Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Carpintería incendiada: "Voy a seguir por el apoyo de mis empleados"

La pericia determinó que el fuego en el galpón de Drago al 900 se inició al parecer de forma accidental, a raíz del posible recalentamiento de una máquina. Maquinarias y muebles quedaron reducidos a cenizas.

Las llamas devoraron la carpintería que funcionaba en Drago al 900.

Gracias al apoyo incondicional de sus empleados, el dueño de la carpintería arrasada por el fuego en Drago al 900 decidió redoblar esfuerzos y continuar con la actividad, pese a la destrucción total del inmueble, las maquinarias e incluso los productos ya terminados.

José Luis Álvarez (56) destacó la ayuda que por estas horas recibe de los 6 trabajadores a su cargo, con el fin de reanudar la labor lo antes posible en otras instalaciones ubicadas en el barrio San Martín.

"Todos estamos trabajando para acomodar el otro galpón en la calle Coronel Vidal, donde vamos a seguir con nuestras tareas. Ese lugar lo usábamos como depósito de maderas", declaró Álvarez a La Nueva.

Si bien el damnificado no puede cuantificar las pérdidas económicas producto del siniestro, confirmó que las llamas destruyeron aproximadamente 40 máquinas de pie y manuales, como también una gran cantidad de herrajes, anotaciones con medidas y muebles que estaban listos para entregar.

 

 

Según la fuente consultada, cada una de estas maquinarias cuesta entre "2 mil y 4 mil dólares".

"De todo eso ya no sirve nada", remarcó el propietario de la fábrica que ocupaba una superficie de 630 metros cuadrados.

Pericia oficial 

El peritaje de bomberos estableció que las llamas se originaron al parecer de manera accidental, a raíz del supuesto "recalentamiento de alguna máquina que quizá utilizamos a último momento", antes de que el personal se retirara sin percatarse de esa situación.

"El motor de la máquina podría haber quedado caliente y tal vez se empezó a quemar el aserrín que se junta en el motor. Después se habría originado una llama y así el galpón tomó fuego", dijo el hombre.

Todos los días Álvarez y sus empleados tenían la "precaución" de cortar la energía eléctrica, por eso el entrevistado descartó que el foco ígneo se haya generado como consecuencia de un cortocircuito.

"Se incendió desde la mitad de la carpintería hacia el sector de Chiclana; no fue intencional porque desde allí no puede acceder nadie de afuera", comentó el carpintero.

"Agradezco a Dios que no hubo que lamentar personas heridas; eso es lo más importante. Lo demás es material y se va a ir recuperando de a poco. Había trabajos ya terminados, listos para entregar, de los cuales sólo quedaron cenizas", agregó.

Dos obras completas

El fuego además consumió dos obras completas para particulares.

"Quiero llevarles tranquilidad a los clientes que nos pagaron anticipos por trabajos, porque los vamos a rehacer y entregar".

"Ahora voy a comprar máquinas para seguir trabajando y colegas me prestaron otras, por eso les agradezco a ellos y también a los bomberos y a todos los vecinos por la colaboración que nos brindaron", acotó.

 

 

Por último Álvarez enfatizó que esta actividad es el principal sostén económico del plantel a su cargo y sus familias, motivo fundamental para reactivar el negocio.

Su bisabuelo fundó la carpintería Musumeci a principios del 1900, después pasó a manos de su abuelo y desde hace unos 30 años la administra Álvarez.