Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

UNS: mayoría de ingenieras en los premios al Mérito Académico de Agronomía

Se distingue a quienes lograron los mejores promedios. Las razones de un fenómeno que se extiende.

Mariano Recovsky, Camila Belelli, Laura Vallejos, Jone Irazusta y Jorgelina Barcelona (der.). / Fotos: Prensa UNS
imagen
layout="fixed-height">

Audionota: Gino Mondino

   “Este dato es inédito en la carrera. Nunca se había producido desde que empezamos a entregar la distinción, allá por 2012”, dijo Miguel Adúriz, decano del Departamento de Agronomía de la Universidad Nacional del Sur (UNS).

   Sucedió en la ceremonia de entrega del premio anual al Mérito Académico de los cinco graduados con mayor promedio de la carrera. Fue en Ingeniería Agronómica, para el período comprendido entre 6 de agosto de 2021 al 5 de agosto del corriente año.

   El hecho al que alude el Ing. Adúriz es que, de las cinco premiaciones, cuatro corresponden a mujeres. En nombres y apellidos se trata de Camila Belelli, Laura Vallejos, Jone Irazusta, Jorgelina Barcelona y Mariano Recovsky.

El Ing. Adúriz, en la distinción a Laura Vallejos. Observa, Mariano D’Amore.

   “Siempre fue repartido, pero nunca sucedió que el 80 % corresponda a ingenieras”, admite.

   Pero, además, hubo otro hecho excepcional.

   “El promedio histórico de la carrera es de 6,70, pero los graduados de este año se presentaron desde 8,20 hasta 8,90. Y en eso quiero destacar el trabajo que hicieron las chicas, sobre todo durante la pandemia”, agrega el Ing. Adúriz.

Mariano Recovsky, junto a Carlos Borniego y Pablo Izcovich, del CIAFBA.

   “¿A qué atribuyo la mayor presencia de mujeres? Hoy, el trabajo del ingeniero agrónomo no es tan físico, sino más intelectual, de liderazgo y requiere capacidad para manejar gente”, dice.

   “Además, las chicas también trabajan en varios eslabones de la cadena, desde el asesoramiento y venta de agroquímicos como en el monitoreo de siembra, cosecha y administración del campo junto a los productores”, añade.

   “Muchas ingenieras tienen actividades, incluso, en la faz académica, ya sea en lo público como el INTA o el Conicet, y en lo privado”, describe.

Camilla Belelli, junto a la secretaria académica Cecilia Pellegrini.

   El Ing. Adúriz, en diálogo con La Nueva., también admite que la cantidad de alumnas en la carrera de Agronomía se ha ido incrementando en los últimos tiempos.

   “Cuando yo comencé, en 1973, éramos cerca de 300 ingresantes; una barbaridad para entonces. Y el 80 % de la matrícula correspondía a varones”, recuerda.

   “Pero con el correr de los años, sustancialmente a partir de los 90, se empezaron a anotar más chicas. El dato es que en la inscripción de este año hemos superado largamente el 40 % y estamos cerca del 50 %”, calcula.

Jorgelina Barcelona recibe el premio del vicepresidente de la AGA, Mariano D'Amore.

   El Ing. Adúriz señala, incluso, que quienes fueron distinguidos ya se encuentran en plena actividad.

   “Están trabajando en instituciones como Corfo, y en siembra y cosecha de zapallos hasta empresas de asesoramiento de campos agrícolas y ganaderos”, indica.

   “En este cambio sucede, también, que la mujer de hoy es mucho más desenvuelta que antes. Y en la carrera de Agronomía lo apreciamos con claridad”, concluye.

El reconocimiento por el esfuerzo

   El acto de entrega del premio anual al Mérito Académico fue en el predio del departamento de Agronomía de la Universidad Nacional del Sur, en Altos del Palihue, en nuestra ciudad.

   De la ceremonia participaron Miguel Adúriz, decano del Departamento de Agronomía y la secretaria académica Cecilia Pellegrini, así como Rodrigo Bravo, profesor de Nutrición Animal y secretario de Establecimientos Rurales, del mismo Departamento de la UNS.

   Estuvo, asimismo, el vicepresidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca (AGA), Mariano D’Amore, entidad que toma parte de la ceremonia desde 2012.

   “Es muy importante reconocer el esfuerzo de quienes se destacaron y que, además, se constituyen en un ejemplo para quienes siguen estudiando”, indicó D’Amore.

   “Nos gratifica, como Asociación, participar de la entrega de distinciones en una carrera que, a nivel regional y sectorial, implica una gran relevancia”, agregó.

   También participaron del acto —por primera vez— Carlos Borniego, presidente de la Región Sur del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de Buenos Aires (región sur) y Pablo Izcovich, gerente operativo del CIAFBA.