Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

¡Increíble lo que pasó! Villa Mitre se derrumbó en 4 minutos y perdió ante Lanús

La visita estampó un parcial de 24-5 en 4m45, para llevarse la victoria: 82 a 78.

Romero, sin salida. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

Un partido jugó Villa Mitre durante 15m15 y "su" partido hizo Lanús en los restantes 4m45, para un increíble final de 82-78 a favor de la visita, tras parcial de ¡24-5!, por la Conferencia Sur de la Liga Argentina.

Seguramente mirarán una, dos, tres y hasta mil veces lo que sucedió y no le encontrarán respuesta. Había que hacer todo mal para perder y sucedió. De no creer, cuando había hecho mucho y muy bien.

El tricolor arrancó 7-0, con Pennacchiotti jugando 1x1 y la visita respondió corriendo: 7-5.

No obstante, un par de triples de Harina y otra transición rápida de defensa a ataque le devolvieron la ventaja al local: 15-5.

Pennacchiotti le gana a Karachi.

En el 5x5 Villa Mitre de movida hizo una buena defensa, básicamente con Jano sacando de circuito a Capponi.

Mirá las estadísticas completas del partido

De todos modos, el granate lo tomó varias veces a contrapierna, o bien aprovechó cuando la defensa se escurrió para castigar de tres puntos (4-8) estampar un parcial de 15-6 y cerrar el cuarto 20-19 arriba.

Atrás Lanús empezó a intentar interrumpir los pases cada vez que alguno cortó, algo que venía haciendo muy bien la Villa. Y adelante abrió la cancha, apostando al tiro a distancia (2-2 en triples de Scacchi), jugando de adentro hacia afuera o bien cargando en las caídas: 29-21, con parcial de 24-8.

Se estira Romero en busca de ella.

Contrariamente, Villa Mitre empezó a trabarse y a dudar, por lo que Pennacchiotti cargó con la responsabilidad ofensiva generando sus propios tiros. Y una muestra fue que convirtió 11 de los 16 del cuarto. Claro que Lanús, un equipo equilibrado y trabajado, mostró mayores recursos para cerrar el primer tiempo 37-35 arriba.

Harina saca la falta.

El rival insistió con su propuesta de juego, firme atrás y ordenado, aceitado, intenso y con puntos en varias manos adelante.

El trámite se hizo parejo, de ida y vuelta. Aunque el crecimiento del local, nuevamente con Jano como líder defensivo a partir de su seguimiento con Capponi, generó un playón de “autos chocadores” por parte de Lanús, que no encontraba espacios. Todo mérito de la defensa.

Con ese sello atrás, la Villa logró desarrollar adelante un juego más fluido, con Chervo (13 puntos) pleno de confianza cada vez que tuvo oportunidad de atacar el cesto, Harina generando sin pelota, Pennacchiotti absorbiendo defensa y descargando y Jano corriendo, para estampar un parcial de 24-7 en 7m40 y escapando 71-54 a falta de 7m20.

Por volumen de juego, a esta altura parecía un partido casi resuelto.

Chervo amenaza con el balón.

No obstante, cuando todo hacía presumir que 15 arriba restando 4m45 (73-58), significa la cuarta victoria en fila, el tricolor cayó en la propuesta de la visita, que presionó, lo apuró y lo descontroló.

Un parcial de 12-3 a falta de 2 minutos bajó la euforia en el José Martínez: 76-70. Y más aún cuando Lanús empató en 77 (parcial de 19-4), restando 57 segundos. Nadie entendía nada.

Sumado a ese pésimo cierre, otra pérdida terminó en bandeja de Capponi y falta: 79-77 (erró el libre) arriba la visita, con 41 segundos. Imposible de explicar.

Y ahí, definitivamente el tricolor se derrumbó, se evidenció la ausencia de un líder, de ese jugador que necesita para adueñarse de la pelota en los momentos complicados.

Bandeja de Jano Martínez.

Y las pérdidas recurrentes terminó pagándolas muy caras el local, ante un rival que había mostrado muchísima personalidad y la ratificó en el final.

Una victoria que difícilmente olvidará Lanús y que Villa Mitre recordará por mucho tiempo. Ojalá le encuentre solución al problema...