Un Rancho X en la noche del Palihue

14/11/2020 | 09:08 |

En la década del 60 el barrio Parque Palihue se convirtió en lugar elegido por boliches y restaurantes

Mario Minervino / mminervino@lanueva,com 

 

 Hace 58 años, en noviembre de 1962, abrió sus puertas el "restaurante nocturno" Rancho X, en Los Olivos y Constituyentes, pleno barrio Parque Palihue.

   En uno de los lugares "más pintorescos y residenciales" de Bahía Blanca abrió sus puertas esta confitería, llamada a marcar una etapa en la vida nocturna local.

   La idea de los propietarios, Conrado Tondini y Héctor Fernández Amigo, fue ofrecer "un ambiente familiar" para que asistieran "grandes y chicos en grata comunidad". La casona tenía el aspecto de un rancho americano --de allí su nombre--, con amplios ventanales, aleros cubiertos por vidrios especiales, y un lago artificial sobre el que había un pequeño puente.

   "El extraordinario panorama que se domina desde cualquier lugar del edificio lo convertirán en el sitio obligado de cita de los amantes de la tranquilidad, el confort y el esparcimiento", se dijo.

   La primera función de Rancho fue servir como restaurante, para lo cual mandó construir una parrilla giratoria para la elaboración de los tradicionales platos criollos, incluidos chivitos y pollos. De lunes a jueves abría a las 22 y los fines de semana desde las 12, con servicios de almuerzo, copetín y cena.

   Para quienes gustaran de la danza, Rancho X disponía de un bar americano donde se vendían bebidas y licores "de calidad superior" y pistas de baile adyacentes. También había números en vivo, por caso la actuación, aquella noche inaugural, del grupo folklórico Los Sureños.

   Con el tiempo el lugar se convirtió en un clásico de la noche bahiense y protagonista del gran cambio de costumbres nocturnas de los 60.

   Rancho X funcionó hasta principios de los 80. A pesar del paso del tiempo, el sitio sigue vivo en la memoria colectiva.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias