Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Doble jubilación de privilegio de Cristina Kirchner: Ocaña presentó un recurso de "queja" ante la Corte

La vicepresidenta cobra por haber sido presidenta y también por ser viuda de un expresidente.

Foto: La Nación

   La diputada de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña presentó un recurso directo ante la Corte Suprema para que revea la decisión administrativa y judicial que concedió a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, una doble jubilación de privilegio, en su condición de expresidenta y viuda de un expresidente.

   Ocaña llegó hasta la Corte con el último recurso posible, una "queja", ante el rechazo a un recurso extraordinario presentado ante la Cámara Federal de la Seguridad Social.

   La Cámara declaró "inadmisible" el planteo de Ocaña, escenario ante el cuál sólo queda por delante el recurso de "queja", cuya admisibilidad es de aceptación restringida por la Corte.

   Para ello, Ocaña invocó razones de "gravedad institucional", hipótesis que –en caso de comprobarse— amerita que la Corte saltee su jurisprudencia tradicional y acepte revisar un caso.

   De lo contrario, el trámite habitual es el rechazo por declaración de "inadmisibilidad", lo que en la jerga judicial se conoce como "la plancha del 280", en alusión al artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial que permite a la Corte desestimar un recurso sin mayor trámite cuando considera que es improcedente.

   A fines del año pasado, la Cámara de la Seguridad Social dejó firme el fallo que concedió los dos beneficios a la vicepresidenta.

   La diputada no fue considerada "parte" del expediente, pese a lo cual argumentó su representación como legisladora en defensa de los "intereses de la sociedad" para llegar en "queja" a la Corte.

   Ocaña argumentó que ella se arroga la representación de la sociedad porque "la ANSES dejó de defender las arcas del Estado" y consintió la doble jubilación de privilegio como resultado de una "maniobra orquestada" entre la expresidenta y la actual conducción del organismo previsional.

   La Corte Suprema no tiene plazos prefijados para pronunciarse. (NA)