Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Caso Almada: declararon la madre y un acusado y hoy siguen con testigos

En la segunda jornada por falencias en la instrucción atestiguará personal de la Gendarmería que realizó la pericia que concluyó que al joven lo asesinaron.

   El juicio por la causa paralela del caso Ángel Almada, que investiga presuntas irregularidades en los primeros pasos de la causa por la muerte del joven, continuará hoy con la declaración de peritos, entre otros testigos.

   La jueza en lo Correccional Susana González La Riva (foto) escuchará al personal de la Gendarmería que realizó la pericia de reconstrucción del hecho que determinó que el chico whitense no cayó desde el puente peatonal de Guillermo Torres sino que lo arrojaron.

   Los especialistas habían señalado en el informe que antes de caer Ángel ya estaba inconsciente por los golpes recibidos.

   Ayer, en la primera jornada del debate que se les sigue a los policías Andrés Emir Mansilla, Gustavo Federico Rafael Cevallos, Marcelo Fabián de la Rosa, Claudia Elizabeth Olivera y Lidia María Magalí Ayala y el exdelegado municipal de Ingeniero White, Marcelo Acosta, declaró Silvia, la mamà de Ángel.

   Contó cómo transcurrieron las primeras horas desde que una amiga de su hijo la llamó para saber si había llegado a su casa tras retirarse de una fiesta, durante la madrugada, hasta que se enteró que su hijo estaba herido en el hospital y los hechos posteriores.

   Luego se escuchó a Cevallos, uno de los efectivos imputados, quien comprometió al entonces jefe de la seccional Tercera.

   Hizo algunas aclaraciones sobre su función en la comisaría portuaria y aseguró que la autoridad la tenía Mansilla, quien era quien también decidía lo que se hacía en cada tarea y quién debería llevarla a cabo.

   Otros testimonios que se escucharon fueron los de familliares y allegados a la víctima, una psicóloga y un psiquiatra.

   Los 5 policías están acusados de incumplimiento de los deberes de funcionario público y el exdelegado Acosta, de usurpación de autoridad, títulos y honores.

   Según el fiscal actuante, Marcelo Romero Jardín, son muy graves las falencias que detectaron para tratar de cerrar el caso como un suicidio.

   "Nunca había visto algo igual", aseguró.