas medidas de apertura en relación al aforo y a las reuniones sociales, como los boliches, las fiestas de hasta 100 personas en ambientes abiertos y espectáculos deportivos como el fútbol, se iniciaron a partir del 1 de octubre. Quiero decir: las consecuencias de esto recién las comprobaremos a partir de los días venideros”, aclaró.

   La profesional ponderó la estrategia que se desplegó desde el ministerio de Salud de la Nación (que adhirió Región Sanitaria 1), en el sentido de vacunar a la mayor cantidad de gente posible con la primera dosis, a fin de generar una inmunidad para evitar que haya más internación o, finalmente, fallecimientos.

   En Bahía Blanca el porcentaje de aplicación de primeras dosis es superior al 91 % en grupos de riesgos. Y con dos dosis es de más del 75 % respecto de las personas inscriptas, siempre de acuerdo con cifras oficiales de inicios del corriente mes.

“Está claro que la principal función de la vacuna es evitar formas graves y muertes. Y hoy la mayoría de las personas que podrían estar cursando Covid-19 lo hacen de un modo oligosintomático o, incluso, asintomáticos”, explicó.

   “Esto se relaciona con la ocupación de camas en el hospital de la ciudad. Casi no hay casos de internación por Covid-19”, añadió.

   La Dra. Scuffi aclaró, de todos modos, que no se trata del fin de nada.

   “Intento transmitir esto: la vacuna está buena, nos protege y se nota en enfermedades graves o muertes, pero para cuidarnos tenemos que seguir los protocolos”, admitió, para recordar que en la pandemia se utilizaron tres estrategias.

   “Una es la vacunación, que es a largo plazo. Otra es la de contingencia, la de cierres y aperturas por fases, y la tercera es la del cuidado personal; es decir, lo que nos toca a cada uno como ciudadanos: distanciamiento, uso de barbijo, lavado de manos y ventilación de ambientes, algo que, ahora, es más sencillo por una cuestión climática”, relató.

   “Pero si los casos se disparan otra vez deberemos reconsiderar las aperturas. Si sube el número de contagios, aumentará la cantidad de gente en el hospital. Queremos evitar eso”, indicó.

   “Por un tiempo más, los cuidados los deberemos seguir teniendo. Eso está claro”, aseveró.

Los plazos

   Por su parte, el Dr. Carlos Kohler, quien fue jefe de Inmunizaciones de Región Sanitaria y del municipio de Bahía Blanca, dijo que, si en el término de 30 a 60 días, se prolonga la actual situación sanitaria, sea porque se sostiene en una meseta o, mejor aún, hacia una caída, recién ahí estaríamos ante un hecho para celebrar.

   “Pero por ahora hay que seguir siendo cauto y respetar el protocolo; no sólo para cuidarme a mí, sino a los demás”, aseguró.

   El especialista admitió que la variante delta no ha impactado en el país del mismo modo que en el hemisferio norte.

   “Igualmente, a la letalidad habría que analizarla bien, porque en esta ola hay más vacunados que en otro momento y eso incide también”, afirmó.

Dr. Carlos Kohler, exjefe de Inmunizaciones de Región Sanitaria 1 y del municipio de Bahía Blanca.

   “Este proceso tiene una dirección”, añadió.

   “Aparece una variante y se va a encontrar con vacunados y no vacunados. Y, en general, irá hacia los no vacunados. Por eso los casos más graves de delta han sido los no vacunados, o quienes han tenido una sola dosis. Los contagiados con dos dosis son aquellos que conviven con comorbilidades”, explicó.

   “En el hemisferio norte la variante delta ha impactado más en aquellos lugares donde la vacunación no ha sido tan efectiva, ni en gran cantidad”, señaló.

   “En el país se ha hecho una apertura masiva, en general, y tenemos el mejor y el peor ejemplo en los estadios de fútbol, donde no se ha contemplado el aforo. Vamos a tener que esperar unos días más para saber cuáles son las consecuencias”, añadió.

El Dr. Kohler admitió que este es un “escenario impensado” hace tan sólo tres meses en el país y que, en Bahía Blanca, se está “muy cerca” de alcanzar la inmunidad de rebaño, siempre y cuando se continúe con el ritmo de vacunación.

   “En la Argentina, aparentemente, porque en esta pandemia seguimos aprendiendo día a día, el importante ritmo de vacunación de los últimos tiempos, más la aparición de la variante manaos, que es la predominante hasta ahora, parece que ha bloqueado el paso de la delta”, consideró.

   “Pero estamos anticipándonos. Tanto en Chile como en Brasil, que estaban en una situación parecida hace dos o tres meses, en este momento la variante que predomina es la delta”, acotó.

   “¿Por qué invade la variante delta? Porque empieza el relajamiento y se mezclan los no vacunados con los vacunados que contagian”, explicó el Dr. Kohler, quien posee una reconocida web (www.vacunacion.com.ar), donde vuelca sus conocimientos sobre el tema Covid, y otros de salud en general.

   También dijo el profesional —en coincidencia con la Dra. Scuffi— que si los vacunados pueden contagiarse con delta será con una enfermedad leve e, incluso, asintomática.

   “Eso nos genera otro problema: la persona que está asintomática es contagiosa. Y si tenemos en cuenta que esta variante es más contagiosa que las otras, podemos tener brotes impensados”, añadió.

Vacunarse o no vacunarse, ¿aún es una cuestión?

   “Siempre digo que hay que informarse respecto de las vacunas para estar al tanto de qué se trata. Está claro que todas, del laboratorio que sea, son seguras”, aseguró la Dra. Scuffi.

   “La ventaja costo-beneficio que tienen es altísimo. Soy una defensora de la vacuna de toda la vida y esta no es la excepción”, amplió.

   También admitió la especialista que hay un determinado grupo de personas que no se va a vacunar.

Dra. Jorgelina Scuffi, bioquímica y referente del área de Epidemiología de Región Sanitaria 1.

   “No sólo están en contra de esta vacuna, sino de todas”, aseguró.

   “Lo que uno espera es que el grupo de antivacunas que todavía tenemos en la región, y hasta en la Argentina, sea pequeño. Porque así quedarían cubiertos con la famosa inmunidad de rebaño”, sostuvo.

   “Con el 75 % actual de segundas dosis no se logra la inmunidad, pero la idea es avanzar lo más que se pueda tras ese objetivo en el corriente mes y en noviembre”, comentó.

   “Incluso, se avanza con la vacunación para los menores de entre los 3 y los 11 años. Era el grupo que faltaba”, contó la Dra Scuffi.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias