Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

"Fue un año muy raro", dijo Luciano Deminicis, tras la salvación de Estrella

El equipo del barrio San Martín mantuvo la categoría.

Luciano Deminicis ya respira más tranquilo. Foto: archivo-La Nueva.

   El sumamente parejo torneo de Primera ya se terminó para dos equipos: Leandro N. Alem, al que eliminó Liniers en cuartos y Estrella, que con desventaja de localía (10º-11º) sorprendió a Pacífico y lo barrió 3-0, obligándolo a jugar por la Permanencia ante el perdedor de 9 de Julio (1) y Olimpo (2).

Lo que pasó anoche

   El técnico Luciano Deminicis, quien tuvo como asistente a su hermano Emiliano, analizó lo que dejó esta "salvación" para el equipo del barrio San Martín.

   "Fue un año muy raro, por lo que significó cambiar el calendario y porque nuestros mejores partidos fueron con los rivales que terminaron en los primeros puestos, como Liniers, Napostá y Bahiense de local, y con Pueyrredón de visita. También tuvimos partidos muy flojos con los equipos que iban a pelear con nosotros por entrar a playoffs, como Alem y Estudiantes, entre otros", analizó Lucho.

   Ante estas circunstancias, proyectando lo que podría suceder en estas instancias decisivas de torneo, puertas afuera se generaban dudas respecto de la respuesta del equipo ante rivales que jugaran por el mismo objetivo. De todos modos, el técnico destacó lo que sucedió en la intimidad del plantel.

Damián Carci fue clave en el rendimiento de Estrella.

 

   "A pesar de perder con rivales directos, el grupo se mantuvo unido y el conocerlos a todos por haberlos entrenado en menores a mi me ayudó mucho. Damián Carci fue muy importante en la parte motivacional porque es tremendamente competitivo y es el jugador de más experiencia que tenemos", destacó el DT.

La opinión de Maurico Vago, DT de Liniers

   En esta serie frente a Pacífico, el auriazul mostró por momentos muy buen juego y desarrolló una defensa equilibrada, ante un rival que dependió básicamente de algunas individualidades.

   "Fue muy difícil, pero conseguimos mantener una defensa pareja en los tres partidos, dejándolos a ellos en 72 dos veces y en 70 en una, creo que ahí estuvo la clave. Y en cada partido tuvimos uno o dos protagonistas en ataque: (Julián) Horvath en el primero, (Federico) Lambrecht y (Mauro) Blázquez en el segundo y Carci en este último, de ahí las tres victorias seguidas y el objetivo cumplido de mantener la categoría", resumió, con alivio, el técnico.