Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Báez Sosa: perpetua para Thomsen, Comelli, Benicelli y Ciro y Luciano Pertossi

Se los consideró culpables del delito de homicidio doblemente agravado por concurso premeditado de dos o más personas con alevosía.

El Tribunal Federal Nº 1 de Dolores condenó a prisión perpetua a cinco de los acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia tomaron la decisión en forma unánime.

Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi fueron considerados coaturores penalmente responsables de la muerte del joven en las afueras del boliche Le Brique, en Villa Gesell por homicidio doblemente agravado por concurso premeditado de dos o más personas con alevosía.

En tanto, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi, los tres restantes integrantes del grupo, fueron considerados partícipes secundarios del crimen, por lo que se los condenó a 15 años de cárcel a cada uno.

En tanto, el tribunal pidió también que se investigue a Juan Pedro Guarino y a Tomás Colazo por los delitos de falso testimonio, tal como había sido solicitado la fiscalía. Los jueces determinaron que se extraigan copias de la causa y se inicie una investigación para establecer si los dos rugbiers que no fueron sometidos a juicio cometieron falso testimonio.


La lectura de las condenas se vio interrumpida en el momento en que Thomsen se descompensó, por lo cual las autoridades decidieron despejar la sala.

Todo había comenzado minutos después de las 13, el horario que se había estipulado en forma oficial.

Máximo Thomsen se descompensó al oir que recibía cadena perpetua.

Allí se habían dado cita los padres de Fernando Báez Sosa y también el abuelo de Lucio Dupuy, el niño de 5 años asesinado en noviembre del 2021 en Santa Rosa. Había pedido "una condena ejemplar" para los acusados.

Antes de la lectura de las penas, la Justicia había desestimado el pedido de nulidad que había presentado la defensa. Además, los acusados habían pedido escuchar de pie el veredicto.