Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Detrás de escena: quién es la bahiense que transforma a los artistas locales 

Claudia Pappalardo estudió en la Escuela de Teatro de Bahía Blanca y se abrió camino en un terreno que era poco explorado a nivel local. Es madre de tres hijos y egresó de cuatro carreras: Técnica Maquilladora, Técnica en Escenografía, Técnica en Iluminación y Técnica en Diseño y Producción de espectáculos en vivo. "Puse mucho de mí", dijo.

Claudia Pappalardo en la producción de Allegro Lírico.

Por Anahí González Pau / agonzalez@lanueva.com

 

   “Me apasiona lo que hago. Esa es la palabra, soy una apasionada”. 

  Claudia Pappalardo, desde pequeña usaba los maquillajes de su mamá y pasaba horas viéndola maquillarse. También amaba el ballet clásico y todos los días visitaba el Teatro Municipal, solo para verlo. En su adolescencia, en la década del 80, creció admirando a Madonna, la reina del pop, impresionada por su look “punk y a la vez moderno” y fascinada con los colores del cabello y el vestuario.

   La vida la fue llevando por los caminos de la peluquería y también empezó a estudiar y luego a trabajar como esteticista. Entonces contempló la posibilidad de ampliar sus horizontes para complementar su trabajo y se anotó en la carrera Tecnicatura de Maquillaje de la Escuela de Teatro de Bahía Blanca. Y ya no pudo parar. Se enamoró.


En la producción de Allegro Lírico.

   Entonces se inscribió en tres carreras más, todas vinculadas al arte escénico y así, con mucha vocación y entusiasmo, se fue ganando un lugar en la escena teatral y audiovisual de la ciudad como maquilladora de caracterización.

   Por sus manos y pinceles, pasaron --y siguen pasando-- desde hace 13 años los rostros de los artistas más destacados de la ciudad en busca de esa transformación que les permita encarnar a sus personajes con mayor confianza para lograr verosimilitud y proyectar una imagen profesional.

   A este maquillaje escénico lo acompaña con peluquería teatral y maquillaje de efectos especiales. Por eso, es común verla caracterizando rostros con heridas, dientes postizos, máscaras de látex y manipular materiales como gel de gelatina o silicona.


Demostración en la materia Maquillaje II, de la ETBB, en una alumna que se ofreció como modelo.

   En uno de sus últimos trabajos para cine intervino a la actriz Iara Casariego, co-protagonista del cortometraje futurista Nick del director bahiense César Turturro, obra que está dando la vuelta al mundo. En pocas horas pasó de lograr plasmar una herida en su rostro a producirla en modo noche, lista para la disco, con peinado incluido.

   En la actualidad, participa en la producción de vestuario, escenografía, iluminación y maquillaje de Ópera de la Bahía con la obra Carmen, que aborda la violencia de género y es frecuentemente convocada para caracterizar a los actores y actrices de la Comedia Municipal y de innumerables producciones, tanto independientes como institucionales. Días atrás intervino en la producción de Allegro Lírica.

   “A cada trabajo que va llegando le doy la misma importancia. No puedo establecer una jerarquía, así sea una obra de una gran inversión o una que dure unos pocos minutos. Con cada trabajo crecí, conocí gente, cada trabajo siempre me abrió puertas. Estoy muy agradecida”, dijo.


Iara Casariego, a quién caracterizó para el cortometraje Nick.

   Desde el lado de la peluquería y el estilismo hay más tiempo y años de continuidad con una misma persona y se genera confianza para contar y también escuchar, más que nada escuchar. En el teatro existe una relación más de contención del artista, de ponerse al servicio con todos sus conocimientos para lograr que la persona se sienta tranquila, que todo fluya, que se pueda lucir.


Pelucas y maquillaje para la obra Las Criadas.

   “Como técnicos y técnicas tratamos de apoyar a cada artista en ese momento para que se relaje y que sepa que haremos todo lo posible para que el producto que desarrolle en escena sea de máxima calidad”, mencionó.

   “Empecé a estudiar de grande para sumarlo a lo que me dedique toda la vida y para darle un toque artístico y, desde el primer día, me enamoré de la Escuela de Teatro”, contó.


Una clase de prótesis en la Escuela de Teatro.

  Ese enamoramiento la llevó a capacitarse en el Teatro Colón de Buenos Aires y con otros profesionales además de incursionar en docencia y realizar el tramo de formación docente de Nivel Superior. 

   “Como maquilladora comencé en lo social pero mi campo de acción es escénico teatral y de caracterización y audiovisual. Doy talleres de manera particular y soy docente en la Escuela de Teatro”, dijo.

   “Mi trabajo se relaciona con teatro independiente en general y cooperativas de teatro. He trabajado con personas muy talentosas y queridas. Es un honor participar en esos espacios de trabajo Trabajé en grandes obras locales con compañeros y compañeras artistas que me fueron tomando de la mano”, expresó.


Diseño y realización de maquillaje. Peluca y tocado para AINCRIT.

   Con la intención de estar presente desde el maquillaje, siempre fue en busca de hacerlo posible, más allá de cualquier presupuesto, a veces contra viento y marea. 

   “Que el maquillaje se vea, que atraiga, que se vean las manifestaciones artísticas que podemos transmitir a través de él y de las pelucas, los postizos. De a poco mi trabajo se fue viendo. Había más para mostrar en el escenario y alguien que lo podía hacer y le gustaba hacerlo”, destacó.

   


   En el marco de una muestra de carreras en la UNS.

   “Puse mucho de mí y del otro lado siempre me dieron el espacio, me fueron respondiendo”, reflexionó.

   Claudia tiene 52 años y está casada con Gustavo desde hace casi 35 años. Es mamá de  Sebastián (34), Constanza (28) y María Valentina (21).

   Sus pinceles seguirán pintando ilusiones para que más personas disfruten la fantasía, el amor, el humor, la belleza, el arte.