Confianza de Ibáñez y el intendente Uset

El Hospital Naval Puerto Belgrano está viviendo el peor momento de su historia

16/2/2020 | 07:30 |

Con desvíos de fondos y sin ingresos significativos, la situación llegó a una instancia crítica. Se suspendieron las internaciones, se derivaron las prácticas, no hay insumos y todo parece un "desierto".

Fotos: Punta Alta-La Nueva.

Natalia Miguel
nmiguel@lanueva.com


   El Hospital Naval Puerto Belgrano está pasando por su peor momento.
   Internaciones suspendidas (sólo las graves), mínima actividad en el laboratorio, derivaciones en los diferentes servicios, carencia de insumos, y la lista es larga.
   Tanto así que quienes se desempeñan allí comentan que los pasillos son "desiertos" e hilando más fino, los gremios sostienen que el nosocomio está trabajando al 20% de su capacidad.
   Se habla de un desvío de fondos al Hospital Naval de Buenos Aires, unos 25 millones, que en realidad le correspondían al centro de salud de Puerto Belgrano. Esta situación no fue negada por las autoridades de la Armada.
   Por otro lado, se presente  el tema de la obra social del personal militar y civil de la Armada. Antes, la Diba asignaba al HNPB un monto fijo, producto del descuento de sus afiliados. Con los años, eso se modificó y hoy el Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas y de Seguridad (Iosfa) paga por los servicios prestados. Y si no ingresan recursos, no se compran insumos, por lo que el afiliado lógicamente recurre a otros efectores.
   Desde los gremios e incluso desde la nueva conducción del centro de salud son optimistas a la hora de pensar en la recuperación del Hospital.


De circunstancia
   "Hoy puedo trabajar para que el Hospital salga adelante de esta coyuntura que, seguramente, será de circunstancia", dijo el recientemente nombrado director general del Hospital Naval, capitán de fragata doctor Roberto Ibáñez.
   "Creo que lo más importante es que nos mantengamos unidos porque los objetivos son comunes. La Armada Argentina es una santa madre y siempre estará con nosotros", agregó.
   En la gestión del doctor (Eduardo) Toscani (ex director general del HNPB y actual titular del Hospital Municipal “Eva Perón”) el Estado nacional le inyectó un dinero o había un presupuesto para poder invertir, aseguró el facultativo, "y hoy vivimos un país con un inflación del 50%, los fármacos con una inflación del 87% y además, como si fuera poco, un cambio de paradigma. Y cambió para siempre: esos recursos, producto de lo que a cada afiliado se le descuenta todos los meses ante era centralizado por la Diba, y a partir de 2013, por orden de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se decidió cambiar esta dinámica del reclutamiento del dinero, hoy lo maneja el Iosfa, que no es parte del mismo cuerpo con la Armada".
   "Es cierto también que se derivaron fondos hacia el Hospital de Buenos Aires y ahora se espera que pronto empiecen a ingresar a Puerto Belgrano porciones de dinero porque ese monto se ha fragmentado".
   Sobre los trabajadores y las familias, dijo que nadie debe perder su puesto en esta Argentina difícil de hoy. "El objetivo es que cada uno tenga la tranquilidad de permanecer en su lugar".
   Y puntualizó: "En esta adecuación de recursos, debemos mirar dos aspectos: la seguridad de nuestros enfermos y la responsabilidad médica y penal de los trabajadores de la salud. Cuando alguna situación puede presentar riesgo para este conjunto, tendremos que pedir apoyo a otro nosocomio. Sabemos que podemos interactuar. Hay que maximizar la llegada del recurso y optimizar lo que hay".


Explicaciones
   En tanto el intendente rosaleño Mariano Uset le dijo a La Nueva. que desde el municipio están acompañando y asistiendo la gestión del doctor Ibáñez, "en quien confiamos en su capacidad profesional y calidad humana. Pensamos que se podrá revertir la situación del Hospital y esperemos que el nuevo director cuente con el acompañamiento de la superioridad para tomar las decisiones más convenientes".
   "Las autoridades militares deberán explicar qué pasó para llegar a esta situación. No me toca a mí describirlas. Pero si nos mantuvimos siempre cercanos, ahora estaremos más que nunca".
   Sobre la postura de los médicos (que le dieron la espalda al director saliente mientras hacía su discurso de despedida), Uset consideró que “la han pasado mal. No me extraña lo que sucedió y tienen todo su derecho, a pesar de que sea atípico en el ámbito castrense, a demostrar su descontento. Por otro lado, confiamos en que las autoridades de la Armada sepan torcer el brazo de la obra social y sensibilizar el tema, y tomar decisiones con el Ministerio de Defensa con el cual hoy no podemos tener el mismo diálogo que hace unos meses. En situaciones anteriores, apenas aparecían las primeras señales teníamos con quien hablar. Ahora hicimos llegar nuestra predisposición para colaborar pero aún no hemos tenido respuestas”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias